Tags: Latam |

Reunión del BCE: "Cuanto sea necesario", pero a su tiempo...


Recientemente, el presidente del BCE Mario Draghi hizo algunos comentarios de corte muy radical indicando que el BCE hará "cuanto sea necesario" en el marco de su mandato para salvar al euro y "créanme, será suficiente". Estos comentarios contaron con pleno respaldo del Consejo de Gobierno del BCE, además del apoyo de varios líderes europeos y del Secretario del Tesoro de EE. UU. Geithner. Los mercados se entusiasmaron en los días previos a la última reunión y conferencia de prensa del BCE de la semana pasada, antes de las vacaciones de verano.

La reacción inicial tras la reunión fue negativa, ya que la ausencia de una promesa de acción inmediata y la falta de detalles sobre la magnitud y los mecanismos previstos en los planes provocó decepción entre los participantes del mercado. Aun así, creemos que sus comentarios siguen siendo coherentes y es importante destacar algunas de las partes más positivas del mensaje de Draghi. Reiteró su fuerte mensaje de que el BCE hará todo lo que esté a su alcance —lo que incluye intervenciones en los mercados de bonos soberanos— para reparar el mecanismo de transmisión de la política monetaria. Esto puede incluir "operaciones directas de mercado abierto de un tamaño adecuado para alcanzar su objetivo"; mientras no se especifique la magnitud de la compra de bonos, queda la puerta abierta para que el BCE despliegue todos los recursos de que disponga. A todas luces, Draghi (como todos los demás) no está conforme con los rendimientos en algunos mercados de bonos de países periféricos que no han reaccionado satisfactoriamente ante las medidas adoptadas para mejorar las cuentas fiscales de cada país. Asimismo, dejó en claro que el BCE no puede actuar hasta recibir un pedido de uno o más Estados miembros (España y/o Italia). El estigma asociado con un pedido de ayuda, además de la intervención de la Troika a través de la supervisión de las cuentas fiscales, ha hecho que hasta el momento no se materialicen tales pedidos. Es de esperar que este paso sea más aceptable para los gobiernos nacionales al saber que cuentan con el respaldo del arsenal del BCE.

Creemos que a pesar de la diversidad de reacciones, Draghi está sentando las bases para la adopción de medidas decisivas, y esperamos ver más intervenciones en el mercado de bonos (muy probablemente compras de bonos a corto plazo) y apoyo de todas las áreas utilizando lo que está actualmente disponible mientras se preparan para dar más apoyo. De hecho, los spreads de los bonos de países periféricos han venido reduciéndose desde entonces, y los mercados de renta variable han recuperado la mayor parte de sus pérdidas del jueves por la tarde.

Esto está tomando demasiado tiempo, pero como es claro desde hace tiempo, reducir el enorme endeudamiento mundial es un proceso largo. Algunas de las medidas adoptadas para cumplir ese objetivo están penalizando el crecimiento aún más que en otras circunstancias, lo que explica la sensación de frustración. Mientras tanto, en el mundo real, los resultados del 2T han sido buenos en general y hay cantidad de acciones europeas en el mercado con precios atractivos y buenas rentabilidades.

Lo más leído