Auris Gestion, la gestora que ha roto la sequía de registros internacionales


La gestora francesa Auris Gestion ha roto la sequía de registros de nuevas IICs extranjeras en España. Esta compañía pertenece a esa categoría de gestoras que son boutiques, fundadas con un espíritu emprendedor, totalmente independientes y con una gama de producto concentrada – en este caso, en tres productos-, un retrato robot que cada vez está atrayendo más la atención de selectores de fondos e inversores. Esta firma de origen francés fue fundada en 2004 por cinco profesionales procedentes del mundo de la banca privada: Marc de Saint Denis, Nicolas Walther, Christophe Letellier, Philippe Krier y Pierre-Henri d’Hotelans. A ellos se unieron posteriormente Bernard Lafenechere, Philippe de Tristan, Pierre-Edouard de la Tour, Catherine George y Michel Garon.

Actualmente, la firma cuenta con 35 personas en nómina, de las cuales nueve profesionales se ocupan del equipo de gestión de activos (también presta servicios de gestión patrimonial). Según datos proporcionados por la firma, el patrimonio en activos bajo gestión ascendía a 441 millones de euros a 31 de diciembre de 2015. Sumándole los 787 millones de euros de la parte de gestión patrimonial, el patrimonio total de la firma asciende a 1.228 millones de euros en activos bajo gestión, de los cuales 639 millones están invertidos exclusivamente en renta variable.

La firma tomó en 2015 la decisión de expandir su negocio internacionalmente. Para hacerlo, el año pasado se crearon dos subsidiarias de la firma, una en Suiza y otra en Mauricio, así como una sucursal en Barcelona, Auris Gestión.  

Apuesta por la renta variable europea

La carta de presentación de Auris Gestion en España es un fondo mixto, el Auris Selection Defensive pero, sobre todo, el primer producto que lanzó en su historia, en 2008. El producto, actualmente en soft close, responde por el nombre de Evolution Europe, invierte en renta variable europea y cuenta con un patrimonio de unos 300 millones de euros. Tiene como objetivo batir al Stoxx 600 en un periodo de cinco años y con un nivel controlado de volatilidad. Para conseguirlo sus gestores, Pierre Fournier y David Autin se concentran en la generación de alfa a través de una certera selección de acciones en el conjunto de la renta variable paneuropea, sin limitaciones por capitalización, aunque teniendo en cuenta la liquidez de los títulos. El fondo está calificado con cinco estrellas Morningstar.

El stock picking parte de un universo compuesto por 10.000 acciones y atraviesa varios filtros en los que se excluyen aquellos nombres que no cumplan con los requisitos de liquidez y/o que pertenezcan al sector bancario o al asegurador. Tampoco pasan el filtro aquellos que no cumplan con una serie de requisitos cuantitativos y cualitativos: análisis del entorno competitivo, fortaleza del modelo de negocio, experiencia del equipo directivo, visibilidad del crecimiento, resiliencia respecto al ciclo económico, un balance en buen estado y distribución internacional adecuada de los márgenes y ventas.

Esta criba da como resultado un universo de 250 valores elegibles para la cartera, que finalmente se concentra en las 65 ideas de mayor convicción. Su selección tiene muy en cuenta el potencial de crecimiento de la empresa y si sus acciones cotizan con un descuento significativo (de entre el 20% y el 40%) y presentan un catalizador claro de crecimiento futuro. Para determinar si los precios son adecuados se tienen en cuenta varios métodos de valoración con los que se determina el retorno total al accionista; se somete a la acción a una serie de escenarios para obtener la peor y la mejor valoración posible, se evalúa la compañía sin integrar el crecimiento del capex y se estudia el descuento de los flujos de caja. Para refutar, modificar o incorporar nuevas ideas a sus tesis de inversión, el equipo gestor se reúne todos los años con unas 350 compañías.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído