Retrato robot a las carteras de Bankinter: Renta variable europea, americana en dólares y sin emergentes


En un comienzo de año con un contexto notablemente adverso y volátil generado por la problemática emergente, ¿cómo se han comportado las carteras de Bankinter? Su evolución, según la entidad, ha sido muy positiva ya que, con una caída generalizada en los principales índices bursátiles, han cumplido su objetivo de preservación de capital e incluso, han conseguido cerrar el periodo con rentabilidades positivas. Pero, ¿cómo están posicionadas?

En cuanto a la renta variable, se decantan por Europa (principalmente España), apuestan por fondos de EE. UU. denominados en dólares y reiteran su recomendación de no tomar posiciones a emergentes. Por la parte de España, aunque su fondo Bankinter Bolsa España haya sido uno de los más penalizados en este periodo, siguen confiando en la recuperación de la economía y consideran que la exposición que tienen las compañías españolas a emergentes, ya está reflejado en precio.

Se mantienen positivos en la recuperación económica estadounidense, porque la principal incertidumbre que suponía llegar a un acuerdo para elevar el techo de la deuda ha sido retrasado hasta 2015 y el mensaje continuista de Yellen con respecto al tapering debería ir ejerciendo una mayor presión apreciatoria sobre el dólar. De ahí el posicionarse en EE. UU. a través de fondos denominados en esta divisa.

Fondos sectoriales

Una novedad introducida desde el punto de vista sectorial es la exposición que han tomado al sector de biotecnología con el fondo UBS (Lux) Equity Fund - Biotech. La firma apunta que “la reactivación del flujo de fondos como consecuencia del cambio de ciclo (de contractivo a expansivo) está permitiendo la captación más fácil de capital para las compañías biotecnológicas, particularmente en EE. UU.” Además, consideran que “la mayor facilidad para conseguir capital con el que financiar la investigación también incentivará a las farmacéuticas grandes y consolidadas presentar más ofertas de adquisición sobre las pequeñas compañías biotecnológicas, que son las que les permiten ir construyendo un pipeline de medicamentos nuevos con el transcurso del tiempo”.

En otro sector donde sus previsiones son positivas es en el tecnológico y de ahí que hayan incrementado la ponderación en el Bankinter EE. UU. Nasdaq 100. Asimismo, han optado por salir del Threadneedle - American Smaller Companies Fund (concentrado principalmente en compañías pequeñas norteamericanas), por empezar a mostrar el índice Russel 2000 unos múltiplos de valoración algo elevados.

Conocida su visión acerca de Europa, EE. UU. y emergentes, quedaría Japón. “La sensación de frustración con respecto a unas reformas estructurales que no terminan de materializarse podría frenar el avance Nikkei durante algún tiempo”, opinan. No obstante y de manera táctica, han decidido mantener el Bankinter Índice Japón un mes más. Justifican este movimiento en que consideran que lo ha hecho especialmente debido a la apreciación del yen, en su papel de activo refugio que ha provocado la crisis emergente. Sin embargo, señalan que “una vez que este golpe ha sido encajado, la divisa nipona ha vuelto a depreciarse”, lo que les hace pensar que el fondo podría sobreponerse y compensar las perdidas acumuladas.

Periféricos, high yield y deuda corporativa

Sus carteras siguen focalizadas en deuda pública periférica, principalmente española. Eso sí, han optado por reducir el riesgo de duración bien sobreponderando el Bankinter Renta Fija Corto Plazo o bien sustituyendo el Bankinter Renta Fija Largo Plazo por el anterior.

Con respecto al high yield o la deuda corporativa, piensan de la primera que ofrece oportunidades puntuales derivadas de su aceptable rentabilidad y reducidas tasas de impago, mientras que de la segunda, consideran que podría darse un incremento en el volumen de emisiones como consecuencia de la recuperación del ciclo económico en la eurozona, que combinado con unos reducidos tipos de interés, hace que vean oportunidades en este tipo de activo y área geográfica.

Fondos en cartera

Bankinter pone a disposición de sus clientes dos tipos de carteras, en función de si es un inversor doméstico (zona euro) o global, y en cada una de ellas, establece cinco perfiles de riesgo diferentes que van desde agresivo (con un porcentaje en renta variable entorno al 85%) hasta el defensivo (cercano al 20%).

Actualmente entre las diferentes carteras se pueden encontrar, al menos en uno de sus perfiles, los siguientes fondos. Por la parte de renta fija, los productos en cartera son el Bankinter Ahorro Activos Euro, Bankinter Renta Fija Corto Plazo y Largo Plazo, Invesco Euro Corporate Bond, JPM US Dollar Liquidity, Fidelity Funds - European High Yield y Goldman Sachs Global High Yield (con la duración cubierta).

Su proposición para los convertibles es el Parvest Convertible Bond Europe y ya en renta variable, opta en Europa por el BGF Euro-Markets, Invesco Pan European Equity, Bankinter Índice Europeo 50, Fidelity Funds - European Smaller Companies, Bankinter Bolsa España y el DWS Aktien Strategie Deutschland; en Norteamérica el JPMorgan Funds America Equity Fund , Bankinter EE. UU. Nasdaq 100, Bankinter Índice América; por la parte sectorial, el UBS (Lux) Equity Fund - Biotech, el JPM - Global Healthcare; y en el mercado global el Robeco Global Consumer Trends Equities.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído