Retorno total en créditos: ¿Una solución de mayor rendimiento para tiempos volátiles?


Tribuna de Mark Munro, gestor de carteras de Standard Life Investments. Comentario patrocinado por SLI.

Los riesgos geopolíticos globales siguen afectando a los mercados financieros y el crecimiento económico sigue siendo débil. Los bancos centrales han respondido con intervenciones en los mercados, las cuales han mantenido bajas las TIR de los bonos del estado, incluso negativas en ciertos casos. La volatilidad también ha aumentado en los mercados de renta fija, siendo necesarias opciones de inversión más complejas para aquellas que anteriormente se consideraban sencillas. En este contexto, puede ser difícil para un inversor decidir cómo enfocar la inversión en renta fija privada para generar rentabilidad mientras se sortean los obstáculos de la volatilidad y los eventos negativos de riesgo.

Anticipando tales retos, en Standard Life Investments comenzamos a desarrollar una solución de crédito innovadora en mayo de 2013, y en septiembre de 2014 lanzamos la estrategia total return credit (retorno total en créditos, o TRC, por sus siglas en inglés). La estrategia TRC trata de obtener rentabilidades anualizadas de entre un 6% y un 8% a lo largo del ciclo (entre 3 y 5 años) invirtiendo  en un amplio universo de renta fija que incluye renta fija privada de grado de inversión, crédito high yield, deuda de mercados emergentes, titulizaciones y otros sectores de la renta fija global. Este gran abanico de oportunidades nos ofrece mayores posibilidades de encontrar ideas de inversión atractivas y alcanzar rentabilidades más altas.

Las posiciones en el TRC las seleccionamos de entre aquellas ideas de mayor convicción formuladas por nuestro experto equipo de crédito global, formado por más de 50 profesionales especializados en crédito y deuda de mercados emergentes. El equipo aplica un proceso fundamental de análisis de crédito para seleccionar las 75-100 mejores ideas, eligiendo bonos individuales que están diversificados por calificación crediticia, país e industria. Este enfoque activo difiere de las estrategias que sencillamente seleccionan cestas de emisores o de ETF de diferentes segmentos de crédito.

Diseñamos este producto innovador como respuesta a la mayor volatilidad en los mercados de crédito. Una de las características diferenciadoras de TRC es que también emplea una serie de estrategias macroeconómicas para tratar de reducir la volatilidad de la cartera de crédito y dotarle de protección contra tendencias bajistas. Se espera que estas posiciones macroeconómicas adicionales (overlay), que tienen una correlación baja con el crédito, no sólo arrojen rendimientos positivos cuando los mercados de crédito caigan, sino también que no perjudiquen a la rentabilidad cuando los mercados de crédito den buenos resultados. Esperamos que, como resultado de este proceso, TRC experimente una volatilidad considerablemente menor comparado con los mercados de crédito en general.

Hasta el momento esta estrategia ha funcionado bien, tal y como demuestra la moderada volatilidad del TRC desde su lanzamiento (el 24 de septiembre de 2014) de un 4,0%* frente a la volatilidad del mercado de high yield global de un 6,5%**. Además, cuando los mercados de crédito sufrieron debido a la brusca caída del precio del petróleo en diciembre de 2014, las posiciones de crédito cayeron un 1,04%. Sin embargo, nuestras posiciones macroeconómicas adicionales contribuyeron aportando una protección de un 0,74% a la rentabilidad total del TRC, arrojando una pérdida final de tan sólo un 0,3%. Por otra parte, cuando las posiciones en crédito generaron un 1,5% en el entorno más positivo de febrero de 2015, las posiciones macroeconómicas adicionales aportaron una contribución positiva a la rentabilidad total del TRC de un 1,6%*. Desde una perspectiva a largo plazo, desde su lanzamiento en septiembre de 2014 hasta finales de junio de 2016, TRC ha generado una rentabilidad anualizada del 4,8%* comparada con el índice de high yield global, que solamente obtuvo una rentabilidad del 2,0%**.

Creemos que en el difícil entorno actual, el crédito podría ser la mejor clase de activo para generar ingresos consistentemente. Aunque los diferenciales de crédito se han estrechado recientemente, todavía son considerablemente más amplios que los mínimos históricos. Consideramos que el telón de fondo de un crecimiento global bajo pero positivo y los bancos centrales acomodaticios pueden apoyar una mayor contracción de los diferenciales de crédito, generando rentabilidad. La estrategia de TRC ofrece a los inversores la posibilidad de beneficiarse de esta oportunidad de inversión ganando exposición a una cartera de crédito diversificada y construida de abajo hacia arriba (bottom up), seleccionada mediante nuestro proceso de selección de créditos. Nuestras posiciones macroeconómicas adicionales tienen el beneficio añadido de limitar el riesgo de caídas durante periodos de volatilidad de mercado y proporciona una manera conservadora de incluir renta fija privada de mayor rentabilidad en una cartera de inversiones.

* Total Return Credit Fund, antes de comisiones. Todas las cifras anualizadas están denominadas en libras esterlinas.

** El mercado de alto rendimiento global usa como índice el Barclays Global High Yield Corporate Index.

Si tiene cualquier duda o necesita más información, por favor contacte con Mauro Lorán, responsable de ventas para el sur de Europa.Mauro_Loran@standardlife.com

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído