Retorno absoluto, un año después


Ha pasado más de un año desde que empezó la crisis crediticia y la mayoría de la gente es ahora consciente del impacto que está teniendo en las inversiones. Muchos mercados se han visto afectados y por consiguiente, en muchos casos los retornos han sido pobres, incluso negativos. Los mercados probablemente seguirán afrontando condiciones difíciles en el corto-medio plazo, pero es complicado predecir cuál será el desenlace de la situación económica.

Incluso antes de la confusión actual de mercado, los fondos de retorno absoluto se desarrollaron para ofrecer resultados positivos ante condiciones difíciles de mercado con el objetivo de superar su índice de referencia. Esto contrasta con los fondos tradicionales cuyo comportamiento se ha medido en base a un retorno relativo, es decir, comparado con un punto de referencia, de modo que mientras el fondo puede hacerlo mejor que su punto de referencia el retorno total todavía podría ser decepcionante en un mercado débil.

Hay muchos modos de conseguir retornos absolutos y el término cubre una amplia gama de opciones. Lo que todos estos fondos tienen en común es el objetivo de conseguir retornos positivos a medio plazo, independientemente de las condiciones de mercado. Mientras que muchos fondos de retorno absoluto sufrieron pérdidas por las circunstancias extraordinarias de la crisis subprime estadounidense que comenzó en julio pasado, esta clase de activos todavía ofrece una interesante opción de inversión.

Muchos fondos de retorno absoluto están muy diversificados por lo que representan un buen vehículo para acceder a una amplia gama de técnicas de inversión. Además, estos fondos suelen estar poco correlacionados con otros tipos de activos y por lo tanto pueden ser una buena manera de diversificar carteras.

Dentro de los fondos de retorno absoluto, ha habido mucha variación en cuanto a rentabilidades entre los diferentos fondos del mercado. Esto no sorprende considerando las diferencias significativas en el estilo de inversión en esta clase de activo. El enfoque que tenemos en Threadneedle, es comenzar con una cartera que invierte en activos del mercado monetario con muy bajo riesgo y a la vez construir otra parte de la cartera invirtiendo en instrumentos derivados con el objetivo de conseguir un retorno cuperior al efectivo a medio plazo. En el caso del Threadneedle Target Return Bond Fund, los derivados y los activos subyacentes son títulos de renta fija e instrumentos del mercado monetario. Una ventaja de la utilización de derivados es que se puede comprar un derivado para obtener un retorno positivo cuando el precio del activo subyacente pierde valor. Esto se conoce como posición corta.

Naturalmente, también es posible usar estrategias derivadas para generar retornos de una manera más tradicional. Combinando derivados diseñados para ganar dinero tanto cuando los mercados caen como cuando suben, es posible generar un retorno absoluto sean cuales sean las condiciones del mercado. Mientras que no hay por lo general ninguna garantía de rendimiento en estos fondos, sobre todo a corto plazo, y no es raro que el rendimiento sea negativo en periodos cortos de tiempo, la idea es producir retornos positivos superiores al efectivo de medio a largo plazo. Recientemente, una razón común del menor rendimiento a corto plazo de estos fondos ha sido que los gestores han intentado conseguir demasiada rentabilidad de la parte invertida en mercado monetario. Los fondos de retorno absoluto de Threadneedle se han comportado bastante bien manteniendo la cartera del mercado monetario muy defensiva, sacrificando rendimiento por seguridad. También se puede obtener rendimiento negativo por movimientos del mercado en contra de las posiciones que se tienen en la parte de derivados del fondo. Una manera de asegurar que las estrategias del fondo se pueden modificar rapidamente es invertir en instrumentos líquidos (es decir, que tengan compradores disponibles en cualquier momento) para que las posiciones se puedan cambiar rapidamente en caso de que sea necesario. Además, un buen proceso de control de riesgo es vital para tener éxito en cualquier inversión de retorno absoluto.

Threadneedle lanzó el fondo Threadneedle Target Return Fund hace casi tres años. El fondo ha mantenido una rentabilidad muy sólida durante este último año. Ha demostrado ser constante a pesar de la volatilidad en los mercados financieros. Un excelente ejemplo de cómo el fondo puede beneficiarse tanto de los mercados bajistas como de los alcistas ha sido la posición corta que hemos mantenido en bonos high yield, que han sufrido en estas caóticas condiciones de mercado. Apostando en esta posición corta, pensamos que los bonos de high yield iban a bajar de valor y usamos un derivado para aprovecharnos de esta previsión. Como los mercados siguen estando muy inestables, hemos estado analizando la posibilidad de emplear más posiciones cortas para evitar la volatilidad que es probable que continúe en los próximos meses.

Hay varias razones que explican los buenos resultados del fondo. El objetivo ha sido no invertir en instrumentos con poca transparencia o liquidez. Esta estrategia nos ha ayudado a evitar títulos con componentes de deuda sub prime. Un segundo factor que explica este buen rendimiento ha sido la diversificación de estrategias que invierten en todo tipo de instrumentos y mercados para obtener los máximos beneficios. Y en tercer lugar, el fondo se ha beneficiado de la experiencia del equipo de gestión cuyas habilidades complementarias les permiten reaccionar rápidamente a los cambios en las condiciones de los mercados.

Es probable que los factores que influencian los mercados (el aumento de la inflación, la poca liquidez y el débil crecimiento económico) sigan afectando las inversiones en los próximos meses. Incluso los bonos del gobierno, que han sido una de las clases de activos más fuertes, han sufrido reveses debido al temor de inflación. En un fondo de retorno absoluto podemos reaccionar ante esto usando bonos ligados a la inflación o evitando las divisas de países que dependen de alguna manera de materias primas importadas. Sin embargo, viendo que las economías se ralentizan rápidamente, creemos que la inflación va a disminuir en algún momento, cuando el fuerte aumento de los precios del petróleo, alimentos y otras materias primas empiecen a reducir la demanda. Sin embargo, la presión de la inflación ya ha demostrado ser más constante de lo que se pensaba, así que es difícil en este punto determinar cuándo va a tener lugar una ralentización de los precios importante. Parece probable que los pronósticos para el crecimiento económico en las economías más importantes van a ser revisados a la baja tanto para todo 2008 como para 2009, ya que los factores mencionados anteriormente están dificultando seriamente la actividad económica.

Mientras tanto el fondo Threadneedle Target Return Fund sigue manteniendo un rendimiento sólido es estos momentos difíciles en los mercados, demostrando que las estrategias de retorno absoluto de Threadneedle están ofreciendo los resultados que estos fondos tienen como objetivo, rendimientos positivos independientemente de las condiciones de los mercados.

Empresas

Lo más leído