Respuestas de Amundi al cambio climático: movilizar a las partes interesadas para innovar


TRIBUNA de Jorge Díaz, Responsable de Ventas Institucionales de Amundi Iberia. Comentario patrocinado por Amundi.

En el segundo de los tres artículos centrados en los riesgos y las oportunidades de inversión que presenta el cambio climático (puede leer el primero aquí), nos fijamos en qué medidas está tomando Amundi para acompañar a los inversores en su lucha contra el cambio climático:

Fundación de la Coalición para la Descarbonización de las Carteras: En 2014, Amundi participó en la fundación de la Coalición para la Descarbonización de las Carteras (PDC, por sus siglas en inglés), una coalición que ahora integran 27 grandes inversores que representan un patrimonio conjunto de 3,2 billones de dólares y que se han comprometido a invertir más de 600.000 millones de dólares de sus carteras en la economía baja en carbono1. La PDC fue una de las principales representantes de la comunidad empresarial y financiera durante el Acuerdo de París de 2015 (COP21). 


Fomento de la innovación financiera en diferentes clases de activos: Hemos identificado dos motivaciones principales para invertir en cambio climático: 1) gestionar y mitigar la exposición a los riesgos relacionados con el cambio climático y 2) financiar la transición energética con un impacto real en la economía. Amundi ha innovado en las tres principales clases de activo para dar respuesta a estas necesidades y apoyar a los inversores en su lucha contra el cambio climático. ¿Nuestro reto? Ofrecer soluciones escalables en las principales clases de activo para contribuir a que la financiación de iniciativas sostenibles se convierta en algo generalizado.

a. Renta variable:

Estrategias bajas en carbono (low-carbon) – Amundi, en colaboración con el Fondo de Pensiones Sueco AP4, el Fonds de Réserve pour les Retraites (FRR) y MSCI, ha desarrollado una serie de índices low-carbon que han venido acompañados del lanzamiento de soluciones de inversión indexadas y fondos cotizados (ETF). El desarrollo de una metodología transparente responde al deseo de gestionar y mitigar la exposición de los inversores a los riesgos ligados al carbono. En la actualidad, ofrecemos una amplia gama de soluciones de inversión que abarcan desde la descarbonización de las carteras existentes hasta la réplica de índices bajos en carbono, ya se trate de índices estándar o totalmente personalizados. 


Estrategia de inversión socialmente responsable (ISR) enfocada en tecnologías verdes – Además de estas innovadoras soluciones, Amundi pone a disposición de sus clientes una estrategia de ISR centrada en cuestiones medioambientales clave. Esta estrategia invierte en acciones de empresas europeas que generan al menos un 20% de sus ingresos a partir del desarrollo de tecnologías verdes. Además, excluye empresas productoras de combustibles fósiles y energía nuclear y se ve respaldada por el análisis ASG (criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo) desarrollado internamente por Amundi. 


b. Renta fija:

Los bonos verdes han experimentado un crecimiento considerable en los últimos años2 y confiamos en su capacidad para canalizar flujos de capital privado hacia proyectos que impulsen la transición energética y que beneficien a la economía real. Por este motivo, hemos diseñado tres estrategias en bonos verdes, centradas en financiar la transición energética.

  1. La primera se propone específicamente financiar la transición energética mediante bonos verdes e invierte en los principales actores de la transición energética y en los líderes clave del sector. 

  2. La segunda permite que los inversores midan el impacto positivo de sus inversiones en el medio ambiente en toneladas de CO2 evitado por cada millón invertido. 

  3. Por último, Amundi ha sido seleccionada por la International Finance Corporation (IFC) para lanzar una estrategia de bonos verdes enfocada exclusivamente en los mercados emergentes.

c. Activos reales y alternativos:

Amundi se ha asociado con Electricité de France (EDF) para lanzar la empresa conjunta Amundi Transition Energétique (ATE), cuyo objetivo es financiar activos físicos sostenibles. Esta innovadora empresa conjunta combina la experiencia de una proveedora mundial de electricidad de la talla de EDF3, que además es la productora de energía renovable más grande de Europa4, con la experiencia de Amundi, la gestora de activos más grande de Europa5, con el objetivo de dar acceso a nuestros clientes a las mejores iniciativas privadas que ofrezcan beneficios tangibles para la sociedad.

En el tercero y último artículo de esta serie, analizaremos cómo el compromiso y la política de votos pueden representar una palanca efectiva para las estrategias ASG.

1. Fuente: Sitio web de la Coalición para la Descarbonización de las Carteras (http://unepfi.org/pdc/), 22 de noviembre de 2017.

2. El mercado de los bonos verdes ha pasado de unos pocos títulos en 2013 a más de 200.000 millones de dólares en 2017; Climate Bonds Initiative, «Bonds and Climate Change – The State of the Market 2017» (Bonos y cambio climático, situación del mercado 2017), septiembre de 2017.

3. y 4. Fuente: Sitio web de Électricité de France (EDF), 20 de noviembre de 2017.


5. Datos de Amundi a 30 de septiembre de 2017. Fuente: «Top 400 asset managers» (Las 400 gestoras de activos más grandes) de IPE, publicado en junio de 2017 y elaborado con datos de patrimonio (AUM) a diciembre de 2016.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído