Reposicionamiento post Brexit: las alternativas de Gesconsult en renta variable y renta fija


La situación política en Europa ha mantenido en vilo a los mercados durante los últimos meses. Son varios los factores que han propiciado esta tensión, entre ellos el Brexit o las elecciones en España. Ante esta incertidumbre, que se mantiene hoy día a falta de ver cómo se desarrollan los acontecimientos respecto a la gestión de la salida de Reino Unido de la Unión Europea o la formación de un nuevo gobierno en España, Gesconsult prevé que el PIB de la UE pueda verse afectado entre un 0,2% y un 0,3%.

Mientras tanto, en Estados Unidos parece pesar más el impacto global del Brexit que los favorables datos macroeconómicos del país norteamericano, que respaldan una subida de tipos que Janet Yellen no parece decidida a implementar por el momento. Este retraso en la subida de tipos podría favorecer una mayor apreciación del dólar, percibido como refugio en la actualidad, según Alfonso de Gregorio, director de Gestión de Gesconsult.

Ante el resultado del Brexit, que previsiblemente supondrá un retraso en la decisión de subir tipos de la Fed y supone un fortalecimiento del dólar frente a la libra, Gesconsult ha seguido una estrategia en renta variable basada en el aumento del peso en empresas exportadoras con ventas en dólares, así como en el sector de consumo europeo con exposición a EE.UU., donde destacan nombres como Essilor, Amplifon, Publicis, TFI o Mediaset. Destacan en este sentido empresas con una demanda inelástica y de sectores con importantes barreras de entrada. En el sector industrial, la estrategia de selección ha ido dirigida a empresas que presentan una alta correlación con la evolución del PIB, es decir, compañías que se consideran cíclicas y que han realizado inversiones en los pasados años y ahora comienzan a recoger sus frutos, como Europac, Ence, Altri, Miquel y Costas o Covestro.

Por el contrario, el sector financiero, con más exposición a Reino Unido y con los márgenes muy presionados debido a los bajos tipos de interés, es objeto de posiciones más cautelosas, así como el sector del automóvil y el de las materias primas, donde el petróleo parece haber encontrado una fuerte resistencia en el nivel de los 50 dólares por barril.

Respecto a la renta fija, la gestora señala que su estrategia a seguir ha estado orientada hacia la posición en bonos flotantes denominados en dólares, cuyo valor se espera que suba a medida que los tipos suban y el dólar se vaya apreciando. En bonos corporativos europeos, la boutique mantiene posiciones en empresas conocidas y estables, pero evitando bonos de duraciones muy altas.

No obstante, señala David Ardura, subdirector de Gestión de Gesconsult, el artificialmente bajo nivel de rentabilidad de la renta fija, causado por la distorsión del programa de compra de deuda del BCE, hace que la renta variable resulte más atractiva, ya que, dado el nivel de volatilidad de las acciones, ofrece una mayor rentabilidad potencial a futuro.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído