Reposicionamiento de carteras: estos son los cambios que piensan hacer los inversores institucionales


Los inversores institucionales de todo el mundo prevén realizar más cambios de asignación de activos durante los próximos uno o dos años que en 2012 y en 2014, de acuerdo con la nueva edición del Fidelity Global Institutional Investor Survey. Esta encuesta, que engloba respuestas de 933 entidades en 25 países que suman 21 billones de dólares en activos invertibles, ha revelado que los cambios previstos más importantes hacen referencia a las inversiones alternativas, la renta fija nacional y los activos monetarios. En todo el mundo, el 72% de los inversores institucionales encuestados asegura que incrementará su exposición a inversiones alternativas ilíquidas en 2017 y 2018, mientras que el 64% invertirá más en renta fija nacional, el 55% en activos monetarios y el 42% en inversiones alternativas líquidas.

Principales inquietudes de los inversores institucionales

En general, las mayores inquietudes para los inversores institucionales son un entorno de bajas rentabilidades (28%) y la volatilidad del mercado (27%). Estas preocupaciones se han agravado desde 2010, cuando únicamente el 25% y el 22% de los encuestados mencionaron un entorno de bajas rentabilidades y la volatilidad del mercado, respectivamente.

La encuesta revela que las inquietudes relacionadas con la inversión varían de un tipo de entidad a otra. En todo el mundo, los fondos de inversión estatales (46%), los fondos de pensiones públicas (31%), las aseguradoras (25%) y las fundaciones (22%) son las entidades más preocupadas por la volatilidad del mercado. Sin embargo, un entorno de bajas rentabilidades es lo que más preocupa a los fondos de pensiones del sector privado (38%).

Los inversores institucionales mantienen la confianza

A pesar de sus inquietudes, prácticamente todos los inversores institucionales encuestados (96%) creen que todavía pueden seguir generando alfa frente a sus índices de referencia para alcanzar sus objetivos de crecimiento. La mayoría de los encuestados (56%) señaló que el crecimiento, en sus dos vertientes de revalorización del capital y capitalización, sigue siendo su principal objetivo de inversión, un porcentaje similar al de 2014 (52%).

En el cómputo global, los inversores institucionales se han fijado como objetivo conseguir una tasa de rentabilidad requerida en torno al 6%. Por encima de esa cifra, esperan generar un 2% de alfa cada año, obteniendo aproximadamente la mitad de esa rentabilidad superior durante los próximos tres años mediante decisiones a corto plazo basadas en elementos como los mejores resultados relativos de los gestores individuales y la asignación táctica de activos.

Mejorar el proceso de toma de decisiones de inversión

Prácticamente la mitad (46%) de los inversores institucionales de Europa y Asia ha cambiado su enfoque de inversión durante los tres últimos años, aunque esa cifra es inferior en América (11%). Dentro del conjunto de inversores institucionales encuestados, el cambio más habitual fue incrementar el número de fuentes de datos (cuantitativos y cualitativos) en el proceso de toma de decisiones.

En cuanto a los datos cualitativos, al menos el 85% de los encuestados señaló que las sensaciones de los miembros del consejo de administración (90%), la dinámica del consejo de administración (94%) y la cobertura informativa (86%) tenían al menos cierta influencia en las decisiones de asignación de activos, y alrededor de un tercio afirmó que estos factores tenían una gran influencia.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído