Tags: Renta Variable | EE.UU |

Renta variable value de EE.UU.: ¿hora de cambiar?


TRIBUNA de Richard Rainback, CFA, Fund Analyst-Investment Research, Allfunds. Comentario patrocinado por Allfunds.

Distintos inversores interpretan de forma diferente el concepto de inversión value. Para algunos, significa comprar acciones que cotizan con descuento con respecto a su valor razonable, mientras que, para otros, supone comprar acciones de sectores cíclicos como la energía o los materiales, por ejemplo. Sea cual sea la definición que empleemos, el mercado de renta variable estadounidense lleva dominado por factores de crecimiento (growth) desde la crisis financiera mundial de 2008.

Rentabilidades a 15 años de los índices de estilo estadounidenses
(de febrero de 2005 a enero de 2020)

Grafico_Allfunds

Fuente: Allfunds, Morningstar Direct, a 26 de febrero de 2020.

El índice Russell 1000 Value solo ha logrado superar al Russell 1000 Growth en 20 de los últimos 60 meses, con una rentabilidad adicional mensual media del +1,5%. Si bien las acciones de crecimiento se siguen viendo impulsadas por el apabullante predominio de los valores de tecnología y software, creemos que persiste una percepción errónea entre los inversores que frena la inversión en los sectores tradicionalmente value. Las ineficiencias generadas por estos sesgos del comportamiento pueden ser explotadas por los gestores activos. A continuación, destacamos tres estrategias de inversión activas que invierten en value estadounidense y que ofrecen tipos de exposición ligeramente diferentes.

El Vulcan Value Equity es una buena opción para los inversores que deseen ganar exposición a empresas solventes que cotizan con descuento, independientemente del sector al que pertenezcan. Vulcan aborda la inversión en valor de una forma peculiar, y su enfoque no referenciado a índices implica que no teme adquirir posiciones elevadas en valores de tecnologías de la información que coticen con descuento, lo que se traduce en una cartera concentrada que invierte en unas 20-40 posiciones. Con sede en Alabama, C. T. Fitzpatrick y su equipo llevan a cabo análisis muy detallados para superar a su competencia a la hora de identificar valores genuinamente infravalorados.

El T. Rowe Price US Large Cap Value se dirige a los inversores que desean contar con una exposición más consistente a los sectores tradicionalmente considerados de valor, por lo que resulta fácil de combinar con otras estrategias de la cartera de un fondo de fondos. La gestora principal, Heather MacPherson, se apoya en uno de los equipos de análisis con mejores recursos de todo el mundo, lo que resulta importante porque la generación de rentabilidades adicionales del fondo depende en gran medida de la selección de valores.

Por último, el Cullen North American High Dividend Value Equity sigue un enfoque centrado en los dividendos y se orienta a los inversores en valor que desean evitar la volatilidad del mercado. La estrategia liderada por Jennifer Chang suele generar una rentabilidad por dividendo media superior a la del índice Russell 1000 Value, y debería registrar una volatilidad más baja y ofrecer mayor protección frente a las caídas que muchos de sus competidores.

Profesionales
Empresas

Lo más leído