Renta variable europea: ¿Qué sectores está caros y cuáles están baratos? La visión de Invesco


Tras las subidas experimentadas por los mercados europeos de renta variable este año, comienzan a aparecer las primeras dudas que cuestionan el potencial de nuevas subidas a partir de ahora. Algunos incluso sugieren que la recuperación en Europa ha tocado techo, tras la débil temporada de resultados del primer trimestre, las revisiones a la baja de los beneficios empresariales, la menor fortaleza de los indicadores líderes y los datos del PIB hasta marzo. Según Invesco, todas estas preocupaciones han impulsado las cotizaciones de los sectores defensivos, como salud, utilities y alimentación, que se han comportado mejor que aquellos sectores considerados de más riesgo como financieras, medios de comunicación y tecnológicas.

En todo caso, en la entidad mantienen sus previsiones positivas para la renta variable europea. “Creemos que un periodo de varios años de recuperación europea está todavía en sus fases iniciales, lo que le otorga un importante potencial a medio plazo. Seguimos a favor de aquellos países y sectores más castigados durante la crisis, fundamentalmente los países periféricos y el sector financiero, ya que sus valoraciones siguen siendo muy atractivas, desde nuestro punto de vista”.

En la entidad consideran que muchos de los problemas estructurales de Europa durante los últimos años han comenzado a disiparse. “La demanda interna ha comenzado por fin su reactivación desde niveles muy deprimidos, por lo que tienen un largo camino que recorrer hasta los niveles anteriores a la crisis. En nuestra opinión, existen varias razones por las que creemos que la demanda interna (excluyendo el gasto público), que supone casi tres cuartas partes del PIB europeo, seguirá recuperándose”. (ver gráfico 1).

 

En Invesco consideran que, teniendo en cuenta que la austeridad necesaria ya se ha llevado a cabo en gran medida y que hay una menor incertidumbre política, la confianza de los consumidores está rebotando significativamente desde sus niveles mínimos (ver gráfico 2). “Las ventas minoristas y las de automóviles están comenzando a crecer de nuevo. Las inversiones de capital (capex) de las empresas se han estabilizado e incluso han empezado a dar señales de crecimiento”, explican desde la firma (ver gráfico 3). A todo esto, en el equipo de Invesco en Henley se muestran convencidos de que la periferia ha dejado de ser un obstáculo para la actividad europea.

 

“Es especialmente relevante la recuperación en España, que ha crecido en el primer trimestre a su mayor ritmo en seis años, con indicaciones de que esta situación se puede mantener. El desapalancamiento bancario, un obstáculo para los niveles de actividad en los últimos doce meses, debería suavizarse con la finalización del análisis exhaustivo del BCE a finales de este año. Además, la operación TLTRO aprobada recientemente debería aportar nuevos estímulos. La actividad económica fuera de Europa también se está fortaleciendo después de una débil primera mitad del año, lo que debería ayudar a las exportaciones europeas. Todos estos factores deberían apoyar una aceleración del crecimiento económico durante los próximos 18 meses, dando una mayor confianza de que una gradual mejora en Europa es el escenario más probable”.

En opinión de los expertos de la firma, cualquier mejora de la actividad económica debería suponer un impulso para las ventas de la mayoría de las empresas europeas. “La fortaleza del euro respecto al dólar, uno de los problemas que han afectado a las ventas de  las empresas, ha comenzado a remitir y debería tener un impacto menor según avance el año. Las compañías europeas han gestionado muy bien sus costes durante la crisis, lo que las coloca en una buena situación para capitalizar cualquier crecimiento de los ingresos. Seguimos confiando en que el crecimiento de los beneficios se mantenga, recuperándose de unos niveles muy deprimidos, abordando así uno de los problemas más importantes para el mercado de renta variable”.

Análisis de las valoraciones: hay sectores baratos y sectores caros

Para Invesco, las valoraciones, especialmente las ajustadas con respecto al ciclo económico, siguen siendo atractivas, cotizando con importantes descuentos respecto a sus medias a largo plazo. “Europa cotiza un 20% por debajo de sus medias a largo plazo ajustadas cíclicamente, aunque algunos países, como España, Italia y Francia, cotizan con descuentos de un 30% o incluso más. Estos diferenciales se explican por la preocupación por la falta de una recuperación de las ganancias empresariales. Lo mismo sucede con varios sectores, como los bancos, aseguradoras y petróleo y gas. En esto destaca sin ninguna duda el sector financiero, que cotiza con un claro descuento respecto su media a largo plazo ajustada cíclicamente. En contraste, la industria de bienes de consumo cotiza con una prima sobre su media”.

En opinión de los expertos de la firma, la gradual mejora de la actividad económica debería animar a los mercados a revaluar algunos de los sectores más penalizados durante la crisis, como por ejemplo bancos y aseguradoras. “Además, algunos de los sectores más expuestos al ciclo económico también deberían beneficiarse de la mejora del entorno económico, como por ejemplo los medios de comunicación. Encontramos que la relación beneficio/riesgo de estos sectores es mucho más atractiva que las de otras industrias que se han comportado mejor este año, como por ejemplo alimentación y utilities”, concluyen.

Empresas

Noticias relacionadas