Renta fija global de corta duración, con Axa


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis, VDOS, sobre el fondo Axa World Funds-Euro Credit Short Duration, ondo con la calificación Consistentes Funds People.

El giro en la política monetaria de los bancos centrales - iniciado ya en EE.UU. con las subidas de tipos por parte de la Fed y anunciado por el BCE para el próximo año, en la forma de reducción del volumen mensual de compra de deuda -mantiene un mayor interés en la renta fija de corta duración, con menor exposición a una posible subida de tipos en el futuro.

Por sus características intrínsecas, invertir en títulos de corta duración permite reducir la volatilidad y las caídas frente al conjunto del mercado en todos los vencimientos. Los precios de los bonos que están próximos a su vencimiento suelen acercarse más a su valor nominal que los bonos de más larga duración y el valor descontado de los pagos de cupones es menos sensible a los cambios en los tipos de interés.

Los bonos de corta duración pueden mitigar las pérdidas en periodos de subidas de tipos de interés, ya que los flujos de caja de los bonos que vencen pueden reinvertirse a tipos más altos en el mercado. Los flujos de caja regulares procedentes de los bonos que vencen y del pago de cupones, crean un perfil de liquidez inherentemente atractivo, que permite a las estrategias de corta duración reducir la rotación cuando se implementan enfoques activos. Mantener los bonos hasta el vencimiento también supone menores costes de transacción, lo que puede mejorar las rentabilidades a largo plazo.

De la categoría VDOS de Renta Fija Global Corto Plazo Euro, la clase I de capitalización en euros de Axa World Funds-Euro Credit Short Duration es, dentro del grupo de los que obtienen la calificación cinco estrellas de VDOS, el de menor volatilidad en el año, con un 0,59%, con un dato de rentabilidad de 0,53%.

Su objetivo es la búsqueda de la rentabilidad principalmente a través de la exposición dinámica a valores de renta fija pública y privada, denominados en euros, con un horizonte de inversión a medio plazo. El gestor del fondo trata de alcanzar su objetivo invirtiendo en una cartera diversificada de valores de deuda, con calificación de grado de inversión, emitidos por gobiernos, sociedades o entes públicos, principalmente denominados en euros. Se gestiona con una sensibilidad a los tipos de interés que oscilará entre 0 y 4. Invierte al menos dos tercios de su patrimonio neto en valores de renta fija transferibles emitidos por gobiernos, empresas o instituciones públicas denominadas en euros.

Para conseguir su objetivo, el gestor busca rentabilidades potenciales, mitigando la volatilidad del mercado, a través de un proceso ágil de análisis que ha sido contrastado a lo largo del ciclo crediticio, apoyándose en un equipo de inversión con una extensa experiencia.

La gestión del fondo corre a cargo de Boutaïna Deixonne, gestor de Carteras Senior y responsable de la gestión de las carteras principales desde 2009. Se incorporó a AXA IM en 2003 como Analista de Crédito, cubriendo durante seis años los sectores de medios y telecomunicaciones, tanto de grado de inversión como de high yield. Con anterioridad, formó parte del equipo de análisis de Société Générale – CIB, dando cobertura a aseguradoras y financieras, tras haber sido también analista de crédito de los sectores industrial y de consumo en CDC IXIS Capital Markets. Boutaïna es licenciada y Máster en Finanzas por el Institute d’Etudes Politiques de Paris y cuenta con la certificación CFA.

El proceso de inversión global de la gestora representa una combinación óptima de top-down y bottom-up y se desarrolla en cinco fases. Las dos primeras fases tienen lugar trimestralmente durante sus sesiones de planificación que reúnen globalmente a todos los gestores de renta renta fija, con economistas, ingenieros y analistas. La primera fase es la definición del entorno macroeconómico, a la que sigue una etapa de definición de expectativas de mercado y formalización de recomendaciones de estrategia activas, utilizando análisis MVST (Valoración Macro de Sentimiento y Técnica) en grupos alfa especializados (pequeños subgrupos divididos por grado de experiencia o tipo de activo).

La construcción de la cartera se apoya en análisis fundamental y en herramientas cuantitativas y la experiencia de especialistas del grupo de Ingenieros de cartera, con el gestor como último responsable de la selección de activos. Se hace un seguimiento continuado del riesgo, con múltiples niveles de control y se mantiene una revisión de estrategia continuada por parte de los gestores de cartera, a través de reuniones regulares y llamadas semanales de los grupos alfa.

La gestión de la cartera es activa, tomando en consideración entorno cambiante de mercado, movimientos en los tipos de interés, noticias macro y micro, así como nuevas emisiones. Comenzaron este año con una posición bastante neutral, considerando las incertidumbres políticas y la volatilidad. Incrementaron la beta de la cartera justo antes de la primera vuelta de las elecciones francesas y de nuevo en junio, reflejando su posición más constructiva hacia el mercado de crédito del euro.

Han mantenido una preferencia por el sector financiero, respecto al corporativo, donde los riesgos continúan siendo más altos. Tras el fuerte rally de julio y antes del aumento de riesgo de tapering del BCE, decidieron tomar beneficios vendiendo emisiones de crédito de beta alta y neutralizar el posicionamiento de la cartera respecto a su índice de referencia.

Por sectores, las mayores ponderaciones corresponden a finanzas (44,52%), porcentaje del que un 32,12% es en deuda senior y el 12,40% restante en deuda subordinada, asignándose un 29,09% a no cíclicos y un 22,37% a cíclicos. Por área geográfica, Europa central (34,51%), periferia ruropea (25,04%), EE.UU. (17,06%), Reino Unido (8,19%), resto del mundo (11,60%) y liquidez (3,60%) representan las mayores ponderaciones.

La historia de rentabilidades del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2013, 2014 y 2017, batiendo al índice de su categoría durante 2015 y 2016. A tres años, registra un dato de volatilidad de 0,69% y de 0,59% en el último año. En este último periodo, su Sharpe es de 1,69 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 0,17%. La suscripción de la clase institucional de capitalización en euros de Axa World Funds-Euro Credit Short Duration requiere una aportación mínima de 5 millones de euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de hasta 0,25%.

En opinión del equipo gestor, los fundamentales tanto macro como de crédito continúan siendo sólidos, aunque las valoraciones son elevadas. De hecho, el crecimiento es razonable en la mayoría de las economías, con EE.UU. informando de un crecimiento anualizado de 3,10% en el segundo trimestre, y la zona euro continúa mostrando un momentum positivo. En términos de política monetaria, está bastante claro ahora que los bancos centrales entrarán en un proceso de normalización en el corto plazo, aunque el efecto se espera que sea suave, para evitar que el crecimiento y la inflación descarrilen.

Las expectativas para el sector bancario europeo son positivas, impulsadas por una mejora sostenida en la dinámica de producción de préstamos, la creciente evidencia de reparación de los ingresos por intereses netos y el progreso en la reestructuración del sector bancario italiano. La calidad de los activos se mantiene por ahora, así como el aumento de capital. Pero, la recuperación de beneficios será gradual.

El programa de compras del Banco Central Europeo ha apoyado los diferenciales de crédito, pero ahora que este programa previsiblemente se reducirá más pronto que tarde, afectará la demanda de este tipo de activo, aunque hay que recordar que el BCE continúa sus compras y su expansión de balance. El riesgo de tipos de interés es mayor en este entorno, especialmente si la inflación repunta. Sin embargo, dada la corta duración del fondo, el impacto debería ser bastante contenido, especialmente comparado con un universo de larga duración.

Por su sostenida evolución por rentabilidad en los últimos tres años, pero especialmente por su controlada volatilidad, el fondo obtiene la calificación cinco estrellas de VDOS.

AXA_WF_Euro_Credit_Short_Duration_I_EUR

Para información adicional, ver ficha adjunta.

 

Archivos adjuntos

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído