Renta 4 lanza un fondo de renta fija de retorno absoluto


Renta 4 acaba de registrar en la CNMV un nuevo producto de retorno absoluto, Renta 4 Valor Relativo Renta Fija, un fondo que invierte en todo tipo de activos de renta fija y pretende conseguir una revalorización de largo plazo gracias a una gestión activa flexible en el nivel de duración y al uso de estrategias alternativas. Así, con una volatilidad media de entre el 3% y el 5%, contempla un objetivo de rentabilidad anual Eonia más 250 puntos básicos con un plazo indicativo de inversión de tres años.

Según indica el folleto, el equipo gestor implementará estrategias de gestión alternativa, cuyo objetivo es la obtención de rentabilidades absolutas positivas con independencia de la evolución de los mercados mediante la utilización de la estrategia de valor relativo, tomando simultáneamente posiciones compradoras y vendedoras en distintos activos, según la visión del gestor en cada momento.

Entre las estrategias que se implementarán, figura la de curvas de tipos de interés, mediante operaciones de compraventa de futuros u opciones de sentido contrario en plazos diferentes, con el objeto de aprovechar los aplanamientos o empinamientos de la curva de tipos, así como las estrategias de spreads entre países (consistente en adoptar posiciones largas o cortas al contado o con derivados de bonos gubernamentales emitidos por distintos países) y la de trading direccional con renta fija (mediante la compra de bonos o la compraventa de derivados se adoptan posiciones de alargamiento de duraciones o viceversa con el fin de aprovechar los movimientos de los tipos de interés).

El fondo es totalmente flexible en cuanto al tipo de activos (públicos o privados) en los que invierte, sector económico o mercado, duración y calificación crediticia de las emisiones, así como en el porcentaje de distribución de las inversiones por divisas, pudiendo tener una exposición a divisa entre el 0 y el 100%. En todo caso, y según el folleto, se respetarán los coeficientes de liquidez reglamentariamente establecidos y las normas relativas a la concentración de riesgos, tratándose de “mantener un adecuado equilibrio entre la seguridad de las inversiones y la rentabilidad que se ofrece al partícipe”.

La gestión activa del fondo implicará una alta rotación de la cartera y, por consiguiente, un incremento en los gastos de compra venta de posiciones, que en cualquier caso no repercutirá negativamente al valor liquidativo del fondo, que también podrá invertir hasta un 20% de su patrimonio en depósitos a la vista o con vencimiento no superior a un año en entidades de crédito de la UE o que cumplan la normativa específica en cuanto a requisitos de solvencia.

La inversión mínima inicial es de 10 euros, mientras la comisión de gestión asciende al 1,25% del patrimonio y al 9% sobre resultados, y la de depósito, al 0,1% del patrimonio.

Empresas

Lo más leído