Renta 4 Gestora apuesta por el sector salud y biotecnológico: “Es uno de los mejor preparados para esta situación”


Aunque la situación ha cambiado de forma significativa, desde Renta 4 Gestora apelan a la cautela para los próximos meses. “Pensamos que el COVID-19 es un tema puntual. Después del colapso de los beneficios, a medida que la actividad vuelva, el crecimiento de beneficios será muy fuerte”, apunta Celso Otero, gestor de fondos en la gestora.

En su opinión, habrá que entrar prácticamente en 2021 para ver cómo quedan los beneficios empresariales de las compañías. Sin embargo, hay una serie de elementos que creen traerán ese crecimiento a medio plazo: población, emergentes, globalización, tecnología. Por eso, creen que volveremos otra vez a crecimientos del 3%, aunque habrá diferencia por países que logren salir antes o después de esta crisis. “Después del colapso deberíamos volver a una normalidad y los mercados habían descontado bastante esta situación. Poco a poco volveremos a lo que estábamos acostumbrados”, confiesa el gestor.

Ante ello, desde Renta 4 Gestora mantienen su visión en el largo plazo. Y su forma de analizar las compañías no ha cambiado nada con respecto a lo que hacían antes de esta crisis. “No debemos intentar perseguir estas modas o compañías que están investigando ahora temas puntuales, sino ver a largo plazo”, aconseja Otero. En concreto, apunta a estos parámetros en la selección de valores: compañías de una alta calidad, definida por su situación financiera, que tengan una ventaja competitiva, balances saneados, etc.

Temáticas de inversión

Una megatendencia es un cambio, un proceso multidimensional que afecta a distintos ámbitos. Lo más importante, resaltan desde la gestora, es que es sostenido en el tiempo. Por eso, se compran ahora los beneficios futuros, cuenta Elena Rico, gestora de fondos en Renta 4 Gestora.

Para ellos, el cambio demográfico es la megatendencia por excelencia. En los últimos años la población mundial se ha duplicado hasta 7.700 millones de personas y seguirá subiendo. Además, se ha experimentado en los últimos años el aumento de la esperanza de vida. “A medida que avanzamos en edad tenemos más opciones de sufrir riesgos y gastar más dinero en edades avanzadas”, apunta Rico.

Por otro largo, se está produciendo una rápida urbanización de muchas ciudades en economías emergentes, lo que lleva un crecimiento del negocio en estas áreas porque necesitan infraestructuras, redes de comunicación, hospitales, colegios, viviendas… “Vemos un nexo de unión en estas megatendencias con la demografía”, explica la gestora, que subraya el importante papel de la tecnología en el sector salud.

Al margen, citan también el sector automovilístico, inmerso en un cambio estructural para los próximos 15 ó 20 años: la electrificación. “El coche eléctrico se irá desarrollando y su coste de fabricación es mucho menor que el coche de gasolina”, dice Otero. Dentro del sector, señala hacia los fabricantes de piezas y, en concreto, a los fabricantes de baterías. “En el mundo, el 60% del mercado de baterías eléctricas lo tienen entre cinco fabricantes: Panasonic, BYD, Lg Chemical y Samsung SDI y Catl. En este subsector tenemos mucho interés”, confiesa el gestor. Ellos tienen en cartera las cuatro primeras empresas.

Su propuesta vía fondos

El Renta 4 Acciones Globales sigue todas estas filosofías, compaginando todas las megatendencias entre sí. De este modo, construye poco a poco la cartera en función de las megatendencias y tiene más de 200 compañías en cartera de un universo de 60.000, cuenta Otero.

“Vamos incorporando a niveles del 0,4 o 0,5% en cartera, queremos construir un fondo que no sea de apuestas sino de tendencias a largo plazo de un conjunto de compañías, así no hay ningún riesgo de empresas”, explica.

Por su parte, citan el Renta 4 Megadentendecias Salud, Innovación y Biotecnología Médica, que lanzaron hace apenas tres meses. Ven nexo de unión varias megatendencias que convergen en la salud, de ahí su apuesta centrada en esta temática. “Es un área que nos ofrece muchas posibilidades, dentro de un universo de inversión de más de 3.000 compañías a nivel global y de diversa capitalización”, cuenta Rico.

Cuando se habla de salud, continúa la gestora, inevitablemente viene a la cabeza farmacia y tecnología. Pero también es equipamiento médico, hospitales y aprovisionamiento, tecnología, cuidados personales, de mayores… es un sector muy diversificado. “Ofrece buen comportamiento históricamente y, en momentos de final de ciclo y alta volatilidad, refuerza su carácter defensivo. Es un área que lo ha hecho muy bien y es uno de los sectores que mejor preparados está para la situación en la que nos encontramos”, justifica.

Las compañías de la cartera son de calidad y tienen visibilidad de crecimiento estructural próximos años, además de un endeudamiento bajo. Al final, el fondo sigue en proceso de construcción de cartera, está invertido a más del 90% y las compañías se centran en EE.UU. y Europa, aunque también tiene un 4% en Japón.

Un tercio invertido en compañías farmacéuticas y biotecnología, otro tercio en tecnología médica y el otro tercio aglutina diversas áreas (residencias de ancianos, gestión hospitalaria, cuidados personales).

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas