Renta 4 Banco y Afi explican el funcionamiento de su fondo de crédito corporativo para empresas españolas


Renta 4 Banco y Analistas Financieros Internacionales (Afi) acaban de crear un fondo de crédito corporativo directo con estructura cerrada para dar financiación a empresas españolas medianas que venga a solucionar, en palabras de Emilio Ontiveros, presidente de Afi, “la disfuncionalidad que todavía hoy presenta la oferta de crédito” en nuestro país.

De momento, el fondo se encuentra en la fase preliminar de fundraising, periodo que durará hasta comienzos de verano. La idea es que esté operativo definitivamente a principios de 2015.

Para gestionarlo, ambas compañías han constituido el vehículo Aria Capital, que será quien gestione el nuevo fondo. Tendrá al frente como presidente ejecutivo a Ignacio Muñoz-Alonso, que ha sido consejero delegado de Rothschild en España, responsable de Banca Corporativa y de Inversión de BBVA para España, Europa y Asia y que, también, ha ocupado distintos puestos de responsabilidad en Lehman Brothers en Londres.

Como adelanta el propio Muñoz-Alonso, el fondo pretende alcanzar un patrimonio de 200 millones de euros con los que conceder préstamos generales a empresas nacionales de tamaño medio, es decir, que facturen de 50 millones a 1.000 millones de euros. A día de hoy, Renta 4 Banco y Afi han identificado a 400 compañías como “financiables”.

El fondo funcionará durante siete años, estará domiciliado en Luxemburgo, irá dirigido a inversores institucionales españoles y extranjeros y ofrecerá, a priori, una TIR del 8% o el 9%, estima Muñoz-Alonso. La vida media de las emisiones en cartera oscilará entre los cuatro y los seis años. Además, podrá apalancarse como máximo hasta un 50% de sus recursos propios.

Aunque por su estructura cerrada pudiera parecerse a un fondo de capital riesgo, no lo es. Como defiende el presidente ejecutivo de Aria Capital, no tienen intención de controlar las compañías en las que inviertan. De hecho, los activos del fondo son los recursos ajenos de las empresas, no sus acciones. Es decir, se trata de crédito directo, no de bonos o acciones.

Que el fondo esté domiciliado en Luxemburgo se explica por el hecho de que en España no exista ninguna norma que ampare este tipo de fondos. En Luxemburgo sí la hay, una plaza muy cómoda y conocida para los inversores institucionales internacionales. A los promotores del fondo les resultaba más fácil y rápido montarlo en Luxemburgo que esperar a que España diera el paso necesario en materia normativa.

Labor compartida de Renta 4 Banco y Afi

Renta 4 Banco aportará al proyecto su “notable capilaridad geográfica” en España, sustentada en sus casi 60 oficinas, explica Ontiveros. Por su parte, Afi ayudará con su análisis de riesgos y sus ratings de crédito al cribado de empresas.

Por esa razón, no es necesario que las empresas cuenten con un rating previo, ya que será el departamento de Corporate Finance de Afi quien los establezca. Ahí radica una de las principales ventajas competitivas del fondo, a juicio de Muñoz-Alonso, “poder acceder a los mejores créditos”.

El instrumento creado por Renta 4 Banco y Afi supone una oportunidad para las empresas españolas más pequeñas que no encuentran financiación bancaria como antaño. Como recuerda Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4 Banco, “las finanzas deben estar al servicio de la economía real”. “Olvidar este principio nos llevó al origen de la crisis de 2007”, recalca Ureta.

Empresas

Noticias relacionadas