Reino Unido prohíbe la retrocesión de comisiones en las plataformas


En un documento puesto a consulta, la Financial Services Authorities (FSA) indicó que la forma en la que se paga en la actualidad los servicios de las plataformas "dificulta la transparencia" y "puede afectar negativamente a la competencia”. La prohibición afectaría tanto a las plataformas asesoradas como a las que se dirigen directamente al cliente.

Según el supervisor, la propuesta se toma siguiendo los cambios sobre comisiones a los asesores que marca la normativa británica Retail Distribution Review (RDR), por la cual no se debería permitir que los proveedores de productos (como las gestoras de fondos) pudieran comprar distribución, recoge IFAonline.

La FSA también indicó que prohibirá las retrocesiones en efectivo a clientes por las operaciones firmadas después de la entrada en vigor de la futura norma.

El documento definitivo se conocerá a finales de este año y se quiere poner en marcha no antes de enero de 2014.

Según cálculos de la FSA recogidos por Investment Week, la prohibición de pagos por parte de las gestores de fondos a las plataformas le puede costar a los operadores de plataformas hasta 10 millones de libras al año. Deloitte calcula que los gastos de la introducción de propuestas de la FSA pueden estar entre los 11,6 y los 37,8 millones de libras. Mientras, las gestoras se enfrentan a unos costes de 3,7 millones de libras, frente a los 1,1 millones que soportan en la actualidad.

Noticias relacionadas

Lo más leído