Reflexiones para 2011 a cargo de los principales gestores de Schroders (II)


En una serie de artículos que publicamos, los principales gestores y responsables de activos de Schroders repasan el 2010 y avanzan sus previsiones e ideas de inversión para 2011.

Virginie Maisonneuve, responsable de renta variable global


"Existen varios factores que apoyan a la renta variable global en los próximos 12 a 18 meses. En primer lugar, las acciones de las compañías cotizan a precios atractivos. Para la renta variable global, esperamos que los beneficios crezcan más del 16% en los próximos 12 meses y un PE a 12 meses de sólo 13 veces. En segundo lugar, la combinación de los bajos tipos de interés y los altos niveles de liquidez suponen unos buenos argumentos a favor de que los inversores aumenten su exposición a la renta variable. De hecho, si consideramos varias clases de activos, los inversores actualmente están infraponderados en renta variable, mientras tienen una alta exposición a bonos en comparación con los niveles históricos. Por lo tanto creemos que hay espacio para aumentar la asignación de activos a la renta variable. Por último, las compañías en general están saneadas. Los supervivientes de la crisis son más eficientes gracias a las medidas de recorte de gastos." Leer artículo

 

Wes Sparks, gestor de bonos de alto rendimiento


"El volumen récord de emisiones en 2010 se ha dirigido a reducir los riesgos de refinanciación y ha sido acogido positivamente. No parece que esta situación vaya a cambiar en 2011, a la vista del trasfondo de relajación monetaria extrema. Seguimos siendo optimistas sobre esta clase de activo con un horizonte de 12 meses. En términos relativos, prevemos que los bonos mundiales de alto rendimiento batirán a otros segmentos del mercado de renta fija. En términos absolutos, es probable que veamos rentabilidades del 10% en 2011, cifra que se reparte en un 8% procedente de los cupones y el resto de ligeras plusvalías (tal vez del 2% si los rendimientos caen unos 50 puntos básicos desde el nivel actual). Las rentabilidades podrían ser aún mayores si la demanda experimenta tendencias especialmente importantes." Leer artículo

 

Keith Wade, economista jefe de Schroders & Azad Zangana, economista jefe para Europa


"Cara a 2011, esperamos que la recuperación continúe en todo el mundo, pero especialmente en Estados Unidos, que se ve apoyado por unos fuertes beneficios y unos balances saneados en el sector empresarial. En los mercados emergentes, una envidiable posición presupuestaria les permitirá aumentar el gasto en infraestructuras, lo que seguirá fomentando el crecimiento. Esperamos una ralentización en Europa y Reino Unido, sobre todo por los recortes de gastos y las subidas de los impuestos.

Esta recuperación continuada en el crecimiento es importante para apoyar los activos reales, pero no es lo suficientemente fuerte, por lo que los tipos de interés se mantendrán bajos a lo largo del año. Esto significa que los inversores seguirán buscando rentabilidad. Tras el repunte que ha vivido el mercado de bonos, esperamos que los inversores abandonen este mercado y se decanten por la renta variable y las materias primas. Es muy probable que los mercados emergentes sigan atrayendo fondos debido a sus perspectivas de crecimiento. Estas serán nuestras principales apuestas en la asignación de activos para 2011." Leer artículo

 

How Phuang Goh, responsable de renta fija asiática


"En un entorno marcado por mayores riesgos de posicionamiento, un contexto económico mundial más débil y rendimientos históricamente bajos en algunos de los mercados menos líquidos de bonos asiáticos, nos mantenemos cautos en la región para el próximo año. En nuestra opinión, las mejores oportunidades fuera del efectivo se encuentran en la seguridad relativa de las emisiones gubernamentales de alta calificación de Hong Kong, Singapur, Corea del Sur y Malasia. Desde el punto de vista de la deuda corporativa, considerando las significativas entradas de fondos y la búsqueda de rendimientos en un entorno de tipos extremadamente bajos, esta área del mercado no parece barata. Nuestra estrategia en bonos corporativos permanecerá centrada en un número de compañías (sobre todo en el universo high yield) con un perfil de crédito estable y valoraciones razonables." Leer artículo