Reflexiones en alto sobre los banqueros políticos, de Aspain 11


“Nos levantamos nuevamente anonadados y desalentados por estos banqueros políticos que no representan los valores fundamentales de la economía, ni adoptan decisiones de protección y supervisión en este mundo ficticio donde se pone de manifiesto que todos los modelos económicos están mal fundamentados”. Es la reflexión de Carlos Heras, consejero delegado de la EAFI Aspain 11, sobre las decisiones tomadas por el BCE.

“Nuevamente Trichett, ante la gravedad de la crisis, mostró su incapacidad sobre la compra de deuda de España e Italia. Al mismo tiempo sigue con miedos a la inflación, cuando venimos avisando desde hace seis meses que estos temores son infundados ya que los indicadores adelantados muestran todo lo contrario. Aunque seamos duros en nuestras calificaciones, nos consideramos socios de nuestros clientes y debemos alzar la voz resaltando que todos los excesos de políticos, instituciones económicas, han sido de tal magnitud que si existiera conciencia deberían ser juzgados por la falta de transparencia y su falta de formación, en donde todo vale para dar buenos resultados”, comenta, criticando que presidentes de gobiernos y máximos mandatarios de instituciones económicas tengan tan poco nivel de preparación en estos tiempos de crisis.

El experto se remonta a la fundación de la UE: “La Unión Europea fue un error al no contemplar en Maastricht crecimientos por encima del 4% y salidas de países que no cumplieran con las exigencias de pertenecer a la élite. Ante esta circunstancia, estos excesos de la banca con los “banqueros políticos” como cobertura, han originado una manipulación de los CDS de tal manera que los excesos están tan globalizados que se pone en jaque el crecimiento económico mundial”.

Por ello, cree que la probabilidad de quiebra de estados se incrementa con un efecto dominó sobre toda la economía mundial, en donde descuenta que Italia (150% endeudamiento sobre PIB) tendrá que ser rescatada esperando que España, por su peso en la Unión, no sufra el mismo destino.

“Habiendo perdido los soportes y la media de 200 sesiones de los principales índices bursátiles, la tendencia a corto plazo es bajista en donde el pánico vendedor muestra que el suelo de mercado está cerca, aunque la tendencia a medio y largo plazo pasa a ser bajista”, asegura.

La dificultad de la crisis de deuda aconseja en renta fija, descartar los depósitos bancarios, porque la crisis va afectar a sus balances descontando quiebras en el sector. Así, todos los productos de renta fija corporativa con tendencia bajista en el mercado secundario, una vez analizados sus balances, se antojan la mejor opción al obtener retornos con tires de rentabilidad por encima del 8%. “Al final pensamos que hay empresas que tienen mejor fundamentales que estados”, afirma. Con respecto a los bonos convertibles, han de ser aquellos de empresas que aunque sufran en el corto plazo, si no obligan a convertir en el vencimiento, ofrecen rentabilidades interesantes. En deuda pública, cree que lo mejor es no estar. “Si algo tienen los mercados es que son sabios y soberanos y lo que demandan es transparencia y medidas de supervisión. Tras la colocación de deuda por parte del Tesoro español ayer con rentabilidades del 4,90%, nos levantamos con la noticia de que paralizan la siguiente colocación mensual, por lo que volvemos a reiterar, que se vuelven a equivocar al demostrar que no aprenden”, apostilla.

En renta variable, dada la actual situación del mercado, en la EAFI van a utilizar los dos años próximos para incrementar el riesgo con el objetivo de hacerse una cartera de inversión de largo plazo, fundamentada en empresas con buenos análisis muy diversificadas, ya que creen que el mercado tarde o temprano tendrá que valorar su evolución. “No queda más remedio que convivir con la volatilidad incrementando las estrategias neutrales a mercado al mismo tiempo, para llevar un mejor control sobre la volatilidad de nuestro asset allocation global”.

Heras espera que todo lo ocurrido se traduzca en oportunidades para una nueva economía fundamentada en valores y en formación. “Permítanme una reflexión: en España no se creará empleo hasta que crezcamos por encima del 2% y para llegar a este objetivo apostemos por gente joven que está preparada, y vayamos a un modelo de mayor transparencia”.

Lo más leído