Tags: Negocio |

Recortes de plantilla en la industria de gestión de activos: análisis del porvenir


Un reciente estudio realizado por Opimas, una consultora con sede en Boston, ha llegado a la conclusión de que la industria global de gestión de activos reducirá su fuerza laboral en un 35% durante los próximos diez años. Traducido a puestos de trabajo, supondría una destrucción de 150.000 puestos de trabajo. De todos los sectores que integran el sector financiero, la industria de gestión de activos sería la que sufriría un mayor impacto en términos de reducción de empleo. De acuerdo con las estimaciones de Opimas, los recortes afectarán a las oficinas centrales a medida que se vaya implantando la inteligencia artificial en los procesos de generación de alfa en las estrategias de inversión y a las oficinas intermedias y secundarias, ante la irrupción de la tecnología y la automatización de procesos robóticos.

Captura_de_pantalla_2019-06-05_a_las_19En Accelerando Associates, consultora especializada en la industria de gestión de activos, no creen que estos factores vayan a eliminar puestos de trabajo de manera tan abrupta en la próxima década, aunque también aventuran que los procesos robóticos tendrán un impacto importante. Sin embargo, sí se muestran convencidos de que ese 35% de reducción de personal puede finalmente producirse… pero por otras causas. Entre ellas, un mayor enfoque en la eficiencia para hacer frente a la presión de costes, la modificación del comportamiento de los selectores de fondos y las metodologías de análisis de producto utilizadas, así como la consolidación, con procesos de fusiones y adquisiciones a gran escala. “Éstas últimas serán masivas y afectarán especialmente a las entidades de mediano tamaño”, augura Philip Kalus, consejero delegado de la firma.

El caso es que los recortes de plantilla en las gestoras de fondos ya se están produciendo. “El último en sumarse a la reducción de costes tras gestoras como Franklin Templeton (que reducirá su plantilla en un 5%) o BlackRock (que lo hará en un 3%) es Legg Mason Global AM, que recortará su personal en un 12%. Aberdeen Standard Investments, DWS, Lyxor o Deka también lo harán”, señala Fernando Luque, editor financiero en Morningstar. Los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) afectarán tanto a los equipos de gestión como a los departamentos comerciales.

Los despidos anunciados este año por BlackRock, la mayor gestora del mundo por activos, alcanzarán a 500 de sus empleados distribuidos entre distintos departamentos. A esto se suma que la gestora estadounidense ya hizo público hace dos años su estrategia de sustituir algunos gestores por sistemas de inteligencia artificial. El caso de la entidad que preside Larry Fink ejemplifica muy bien lo que está empezando a ocurrir en la industria y pone de manifiesto que la consolidación que se está produciendo en el sector es solo uno de los muchos factores que contribuirán al adelgazamiento de las plantillas, sobre todo en el ámbito de los departamentos comerciales.

Captura_de_pantalla_2019-06-05_a_las_19

La simplificación de las listas de gestoras con las que trabajan los selectores de fondos, por ejemplo, es otro factor importante. “Esto es una realidad que está teniendo un alcance desigual a nivel europeo. En algunos países, como Francia, este fenómeno está siendo muy acuciado. En otros, como Alemania o España, aún no se está dejando sentir con tanta virulencia. Actualmente, los vendedores de fondos llaman a la puerta de los selectores por centenares, pero éstos dan preferencia a aquellos que tienen un buen producto que les interesa”, revela Kalus. Una encuesta realizada por la consultora entre selectores europeos desvela que el 85% sienten que los ventas demandan demasiadas reuniones con ellos. Casi la mitad (el 46%) reconocen dar preferencia a unos sobre otros en función de sus intereses.

A esto hay que añadir que el número de selectores y analistas de fondos se está contrayendo en Europa debido a la consolidación que se está produciendo en el sector (que está afectando de manera más clara a las entidades de Reino Unido y Suiza) y a la centralización de servicios que están llevando a cabo las firmas más grandes, presentes en distintos países, con el objetivo de ahorrar costes.

“Cuando la relación estaba basada en las retrocesiones, algunos de los costes que suponía hacer las due diligences se veían mitigados por los propios flujos de las retrocesiones. Ahora que eso ya no existe, la selección de fondos se ha convertido en un coste para nosotros”, reconoce Jamie Broderick, consejero delegado de la banca privada de UBS en Reino Unido. Esto está favoreciendo una tendencia sistemática de arquitectura abierta a guiada o restringida que dará como resultado listas de fondos más reducidas.

Pese a estas perspectivas no tan halagüeñas para los profesionales que trabajan en la industria, Kalus considera importante señalar que “pese a los recortes, el talento siempre tendrá su lugar en la gestión de activos y que la perspectiva a largo plazo para la industria sigue siendo, en general, muy positiva a pesar de los innegables vientos en contra que soplan”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído