Récord histórico de dividendos: ¿qué factores lo explican?


Tras varias revisiones que han mostrado una evolución irregular de la remuneración al accionista, la última actualización del Janus Henderson Global Dividend Index no podrían arrojar un dato mejor: la cifra de dividendos mundiales alcanzó el récord trimestral histórico de 447.500 millones de dólares en el segundo trimestre de 2017.

En concreto, los dividendos mundiales se incrementaron un 5,4% interanual en base general, el equivalente a un alza subyacente del 7,2% tras tener en cuenta las fluctuaciones de los tipos de cambio, los dividendos extraordinarios y demás factores. Desde Janus Henderson Investors indican que ha sido el ritmo de crecimiento más elevado que registra el índice desde 2015. Además, han identificado nuevos máximos trimestrales en EE.UU., Japón, Suiza, Holanda, Bélgica, Indonesia y Corea del Sur.

La otra buena noticia es que el incremento de los dividendos ha sido prácticamente generalizado, al reflejarse en casi todos los sectores e industrias. Desde la gestora especifican que el sector financiero – concretamente los bancos- aportó la mitad del aumento general de los dividendos a escala mundial. No obstante, detectaron igualmente signos de fortaleza en los sectores tecnológico, industrial y de materiales básicos, mientras que observaron únicamente en el segmento de telecomunicaciones unos leves descensos en sus retribuciones.

Como consecuencia de los sólidos resultados del segundo trimestre, parejos al fortalecimiento de la economía mundial, en Janus Henderson han optado por revisar al alza su previsión en materia de dividendos para 2017 hasta una cifra récord de 1,208 billones de dólares, 50.000 millones más que en su previsión preliminar de enero. Esto equivale a un crecimiento subyacente del 5,5% en tasa interanual y a un 3,9% en base general.

“El primer semestre de 2017 ha sido mejor de lo que esperábamos, y el segundo también se perfila prometedor”, subraya Alex Crooke, responsable de Global Equity Income en Janus Henderson. Éste añade que “el dólar estadounidense se ha depreciado un poco más frente a muchas divisas desde nuestro último informe, por lo que supondrá un menor lastre para las cifras generales en el segundo semestre si se mantiene en los niveles actuales”.

Captura_de_pantalla_2017-08-21_a_la_s__14

Europa lidera la lluvia de dividendos

El volumen mayor de retribuciones durante el segundo trimestre ha sido repartido en Europa, donde cabe recordar que la mayoría de empresas europeas suele realizar una única remuneración anual que se entrega en esa épica del año. Así, la región concentró el 40% del total de dividendos pagados durante el segundo trimestre. Desde Janus Henderson hacen notar que las remuneraciones – 149.500 millones de dólares- experimentaron un incremento del 5,8% en base subyacente, “lo que pone de manifiesto una aceleración de la expansión registrada hace un año, así como la mejora de las condiciones económicas en el continente”. Resulta igualmente notable la observación de que hasta el 86% de empresas europeas incrementaron o mantuvieron su remuneración al accionista en tasa interanual.

Por países, el informe indica que los países de menor tamaño – como Bélgica y Holanda, que renovaron máximos históricos- fueron los más generosos en términos de remuneración. También alcanzaron un máximo histórico -24.800 millones de dólares- los dividendos suizos, que se incrementaron un 8,6% en base subyacente. La mayor subida estuvo protagonizada por la cementera Lafarge Holcim, que incrementó su dividendo por acción en un 33%.

Sin embargo, desde la gestora puntualizan que “ los países de mayor envergadura también mostraron buen tono”. Por ejemplo, los dividendos alemanes se incrementaron un 8%, hasta los 34.100 millones de dólares (lo que representa un crecimiento subyacente del 7,5%), aunque sin alcanzar los máximos históricos alcanzados en 2014. Casi un 90% de las empresas alemanas optó por incrementar o mantener su dividendo, con excepciones como Commerzbank – que canceló su política de dividendo- o Deutsche Bank y Volkswagen, que restablecieron de forma parcial sus respectivas retribuciones.

El caso de Francia fue un tanto distinto: la decisión de Total de cambiar la fecha de remuneración provocó una caída del 1% en tasa general, hasta 40.600 millones, aunque en tasa subyacente el crecimiento de los dividendos alcanzó un 6,1%. En este caso, un 75% de empresas galas mantuvieron o elevaron su remuneración al accionista. Como mención destacada, el fabricante de automóviles Peugeot pagó su primer dividendo en seis años gracias a la marcada subida de sus beneficios.

La nota negativa en el Viejo Continente fue puesta por España e Italia. Concretamente, los dividendos españoles cayeron un 10% interanual, hasta los 6.100 millones de dólares (un descenso del 6,3% subyacente), debido a la reducción del dividendo de Telefónica a la mitad. En Italia, el descenso del 19,1% hasta 8.300 millones de dólares se debió principalmente a la decisión de Enel de realizar repartos semestrales y a la cancelación del dividendo de Unicredit. Sin embargo, en base subyacente, el total de Italia solo se dejó un 0,8%.

Finalmente, los dividendos en Reino Unido cayeron un 3,5% en tasa general hasta 32.500 millones de dólares, aunque el crecimiento subyacente fue sólido, del 6,1%. Esta diferencia se explica por la debilidad continuada de la libra, como reflejo de las expectativas de los inversores con la ejecución del Brexit.

Buena marcha en el resto de regiones mundiales

En revisiones anteriores, la marcada ralentización de los dividendos en EE.UU. durante 2016 había sido protagonista. Sin embargo, los datos del segundo trimestre reflejan un nuevo récord de 111.600 millones de dólares, lo que supone un incremento del 9,8% en tasa general y del 5,9% en base subyacente. Entre las explicaciones a esta mejoría figuran el dividendo extraordinario pagado por Costco y la fuerte contribución de los bancos estadounidenses, las empresas de software, las farmacéuticas y las compañías de suministros públicos. La otra nota positiva fue el hecho de que ningún sector de actividad del país rebajó sus retribuciones.

Japón también batió su propio récord, al remunerar las empresas niponas 31.600 millones de dólares. El crecimiento subyacente fue del 11,8%, si bien la debilidad del yen deslució el crecimiento general, situado en un 4,2%. Nintendo y Mitsubishi Corporation protagonizaron las mayores subidas anuales en la remuneración al accionista, mientras que Japan Airlines recortó sus repartos ante el descenso de los beneficios. En términos generales, más de un 75% de las empresas niponas incrementó sus dividendos en yenes.

En Asia, Corea del Sur alcanzó un nuevo récord, mientras que en los mercados emergentes, Indonesia, Brasil, Rusia y México se situaron entre los países donde más dividendos se repartieron. Si bien se produjo una gran dispersión entre países, el crecimiento conjunto general experimentó un alza interanual del 29,7% (27,1% en base subyacente).

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente