Rechazo de los profesionales al impuesto sobre transacciones financieras de la UE


Un estudio realizado por el CFA Institute entre los profesionales de la inversión y los mercados financieros en Europa ha puesto de manifiesto dos preocupaciones
principales de estos profesionales sobre el impuesto a las transacciones financieras que planea establecer la UE. La primera es que los costos del impuesto, en última instancia, serán asumidos por el cliente final de productos y servicios financieros. La segunda es que si el ITF no se aplica a nivel mundial, la iniciativa dará lugar a un arbitraje regulatorio y afectará la competitividad del sector financiero de la UE.


El estudio, realizado entre 722 profesionales de la inversión miembros del CFA Institute en la UE y Suiza, pedía la opinión de los participantes sobre los tres modelos de impuestos que fueron objeto de examen por la Comisión Europea: un Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), el Impuesto de Actividades Financieras (IAF), que grava la suma de los beneficios y los salarios, y un impuesto bancario (basado en los activos o pasivos). Un 49% de los encuestados opina que un nuevo impuesto sobre el sector financiero no sería justificable, en comparación con el 48% que piensan que sí lo sería. La mayoría de los encuestados indicaron que el coste del impuesto será soportado por el cliente final; el 75% para el ITF, el 60% para el IAF, y el 59% para un impuesto a la banca.


Para cada impuesto, se pidió a los encuestados determinar el nivel en el que serían más eficaces. Las respuestas fueron homogéneas con el IAF y el impuesto a la banca: el 54 y 59% cree que sería más eficaz su aplicación a nivel del G-20 o superior, un 29 y 23% creen que no sería eficaz a ningún nivel, y un 9 y 11% opina que sería más eficaz implantado en el ámbito de la UE. Las opiniones estuvieron divididas sobre el ITF: el 45% piensa que no sería eficaz a ningún nivel, y el 44% que sería eficaz en el ámbito del G-20 o superior. El 5% cree que sería más eficaz a nivel europeo. Adicionalmente, un 31% estima que, si un nuevo impuesto se aplica sobre el sector financiero, este debería ser sobre la banca, un 15% sobre el IAF, y un 12% sobre el ITF.

Noticias relacionadas

Lo más leído