Real estate: la inversión alternativa de mayor peso en los fondos de pensiones europeos


Los inversores institucionales europeos aumentaron su interés en lograr mayores retornos el año pasado a la vez que mantenían los riesgos bajo control, según la décima edición de la Encuesta de la Gestión Institucional Europea (European Institutional Asset Management Survey). Entre las revelaciones de la encuesta que hacen referencia a los fondos de pensiones, destaca un sentimiento más positivo con respecto a 2008 que benefició principalmente a los activos de mayor riesgo y, entre ellos, a las inversiones alternativas como el sector inmobiliario, el capital riesgo o los hedge funds, según publica Propertyfunds. Entre los activos alternativos, la inversión en bienes inmobiliarios está surgiendo con especial interés: de hecho, está en los niveles más altos en ocho años, con el 6,6% de los activos totales de los inversores.

“Los resultados de la encuesta apuntan hacia el camino de la recuperación y hacia una tendencia de reversión por parte de los inversores que están rebalanceando sus portfolios reduciendo cash y mostrando un apetito creciente en inversiones alternativas”, afirma Simon Redman, responsable de gestión de producto de Invesco Real estate, patrocinador de la encuesta. “Hay un sentimiento de retorno a la normalidad y los inversores parecen resueltos a volver a donde estaban antes de los traumas y dramas infligidos por la crisis financiera”, apostilla.

El hecho de que los inversores vuelvan a buscar mayores retornos se ve reflejado en el cambio desde la liquidez hacia las inversiones alternativas. Así, los fondos de pensiones empezaron a reducir los niveles de cash en 2009 y a diversificar las carteras en inversiones como real estate, hedge funds, materias primas y capital riesgo. La encuesta indica que el proceso de diversificación probablemente continuará, debido a los incrementos en las posiciones de los anteriores activos. De hecho, durante todo el año, las inversiones alternativas que incluyen sector inmobiliario resurgieron para suponer el 11,7% de los portfolios de los encuestados.

“La crisis económica restó confianza en estos activos, pero los inversores institucionales europeos parecen apostar por ellos de nuevo”, afirma Redman, convencido que de aparentemente están recuperando su confianza en la baja correlación de los mismos con la principal corriente de activos.

Entre ellos, la inversión en real estate está en los niveles más altos en ocho años, con el 6,6% de los activos totales de los inversores. “Dado el continuado crecimiento en su importancia, está claro que ocupará cada vez una mayor parte de las futuras carteras”, dice Redman. De hecho, todas las clases de inversores han elevado sus asignaciones hacia activos inmobiliarios: aquellos con patrimonio medio fueron los que protagonizaron el mayor incremento, lo que puede interpretarse como un posible signo de rectificar las significativas reducciones que hicieron a lo largo del año anterior.

Lo más leído