Razones por las que la mejora del empleo en EEUU no se acompaña de una recuperación del consumo


Mientras que el mercado laboral estadounidense ha mostrado recientemente signos de mejoría, esto no se ha visto acompañado por una recuperación del consumo en el país. De hecho, la semana pasada, las ventas minoristas en Estados Unidos estuvieron por debajo de las expectativas por segundo mes consecutivo, mientras que el crecimiento del consumo se mantuvo estable en torno a una tasa del 2% anual durante los últimos diez años. En un artículo publicado en su página web, Russ Koesterich, responsable de estrategia de inversión de iShares, cuatro son los factores que explican por qué el consumo no va en la misma línea que el empleo.

 

En primer lugar, este experto señala que el crecimiento del empleo debe analizarse con cierta perspectiva, ya que “la mejora del mercado laboral parte de niveles muy bajos”. En segundo término, la fuerza laboral se ha reducido. En este sentido, Koesterich señala que “si bien el crecimiento del empleo se ha acelerado en las últimas semanas, la caída del paro se produce en parte por una tasa de actividad menor, que actualmente se sitúa en el 63,7%, el nivel más bajo desde 1983”. 

 

Otro aspecto que afecta directamente al consumo es la desaceleración en el incremento de los salarios. En este punto, el estratega de inversión de iShares indica que la subida en los ingresos disponibles ha menguado, una situación que es aún peor para los trabajadores que cobran por hora. “A esta clase de profesionales tan sólo se les subió el sueldo en enero un 1,5% con respecto al año anterior, lo que representa la menor tasa de crecimiento desde 1965”, destaca el experto. Como último punto, Koesterich subraya una deuda de los hogares que, a pesar de haberse contraído, “continúa en niveles muy superiores al promedio histórico”.