Razones por las que esperar que las tecnológicas refuercen su política de dividendo


El sector tecnológico representa actualmente una interesante oportunidad para todos aquellos gestores cuya estrategia de inversión está enfocada hacia la búsqueda de compañías que ofrezcan una atractiva rentabilidad por dividendo. Las razones son varias. La principal: las compañías de tecnología impulsarán sus dividendos a medida que buscan nuevos inversores y diversifican su base accionarial, dado que muchas de ellas son empresas con unos balances sólidos y con un nivel de deuda muy bajo, con unos flujos libres de caja abundantes y unos ratios de ‘pay-out’ todavía conservadores.

Según Peter Vanderlee, gestor de ClearBridge, filial de Legg Mason Global Asset Management, esto significa que a pesar de la tendencia creciente a un incremento significativo de los dividendos de las tecnológicas a lo largo de los últimos tiempos, “aún queda un largo camino por recorrer”. De acuerdo con los datos de la boutique, tres compañías han comenzado a repartir dividendos este año en el S&P 500 mientras que 38 acciones de tecnología de EEUU han aumentado sus dividendos en los últimos 12 meses”. Un dato: “en 2002 un 20% de las compañías tecnológicas del S&P 500 repartían dividendos frente al 53,5% que lo hacían a finales del año pasado”.

Tal y como destaca el experto, en el contexto actual existe una gran demanda de acciones que generen dividendos en un entorno de búsqueda de ingresos por parte de los inversores. En este sentido, Vanderlee reconoce que en su entidad esperan que la tendencia de aumento de dividendos de las compañías de tecnología continúe. A su juicio, el hecho de que empresas como Cisco hayan anunciado que elevarán un 75% la retribución a sus accionistas es un factor que presiona a otras empresas del sector a seguir sus pasos, como demuestra el hecho de que Apple haya decidido pagar dividendo por primera vez en su historia.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído