Razones para ser optimistas con la recuperación y los mercados


La vuelta a la volatilidad de estas últimas semanas, empujada por unos datos preocupantes de los contagios por COVID-19 y renovadas tensiones geopolíticas, nos pueden llevar a perder de vista la imagen completa. Porque a pesar de un septiembre complicado, en la foto final del tercer trimestre los principales activos de riesgo salen bien parados. ¿Está justificado? ¿Respaldan los datos económicos el rally en las bolsas? En opinión deJ.P. Morgan Asset Management, sí. Hay razones, y muchas, para ser optimistas.

Lucía Gutiérrez-Mellado, directora de Estrategia de J.P. Morgan AM para España y Portugal, no duda en su pronóstico: “El tercer trimestre va a sorprender al alza”. En su opinión, los datos macro así lo avalan. La actividad manufacturera en las principales economías da claras muestras de su recuperación. Y destaca dos cifras: las de nuevas peticiones y el desempleo en Estados Unidos. En Asía, también, la industria muestra su fortaleza.

Screen_Shot_2020-10-14_at_14

El tono general entre las principales economías es que se tocó fondo en marzo. Algunas con más fuerza, otras con menos, pero como apreciamos en el gráfico anterior, incluso los negocios directamente limitados por la pandemia levantan cabeza ya. 

Lo que no quiere decir que no persistan nichos de debilidad. Y el consenso tiene muy claro su foco, en el sector servicios. “Es algo que no sorprende. La realidad es que hasta que no haya vacunas habrá partes de la economía que ineludiblemente van a sufrir”, reconoce la experta. Y por eso mismo es tan difícil determinar qué forma tendrá la recuperación económica.

Lo que sí tiene claro es que la habrá. De hecho, que estamos inmersos en ella y que continuará a lo largo del año que viene. “Lo bueno es que vemos las condiciones necesarias para que la recuperación se materialice”, afirma. Ciertamente, los índices de confianza empresarial encadenan varios meses de mejora. Más notablemente en Estados Unidos, pero aun así repunta en Europa. Además, como bien recuerda, Gutiérrez-Mellado, las condiciones financieras siguen siendo muy acomodaticias.

Screen_Shot_2020-10-14_at_14

Donde sí se aventura a ver una recuperación en V es en China. En el país asiático la actividad manufacturera volvió en agosto a niveles previos a la crisis y en las últimas semanas incluso las ventas al por menor vuelven a estar en terreno positivo. De los datos que llegan de China, la experta resalta el gráfico de la derecha, el de las exportaciones, que desde hace meses está en proceso de mejoría. Y es más, que podemos extraer de él señales positivas. “La buena noticia es que durante la primera mitad de año las exportaciones de China se sostuvieron gracias a la demanda de material sanitario, pero desde verano detectamos un cambio de tendencia. La gama de productos que exporta se ha ampliado y vuelven a ser bienes más normalizados”, comenta. 

A nivel negocio también hay argumentos que respaldan estar positivos. La temporada de resultados del segundo trimestre, en opinión de Gutiérrez-Mellado, nos confirma que las empresas en general han tocado fondo. Y que, además, lo han hecho tras meses de fuertes revisiones a la baja por parte de los analistas. “Algo que nos llevaba a nosotros a ser más optimistas que el mercado cuando analizábamos empresas es que notábamos el enorme esfuerzo que están haciendo las corporaciones para lidiar con la crisis, en la gestión de costes, etc.”, cuenta. Así, para 2021 desde J.P. Morgan AM pronostican una recuperación de los beneficios del 30% frente a la caída del 20% prevista para este año.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído