Razones para invertir en high yield corporativo europeo


TRIBUNA de Bernard Lalière, gestor de Degroof Petercam AM. Comentario patrocinado por Degroof Petercam AM.

El mercado europeo de high yield goza de una buena salud después de un verano positivo. Aunque el periodo estival no suele traer eventos relevantes, las pruebas de misiles de Corea del Norte impregnaron de cierto nerviosismo los mercados financieros. No obstante, el sentimiento sigue siendo positivo en la zona euro, donde la fortaleza de la divisa puede contrarrestar parte del optimismo de los indicadores de crecimiento pero, en general, la expansión de la región sigue teniendo una base sólida, con la demanda doméstica privada bastante fuerte en muchos países.

En cuanto a los beneficios empresariales, la mayoría de las compañías que han publicado resultados han alcanzado o superado las previsiones. Algunas compañías mejoraron sus previsiones para la segunda mitad sobre la base del impulso económico. El crecimiento de los ingresos se encuentra por encima del 7% anual, un nivel que no se había visto desde la crisis de deuda soberana europea. En el terreno de la renta fija, los diferenciales del high yield se ampliaron y los bonos con rating B superaron a los de rating BB y, aunque el mercado primario se ralentizó durante el verano, el contexto general demanda-oferta del high yield europeo sigue siendo favorable. En lo que va de año, las nuevas emisiones han estado centradas principalmente en refinanciar deuda ya existente. Las compañías todavía acuden al mercado de préstamos para (re)financiar su deuda y de momento también contendrán el posible exceso de oferta en el mercado de high yield.

El riesgo de crédito sigue bajo control, con relativamente pocas tensiones en el mercado europeo de high yield. El riesgo geopolítico ha salido a la luz con las pruebas nucleares y de misiles de Corea del Norte. Probablemente este seguirá siendo uno de los mayores riesgos para el mercado en el futuro cercano, junto con el debate sobre el techo de deuda en Estados Unidos y las reducciones de los estímulos por parte de los bancos centrales. El mercado está descontando una retirada gradual del programa de compras del BCE, aunque nuestro escenario base también contempla una extensión del programa ya entrado 2018. El plazo para comunicar esta extensión cada vez es más reducido y la incertidumbre puede provocar volatilidad a finales de este año.

Nuestras previsiones de impago siguen siendo bajas y vemos pocos bonos con precios bajo presión en el high yield europeo. Los actuales diferenciales no remuneran para un ciclo medio de impago pero, en un mundo en el que los diferenciales han sido presionados a la baja por los bancos centrales y donde los impagos siguen siendo muy bajos, este segmento ofrece un carry interesante. Para aprovechar las oportunidades que ofrece este entorno, Degroof Petercam AM cuenta con los fondos DPAM L Bonds Eur Corporate High Yield y DPAM Bonds L Corporate High Yield EUR 2023.

En el entorno actual de rendimientos bajos, los fondos de renta fija con vencimiento fijo, como DPAM Bonds L Corporate High Yield EUR 2023, constituyen una opción atractiva para diversificar una cartera para inversores centrados principalmente en el mercado europeo. Este fondo invierte en deuda corporativa de alto rendimiento en euros con un vencimiento fijo (diciembre de 2023). La estrategia está reforzada por la amplia experiencia y el historial positivo del equipo de gestión de Degroof Petercam AM, sin incumplimientos hasta la fecha en el high yield en euros, así como por el profundo conocimiento de la gestora de las empresas de la zona euro.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído