Razones para invertir en el mercado de renta fija europeo: atractivos y estrategias


El mercado de renta fija europeo representa actualmente una atractiva oportunidad que el inversor no debe dejar escapar. Así lo aseguran Cosimo Marasciulo, responsable de Renta Fija Soberana europea de Pioneer Investments (en la imagen) y Garrett Walsh, responsable de Renta Fija Corporativa europea en la entidad, al considerar que existen varios factores que apoyan a esta clase de activos. Entre ellos, unos datos macroeconómicos mejores de lo previsto, los esteroides inyectados por las autoridades monetarias a los mercados y el hecho de que el BCE haya logrado cortar los riesgos de cola con su anuncio de compra ilimitada de deuda pública de países que soliciten formalmente el rescate.

En un presentación celebrada en Madrid, ambos expertos se mostraron convencidos de que Mario Draghi ha sentado las bases para establecer una unión fiscal y sembrado la semilla que dará lugar a un sistema de mutualización de la deuda. Asimismo, también consideran positiva la presión que está siendo ejercida sobre los políticos para poner en marcha las reformas estructurales que necesitan las economías. “Aunque es sencillo evaluar cuál es el impacto de la política fiscal y monetaria en el mercado, no lo es medir los efectos de las reformas adoptadas por los gobiernos periféricos hasta ahora. Lo que sí sabemos es que mejoran la competitividad del país”, asegura Marasciulo.

En este sentido, el director de Renta Fija Soberana europea de Pioneer Investments ve una buena noticia el hecho de que los costes laborales de los periféricos tiendan ahora a converger con los de la economía alemana. “En los próximos tres años, los costes laborales de los periféricos serán los mismos que los de Alemania”, afirma. Esto, a su vez, mejora el sentimiento que existe en el mercado hacia países como España o Italia. “La intervención del BCE ha conseguido reducir el riesgo de ruptura del euro, lo cuál debería hacer retornar la confianza e impulsar unas valoraciones, algo que todavía no se ha producido en el mercado de renta fija corporativa periférica”, señala Walsh.

De hecho, desde la entidad se muestran muy positivos respecto a esta clase de activos de cara al cuatro trimestre del año, aunque están convencidos de que habrá volatilidad y ruido. En este sentido, desde Pioneer Investments apuestan por un retorno paulatino de la inversión hacia estos mercados. Según datos de Marasciulo, “el porcentaje de inversores extranjeros en el mercado de bonos europeo ha pasado del 40% de 2010 al 25% actual. Estos niveles suponen el suelo. No vemos más caídas, sino todo lo contrario. Esperamos que a partir de ahora el inversor extranjero vaya tomando posiciones y acumulando bonos europeos en su cartera”, reconoce el experto.

Más riesgo a las carteras

En el actual entorno, en Pioneer afirman mostrarse muy positivos respecto al riesgo. “La mayoría de las decisiones tomadas por el inversor durante la primera parte del año estaban orientadas a preservar el capital. Ahora, sin embargo, hay que dejar de adoptar una estrategia tan conservadora para buscar la apreciación del capital. No puedes permanecer en activos que no ofrezcan rentabilidad por mucho tiempo”, asegura Walsh. En este punto, el experto cree que, técnicamente, los fundamentos que apoyan a la deuda corporativa con grado de inversión son sólidos. “Los flujos de entrada permanecen estables y estoy convencido de que el inversor seguirá apostando por esta clase de activos”.

El experto cree importante no dejarse condicionar por el ruido que envuelve al mercado e ir a por las oportunidades allí donde se presenten. Pone como ejemplo el sector financiero. “Es muy fácil justificar un posicionamiento alejado del sistema financiero en estos momentos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el sector está inmerso en un proceso de desapalancamiento y recapitalización y que ahora presta mucha más atención a los riesgos”, señala. “Hay valor en las financieras, por lo que se debe tener en cuenta a un sector en el que habrá ganadores y perdedores. Por este motivo, la selección de valores es hoy en día un aspecto increíblemente importante”, asegura Walsh.

La estrategia concreta de la gestora

En términos generales, en un entorno de bajo crecimiento económico y unos indicadores de PMI manufacturero en Europa todavía débiles, Walsh evita mantener exposición a deuda de empresas ligadas a los metales y la minería. Al menos, por ahora. Del mimo modo, infraponderan compañías de consumo, concretamente aquellas que están muy apalancadas en economías que muestran una mayor debilidad. Por el contrario, sobreponderan ‘utilities’ y operadoras de telecomunicaciones, aunque reconoce que existe una gran dispersión en lo que respecta a ambos sectores. “De lo que se trata es de identificar las mejores oportunidades en cada área”, afirma Cosimo Marasciulo.

Para hacerlo con éxito, en la entidad cuentan con un equipo de 15 analistas especializados tanto en mercados como en categorías. Según Marasciulo, esta labor es muy importante ya que hay muchas empresas de gran tamaño que, sorprendentemente, no tienen asignado un rating. Cada fondo sigue su estrategia. El Pioneer Euro Aggregate Bond, por ejemplo, cuenta con un equipo muy consolidado. Usan ‘stop loss’ y no invierten en deuda irlandesa o lusa al ser mercados de menor liquidez. En el Pioneer Euro Corporate Bond, el equipo gestor ha añadido riesgo a la cartera tras el verano, sobre todo bonos ligados al sector financiero. También han incrementado el peso de ‘utilities’ y operadoras de telecomunicaciones.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído