Razones para aguantar el tipo en bonos emergentes


Aunque no siempre es fácil mantener el tipo. En un desayuno organizado por Funds People y patrocinado por Vontobel sobre renta fija emergente, Alicia Arriero, directora de Andbank Wealth Management, comenta que en ocasiones es difícil explicarle a un cliente que se ha invertido en un bono de Argentina o Turquía en el que se está perdiendo. Y ante esa situación, muchas veces la reacción puede ser salir en primer lugar de esas inversiones: “En general, muchas veces nos salimos de manera indiscriminada y masiva, lo que provoca oleadas como la que hemos vivido este año. De hecho, el ejercicio empezó con flujos muy positivos, y se comienza a estropear en mayo”.

Jesús Borrás, gestor de fondos de fondos y retorno absoluto de Bankia, cree que la clave es “encajar la visión de medio y largo plazo, el hecho de que estratégicamente los mercados emergentes deben pesar más en las carteras, con la sensibilidad del cliente, que es muy cortoplacista, y cuyo nerviosismo nos influye a todos cuando vienen mal dadas”.

029

De la misma manera, Ricardo Comin, director de Ventas de Vontobel AM para Iberia y Latam, considera que lo que realmente hace daño a estos mercados son esos flujos bruscos, el flujo turista, pero también explica que “cada vez más inversores institucionales, como mutualidades y planes de pensiones, tienen más peso en ellos, lo que hace que la situación se estabilice y que cada vez los baches sean menores”.

¿Miedo a Trump?

Varias de las claves que explican este año alguno de esos baches en los mercados de renta fija emergente están relacionadas con la política del presidente estadounidense Donald Trump. Una de ellas es la guerra comercial con China, que se mantiene pese a que los demócratas han arrebatado la mayoría a los republicanos en el Congreso en las pasadas elecciones de medio mandato en EE.UU., un resultado que se esperaba que aliviaría algo la tensión al reducir la fuerza negociadora del presidente. En cualquier caso, los expertos creen que se trata de un foco de inestabilidad a corto plazo, y una oportunidad a medio y largo plazo. Además, no va a ser un conflicto eterno.

Cristina Gavín, gestora de fondos de inversión y responsable de la selección de fondos de renta fija de Ibercaja Gestión, está convencida de que el conflicto se resolverá en el medio y largo plazo: “EE.UU. ha demostrado que, en el fondo, lo que quiere es negociar, igual que lo ha hecho con México o Canadá. Creo que con China también es una guerra dialéctica, uno contra otro, sobre todo porque el peso que tienen las exportaciones de China a EE.UU. es muy importante. Al final van a llegar a un acuerdo porque le interesa a ambos países”.

Otro foco de preocupación procedente de EE.UU. es su política monetaria y su impacto en la renta fija emergente. Cristina Gavín, no obstante, comenta que el peso de la deuda emitida en moneda local en estos mercados ha aumentado frente a la emitida en hard currency, por lo que considera que la sensibilidad es menor. En cualquier caso, aconseja “seleccionar países con un importante nivel de reservas que pueda ofrecer seguridad frente a este momento de repunte de tipos de interés, y que no tengan problemas de elevado endeudamiento en moneda fuerte”.

Félix López, socio director de ATL Capital, explica, respecto a esa selección de activos, que en la composición general de los tipos de interés de los distintos mercados de renta fija emergente, es muy importante el componente de la tasa libre de riesgo, entendida como la rentabilidad del bono americano. “Si vemos que el recorrido al alza de los tipos de interés americanos es limitada, dada la coyuntura actual, y los diferenciales que pagan los países emergentes son atractivos, creo que el momento de entrada puede ser éste, porque cuando el mercado rebote, éstos son rápidos y bruscos, y recuperas en 1 o 2 meses lo que has estado perdiendo durante 12 meses”.

Alicia Arriero recuerda que no todos los países emergentes dependen de la misma manera de la economía americana: “Hay países como Argentina o Turquía que sí lo hacen, pero otros como Brasil a día de hoy no. Dependiendo de lo que pienses que van a hacer los tipos de interés y la divisa te puedes enfocar hacia una zona u otra”.

La clave, el medio y largo plazo

Tampoco hay que olvidar la evolución de estos países. Félix López explica que el peso que les adjudican a los emergentes inversores con gran experiencia en estos mercados tiene mucho que ver con el peso que van a tener estos mercados dentro de 10 años en la economía global. “A los americanos y los europeos nos gusta mucho centrarnos en lo nuestro, pero, al final, más del 50% del crecimiento viene de los emergentes, y dentro de 20 años varios de estos países estarán en el top 10 por PIB. Por tanto, si miro en ese medio y largo plazo, dentro de 10 años probablemente no estaré invirtiendo en emergentes sino en países que ya son desarrollados, con tires más elevadas que las que podamos encontrar en algo que pensamos que es más seguro, como un bono europeo o americano”.

Ricardo Comin apunta otro argumento para incorporar renta fija emergente a las carteras, la tasa de interés compuesto. Explica que su efecto en los últimos 10 años, desde que en 2007 se inició la crisis, “hubiese hecho que no solo se bata a la deuda americana, que ya es un logro tal y como ha evolucionado estos 10 años, sino que se ha batido también al S&P500”.

032

Motivos, por tanto, no faltan para diversificar las carteras invirtiendo en estos mercados. Las oportunidades están ahí. Jesús Borrás reconoce que ha sido un mal año, pero explica que “las ineficiencias en estos mercados hace que en momentos como el actual, en el que estos activos se han visto afectados indiscriminadamente por contagio de situaciones muy concretas de países con poco peso, las oportunidades se hayan acentuado. La clave es saber que a medio y largo plazo es una estrategia que tiene mucho sentido”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

No puede meterse todo en el mismo saco

Ni todo es bueno, ni todo es malo. Hay que hacer muchas distinciones a la hora de analizar lo que llamamos, en general, mercados emergentes. Esa denominación global esconde muchas diferencias. Sobre ellas debaten expertos y gestores en un desayuno organizado por Funds People y patrocinado por Vontobel.