Tags: Renta Variable |

Razones del rechazo al Sell in May de GVC Gaesco


El título de la conferencia ya era sugerente: Sell in May? No es necesario esperar al final del artículo para llegar a la respuesta. La convergencia a los fundamentales que debería darse en tres años podría adelantarse a este mismo año, según Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión. Por lo tanto, aconseja no vender.

Aunque haya muchos inversores deseando que el mercado caiga para comprar, Puig cree que no se están teniendo en cuenta en estos cálculos la fricción. “No hay que pararse a medio camino, hay que seguir comprando”, determina. No piensa que sea un tema de ser optimista -lo que queda por subir- o pesimista -ves lo que ha subido-, sino un error de cálculo. “No considerar el descuento fundamental equivale a no tener en cuenta la fricción en los cálculos”, puntualiza.

Para Puig, aunque una empresas haya alcanzado su valor fundamental, se debe vender si se encuentra un reemplazo. Desde su punto de vista, “hay que maximizar los descuentos fundamentales”. Cuando un reemplazo es costo, según Puig, es síntoma de que algo va mal. En estos momentos, esto les está ocurriendo en el sector tecnológico. “Hay ausencia de tecnologías rompedoras como las había en 2007”, indica.

Pese a que el descuento fundamental que había en noviembre era enorme, a día de hoy sigue habiendo una gran diferencia. En índices como el Ibex 35, señala, ha recorrido un 43% del camino en apenas 6 meses. Los motivos de esta subida, apunta, a que hay factores que van a seguir impulsando durante al menos 2 o 3 años el crecimiento de los beneficios empresariales: el crecimiento económico y de ventas, la moderación salarial, los costes financieros bajos… 

Pero no es solo que crezcan los beneficios y que las sorpresas sean positivas, comenta, sino que están batiendo las previsiones. En cuanto a los beneficios futuros, no piensa que a corto plazo se vaya a disparar el precio del petróleo, que habría encontrado una zona de confort entre los 45 y 60 dólares; y que las expectativas de reforma fiscal en EE.UU. pueden impulsar los negocios empresariales.

Entre ellas destaca una modificación sustancial de las reglas de juego, la posible deducción fiscal de capital de las empresas. “En este momento podría tener mucho efecto y contagiarse la medida a otras regiones”, subraya. Aunque Trump vaya con prisa, Puig recuerda que reforma de calado se ha tomado por otros presidentes antes de Agosto. 

Tendencia alcista

Respecto a por qué está subiendo la bolsa, especialmente la europea, hay un tridente de causas que explican esta tendencia alcista. Tal y como cita Puig, bolsas baratas, normalización de tipos de interés y reducción de la prima de riesgo política.

Después de un 2016 marcado de acontecimientos políticos históricos, Puig opina que los de 2017 son menos importantes. Pero más allá de las citas electorales o otros acontecimientos, el director general de GVC Gaesco Gestión presta atención a como el mercado se toma estas citas. De tres eventos que tuvieron lugar en 2016 no deseados por el mercado, como fueron el Brexit, Trump y el referéndum italiano, Puig desprende como conclusión que el mercado se ha ido inmunizando ante estos hechos. “El efecto del Brexit fue de 34 días, el de Trump de siete horas y el de Remzi de cinco minutos”, contextualiza. Por otro lado, resalta como desde el 6 de julio del pasado año, la bolsa europea ha batido a la estadounidense tanto en euros como en dólares.

Uno de los principales motivos para que esto pase es que los inversores americanos han empezado a comprar más Europa, al estar mucho más barata que las norteamericana, “en su valor adecuado”, resume. Además, en este entorno de baja volatilidad, comenta que está llegando un flujo institucional incesante que huyen de la renta fija a la renta variable a ritmo de vencimientos. “Con la inflación al 2% y los tipos por subir, son reacios a comprar deuda”, detalla.

Normalización de tipos 

Según Puig, basándose en la regla de Taylor, su tesis es que vendrán muchas más subidas de tipos de interés en EE.UU. En Europa, donde no aplica esta regla por el mandato del Banco Central Europeo de inflación, estima que el inicio de subidas podría darse a finales de 2018.

Una normalización de tipos, impulsada por la subida de tasas de inflación, tendría tres implicaciones: subida de las bolsas, liderazgo de las empresas cíclicas y el hundimientos de los mercados refugio en burbuja. En el primer caso, aclara Puig, “la bolsa sufre cuando los tipos pasan de normales a bajos, pero no de bajos a normales, caso que esperamos”. En cuanto a los cíclicos, que fueron los sectores que mejor se comportaron el año pasado, especifica que “tienen cuerda para rato”.

Por último, apunta como la renta fija a largo plazo, corporativa, la renta variable ultradefensiva, el oro y el franco suizo, mercados refugio hasta la fecha para muchos inversores, ya han sufrido fuertes caídas. Hasta que suban tipos en Europa, piensa que queda recorrido al dólar como mercado refugio. “Hasta un nivel de 0,9 no venderemos dólar”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído