Razones a favor y en contra de la prohibición de las posiciones cortas


24 horas después de que la CNMV prohibiera las posiciones cortas en la Bolsa española, el sentir general parece ser de apoyo a la medida con frases como “se tenía que haber hecho antes” o “deberían estar prohibidas para siempre”. Pero como en casi todas las cosas en la vida, también hay otro punto de vista. El de aquellos profesionales en contra de la medida, aunque en este caso no quieren aparecer con nombre y apellidos. Funds People ha hablado con gestores que se posicionan en uno y otro extremo y estos son sus argumentos, a favor y en contra.

Cinco razones en contra de la prohibición

1- Las posiciones cortas dan liquidez al mercado. Precisamente en un momento con escasa liquidez, el prohibir esta operativa sacará del mercado a muchos agentes que precisamente favorecen que fluya la liquidez.

2- Las posiciones cortas ayudan a la eficiencia de los precios. Si alguien está corto es porque otro está largo y, al final, mediante el ajuste de la oferta y la demanda es como se crean los precios de manera más eficiente.

3- No se pueden poner puertas al campo. Existen otras maneras de ponerse corto sobre España y sobre los valores de la bolsa y esta medida puede incentivar y que se busquen vías alternativas. Eso sí, la CNMV ha especificado en su texto que no se pueden usar otros índices diferentes al Ibex, como el EuroStoxx50, donde el peso de los valores españoles es significativo, aduciendo que tampoco está permitido “vender” EuroStoxx50 para posicionarse “corto” con el fin de “saltarse” la prohibición – vendes EuroStoxx50, compras Dax y Cac y te quedas con una resultante significativamente “corta” sobre valores españoles (12%aprox) e italianos (8%).

4- Las posiciones cortas no son siempre especuladoras. Los especuladores parecen siempre los malos de la película y es complicado argumentar que se puede estar a corto y no estar apostando a la baja per se. Determinadas estrategias, por ejemplo las de mercado neutral utilizan las posiciones cortas para, precisamente, conseguir esa neutralidad y cubrir los riesgos de mercado. También se utilizan para cubrir riesgos que el gestor no quiera en su cartera pudiendo este estar largo en otra pata de su cartera.

5- Esta decisión no tiene los efectos deseados. En la sesión del lunes el Ibex35 sí moderó su caída tras el anuncio de la prohibición de los cortos, pero no ha sido así el martes, cuando el índice ha caído un 3,6. Los mercados continúan su camino independientemente de este tipo de medidas. Además, algunos gestores apuntan que esta medida manda un mensaje de desesperación política y es un indicador negativo del país.

Cinco razones a favor de la prohibición

1- El mercado estaba siendo movido por especuladores, que distorsionan los precios y sacan a los inversores a largo plazo. Son los hedge funds los que están aprovechando la debilidad de España para ganar.

2- Ayudará a relajar la volatilidad de la bolsa. Al eliminar la posibilidad de las posiciones a corto, las tensiones bursátiles se relajarán.

3- Las empresas podrán gestionar su negocio sin el “miedo” a que los bajistas les presionen vía cotización de la acción, lo que beneficiará a la economía a largo plazo.

4- La prohibición de los cortos se suma a las distinas medidas adoptadas en los últimos meses en España que no se habían trasladado a los mercados y con esta limitación se gana tiempo para que las medidas calen.

5- Con esta medida, que algunos gestores opinan que debería ser pemanente, se evita que ocurran situaciones de alto riesgo, como el short squeeze. Esto ocurre, según se explica en el Observatorio sobre la Reforma de los Mercados Financieros Europeos, cuando existe un rápido incremento del precio de una acción ocasionado por una escasa oferta de títulos y una demanda muy elevada. El short squeeze típicamente ocurre cuando hay un gran numero de agentes que están cortos de una determinada acción y por alguna razón (por ejemplo para limitar sus pérdidas) quieren comprar las acciones de las cuales están cortos (esto técnicamente se conoce como cubrir la posición corta). Para cubrir la posición es necesario comprar acciones, lo cual eleva su precio, y a su vez genera pérdida en otros agentes que están cortos de dicha acción, provocando a menudo un rápido y fuerte incremento del precio de la acción.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído