Tags: ETF |

Ratios clave de la inversión por factores


A lo largo de los últimos años, los proveedores de ETF han ido poniendo a disposición de sus clientes estrategias factoriales, con la esperanza de que fuesen utilizadas por los inversores como herramientas para ganar exposición a los distintos estilos. La popularidad de estos productos ha ido creciendo con el tiempo, si bien su éxito comercial no ha alcanzado el de los ETF que replican los principales índices, tanto de renta variable como de renta fija, quizás por el rol más táctico que juegan estos instrumentos en las carteras.

Es de sobra conocido que las estrategias factoriales se dividen en cinco grandes categorías: value, momentum, calidad, dividendo y baja volatilidad. Lo que a veces se olvida es que son productos que replican índices dinámicos, con una estructura que da exposición a segmentos de mercado muy concretos, riesgos muy distintos y múltiplos con los que, a veces, el inversor podría no sentirse del todo cómodo dada la elevada concentración sectorial o geográfica que pueden presentar algunos de ellos.

Uno de los casos más evidentes se aprecia en el análisis del factor momentum. Casi el 60% de su peso factorial recae en tecnología y sanidad, mientras que el 72% en EE.UU. A lo largo de los últimos tres años, la rentabilidad anualizada del MSCI World Momentum Index ha sido del 18,2%, ocho puntos superior a la del MSCI World. Fue una estrategia ganadora, pero los múltiplos a los que cotiza hoy el momentum son de un PER de 37 veces, un 54% superior a la del índice general, y un Precio/Valor en Libros de 6,5, frente a las 2,7 del MSCI World. Es algo que se explica fundamentalmente por los elevados ratios a los que cotiza la tecnología.

En el caso del factor momentum, la rotación de cartera del índice es muy elevada, concretamente del 156% en los últimos 12 meses, mucho mayor que la del MSCI World, que está en un 3%. En otros factores, como el value, es justo al contrario. La rotación es mucho más baja (del 24%) y los múltiplos a los que cotiza el MSCI World Value Index más reducidos (PER de 17 veces y Precio Valor en Libros de 1,6). La rentabilidad anualizada a tres años ha sido exigua (1,6%). Hoy invertir globalmente en value a través de una estrategia pasiva significa exponer el 64% del patrimonio a EE.UU. y a sectores como el financiero (22%) y también el de la salud (12%).

En lo que respecta al Quality, el PER que se paga por replicar el índice MSCI World Quality Index es de casi 25 veces, muy similar al del MSCI World Index, si bien el Precio/Valor en Libros es mucho más elevado (7,3 frente a 2,7). Con una beta más baja (actualmente del 0,88), la réplica del índice Quality ha sido mucho más rentable que la del MSCI World. A tres años, la rentabilidad anualizada del primero ha sido del 17,3%, frente a la del 10,4% del principal índice de renta variable global. El sesgo del MSCI Quality Index a Estados Unidos es mucho mayor que en los casos anteriores (72%) y su similitud con el índice Momentum a nivel sectorial palmaria (dos tercios del índice lo concentran tecnología y salud).

Pasando al MSCI World High Dividend Index, se trata de un índice que en los últimos tres años ha perdido la batalla de la rentabilidad frente al MSCI World. El retorno anualizado generado por el índice que recoge las compañías que pagan un dividendo más suculento ha sido del 4,5%, menos de la mitad que la generada por el índice general (10,4%). Aunque la beta del High Dividend Index es la misma que la del Quality (0,88), el PER de este índice es mucho más bajo que el del MSCI World Index (15,8 veces frente a 24,6). El Precio/Valor en Libros también es inferior (2,1 frente a 2,7). A nivel geográfico, Estados Unidos pesa casi un 60%, seguido del japonés (8,4%). En el plano sectorial, salud (19,7%) y consumo básico (17,4%) son las de mayor ponderación.

Por último está el MSCI World Low Volatility Index, que en los últimos tres años ha cumplido su función de tener una volatilidad inferior a la del MSCI World (11,9% frente a 16,7%), si bien quedándose a la zaga del MSCI World en términos de rentabilidad (8,3% de retorno anualizado frente al 10,4% del índice general). El PER medio hoy de las compañías que integran el índice de baja volatilidad es de 22,8 veces, ligeramente inferior al del índice general, que supera las 24, mientras que el Precio/Valor en Libros es exactamente el mismo (2,7).

En su caso, el mercado estadounidense tiene un peso en el índice del 61%, seguido del japonés (12%), mientras que en términos sectoriales es uno de los índices más diversificados, siendo tecnología de la información (15,8%), consumo básico (14%), salud (12,9%), servicios de comunicación (12,5%) y financieras (12,2%) las de mayor ponderación.

Noticias relacionadas

Lo más leído