Raiffeisen: Los emergentes seguirían fuertes aunque EEUU y Europa entraran en recesión


Las economías nacionales de los mercados emergentes dan múltiples indicios de una sensible debilitación de la dinámica de crecimiento, aunque en la mayoría de los casos el nivel del que parte es alto, con lo que el crecimiento seguirá siendo fuerte, dicen en Raiffeisen Capital Management. De ahí que actualmente la gestora vea este debilitamiento más bien como un “descenso pasajero del crecimiento dentro de una fase de expansión más larga, que se mantendrá intacta siempre y cuando EEUU y la zona euro no entren en recesión”.

Pero aun en ese caso, cree que la mayor parte de los mercados emergentes estarían bastante bien pertrechados gracias al notable incremento de sus recursos financieros y al fuerte crecimiento de sus mercados interiores.

Con respecto a los mercados de Europa del Este, se muestran positivos con Rusia, donde la recuperación económica prosigue con tipos de interés estables y menos presiones inflacionistas. “La cosecha de este año parece que va a ser buena, por lo que cabe prever que en comparación con el año pasado (sequía extrema) los precios de los alimentos no generen en Rusia una notable presión inflacionista, lo cual a su vez repercutiría positivamente durante el segundo semestre sobre la inflación, que actualmente todavía supera el 8% (inflación subyacente)”, dice el informe.

Al igual que sucede en Hungría. “Para alegría de los participantes en el mercado, la tasa de inflación volvió a descender, incluso más de lo previsto. Si la dinámica inflacionista continuase debilitándose persistentemente en el segundo semestre, según pronostica el banco central, habría margen para recortar los tipos”.

Empresas