Rafael Valera (Buy & Hold): "El recorrido que esperábamos para todo 2020 se ha conseguido en dos meses"


La rápida recuperación de los mercados tras la pandemia por el COVID-19 en España ha sorprendido a los gestores de Buy & Hold: "El recorrido que esperábamos para todo 2020 se ha conseguido en los últimos dos meses y medio", ha reconocido Rafael Valera, consejero delegado y gestor de inversiones de la firma. Ahora, una vez pasado lo peor, la recuperación de las economías depende de un factor exógeno, la evolución de la pandemia", ha puntualizado el gestor.

La crisis del coronavirus les pilló "totalmente desprevenidos". Tanto es así que en torno al 25% de la cartera de renta variable estaba ligada al sector turismo y, en especial, a las aerolíneas. Una vez los mercados fueron cayendo, la gestora decidió rectificar y reducir la exposición hasta el 12%. A cambio, cuenta Julián Pascual, presidente de la gestora, "entramos en medios de pago y compramos Mastercard, Visa y Paypal".

Esto ha hecho que sus carteras estén más concentradas, pasando de tener 30 a 26 valores. "Cuando se producen caídas fuertes es mejor concentrar en los valores donde tienes más convicción", ha justificado Pascual.

A nivel sectorial, la tecnología predomina en sus carteras, con un peso del 24,1%, seguida de comunicaciones (18,8%), consumo no cíclico (17,8%), financieras (13,4%), industriales (11,9%) y consumo no cíclico (10,2%). Por su parte, mantienen en liquidez en torno al 2,6% del patrimonio. Por regiones, Estados Unidos predomina en su cartera con un peso del 43%, seguido de España (13,7%), Francia (11,1%) y Canadá (9,7%).

En renta fija, lo primero que hicieron fue "poner las carteras un 20% en liquidez porque no sabíamos cómo iban a reaccionar nuestros inversores", cuenta Valera. Querían estar preparados en caso de que tuvieran que atender reembolsos, "para no tener que vender de forma apresurada sabiendo que los mercados iban a estar muy difíciles en liquidez". Una vez contactaron con varios inversores, empezaron a diversificar la cartera.

El tamaño pequeño de sus fondos les ha permitido, continúa el gestor, mover las carteras con "bastante agilidad". Sus principales posiciones están en deuda del Grupo Cooperativo Cajamar (6,5%), Ibercaja (5,3%), Abanca (4,4%), Pemex (4,2%), Consus Real State (2,5%), EP Infrastructure (2,3%), Ryanair (2,2%), FCA (1,9%), Técnicas Reunidas (1,9%) y Petrobras (1,9%).

"Si el COVID-19 permite que las economías vayan arrancando, los diferenciales de crédito se irán reduciendo", ha justificado Valera. En cuanto a la distribución sectorial, las financieras pesan un 32,4% (aunque la mayoría son bancos subordinados), consumo cíclico (21%), consumo no cíclico (11,3%) e industrial (6,4%). En liquidez tienen en torno a un 6,8%.

Por su parte, la duración media de la cartera se sitúa en 3,9 años. "No tenemos miedo a la duración porque no vemos por ningún sitio inflación en Europa", ha insitido.

Luxemburgo

La CNMV aprobó en junio la fusión de las tres sicav españolas con los nuevos fondos luxemburgeses, después de haber montado allí su estructura paraguas a finales de 2019. Tal y como confirma Pascual, Buy & Hold estará allí operativa en un mes. "Estar en Luxemburgo es una garantía de calidad del producto, tienen un regulador riguroso y los grandes fondos del mundo trabajan desde allí", ha asegurado.

Para los clientes el movimiento no tiene impacto fiscal, porque "tendrán las mismas posiciones depositadas en sus bancos pero en vez de estar invertidos en una sicav española estarán en un fondo luxemburgués", ha explicado.

El proceso, que ha llevado dos años y medio, culmina así de manera "muy satisfactoria" para la firma, que ha querido criticar el "injusto tratamiento de las sicav que hay en España, que no se ha hecho en ningún otro país de Europa", ha dicho Pascual. "Nosotros empezamos a montar la estructura paraguas en Luxemburgo mucho antes de la llegada del actual Gobierno, por un problema de distribución, pero esto tampoco ayuda", ha recalcado.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído