Radiografía del sector farmacéutico: ¿Dónde están las oportunidades?


La población mundial en 2050 llegará a los 9.200 millones de personas, de los que 2.000 serán mayores de 60 años. De manera que la demanda de productos y servicios médicos seguirá creciendo independientemente del ciclo económico. Sólo en Estados Unidos el gasto anual en salud de una persona de más de 65 años es de 8.900 dólares (7.000 euros), 3,4 veces más que otra entre 18 y 44 años. De hecho, el gasto de su sistema de salud crece al 7% anual desde 1960.  Pero los fármacos biotecnológicos están contribuyendo a la prevención y de enfermedades degenerativas como el alzheimer, la osteoporosis, el parkinson, relacionadas con estilo de vida como la diabetes II, la hipertensión o enfermedades mortales como el SIDA o el cáncer.

El sector biotecnológico global está formado por 552 compañías, el 54% domiciliadas en EEUU, con una capitalización de 540.000 millones de dólares, el 8,7% del índice MSCI Healthcare.  Se trata de un segmento de alto crecimiento, fragmentado –el 88% de empresas tienen capitalización menor de 1.000 millones de dólares- con tendencia a la consolidación entre farmacéuticas grandes y pequeñas biotecnológicas-, de difícil acceso, basado en innovación e I+D, cuyo catalizador son aprobaciones de las agencias del medicamento.

Aprobación de superventas de más de 1.000 millones de dólares

El índice Nasdaq de biotecnología muestra muy buen comportamiento este año, con una subida del 20%. A ello contribuye la aprobación de superventas potenciales -de más de 1.000 millones de dólares- y progresos en la cola de ensayos clínicos. Ello a pesar del deterioro de precios y las políticas de reembolso de medicamentos en EEUU. La reforma sanitaria estadounidense implica cobertura universal de salud para 30 millones de personas adicionales pero su impacto es limitado en biotecnología.

Las empresas de biotecnología pueden crecer al 20%

De hecho, las empresas de biotecnología pueden crecer en ventas al 20% anualmente los próximos tres años, superando significativamente al mercado farmacéutico convencional -que crece al 4%-. Hay que tener en cuenta que en 2011 hubo liquidación –los inversores se centraron en valores “refugio” del sector farmacéutico- y pesimismo sobre lanzamientos de nuevos productos, lo que claramente ha creando oportunidades a medio y largo plazo.  Las expectativas han llegado a estar muy bajas y es previsible un alza significativa los próximos trimestres.

A medida que el sector se recupera de las ventas indiscriminadas de 2011, han convenido títulos de pequeña y mediana capitalización, frente a las de mayor tamaño -y empresas en fase de pre-lanzamiento y lanzamiento, cuyas valoraciones pueden mejorar.  En cualquier caso, convienen empresas que entran en nuevos ciclos de producto.  Recientemente hemos aumentado posiciones en Amarin, Vertex y Aveo -aprovechando su debilidad- y tomado ciertos beneficios en Biomarin, Life Technologies y United Therapeutics.

Fusiones o adquisiciones por valor de 29.000 millones de dólares

En 2011 la industria ha registrado resultados financieros superiores a las expectativas, con intensa actividad empresarial. En los doce últimos meses ha habido doce fusiones o adquisiciones importantes por valor de 29.000 millones de dólares y acuerdos de asociación de grandes compañías por valor de 16.000 millones.  La actividad reciente incluye la compra de Ardea por AstraZeneca en 1.300 millones de dólares y la puja de Glaxo por Human Genoma Sciences. Mientras, Amylin ha confirmando su intención de buscar comprador y Roche abandonado formalmente sus esfuerzos por adquirir Illumina. Onyx ha llegado a subir un 21% entre especulaciones de OPA.

Avances clínicos

La mayoría de biotecnológicas ha registrado resultados clínicos positivos recientemente, como Vertex con Kalydeco, Regeneron con Eylea e Incyte con el lanzamiento de Jakafi.  De hecho Regeneron y Eyla han aumentado la previsión de beneficios para 2012 y superado las expectativas y han llegado a subir con fuerza. Además, ha habido éxito en el tratamiento combinado de Hepatitis C con GS-7977 de Gilead y Daclatasvir de Bristol-Myers.  

Por otra parte, la aplicación de Vivus para disfunción eréctil se ha aprobado y Actelion tenido éxito en fase III para su compuesto Macicentan.  Los avances clínicos este año incluyen la plataforma de secuenciación de Oxford Nanopore.  Además, la agencia del medicamento de EEUU ha autorizado Korlym de Concept Therapeutics para síndrome de Cushing.

A ello se añade que Novo Nordisk ha aumentado el potencial comercial de Liraglutide y Medivation presentado ensayos clínicos en fase III para cáncer de próstata con MDV3100.  Alexion ha mejorado expectativas de crecimiento para Soliris y su fármaco recientemente adquirido Asfotase Alfa.

Por otra parte, Celgene tuvo un decepcionante primer trimestre y Omthera ha fracasado con Epanova en ensayos en fase III para muy altos triglicéridos, mientras Linaclotide de Ironwood se ha retrasado tres meses.  Dendreon se ha mostrado cauta con las ventas de Provenge e Intermune ha llegado a caer 29% tras datos mixtos en el lanzamiento de Esbriet para fibrosis pulmonar idiopática moderada. También se ha comportado peor Vertex, si bien antes de la publicación de datos de su componente para fibrosis cística.

Empresas

Lo más leído