Tags: Negocio |

Radiografía de la retribución: cuánto se cobra en la industria financiera en España


¿Estamos bien retribuidos? ¿En qué nivel salarial se encuentra la posición que ocupamos en nuestras compañías? ¿Y si la comparamos con el sector? ¿Predomina más el bonus discrecional o la retribución variable por consecución de objetivos individuales? Son preguntas que resuelve este extenso termómetro del nivel salarial de la industria financiera en España realizado por Nfoque Executive Search.

El artículo completo y mucho más extenso se puede leer en los números de septiembre y octubre de la revista de Funds People, pero les ofrecemos aquí un breve adelanto.

Dentro de lo heterogéneo que es el sector, adelantado que la gran conclusión es que no hay estándares definidos e iguales para los mismos perfiles entre diferentes compañías. Ni siquiera por la experiencia de los perfiles o por la marca de la entidad. Un ejemplo bastante general en España es que si una persona no se ha cambiado de compañía suele tener un sueldo por lo general por debajo del mercado frente a alguien que ha podido capitalizar este cambio.

Banca privada

En banca privada los perfiles más comerciales, los que generan negocio, tienen un rango superior que las posiciones más de soporte. Y esto se refleja lógicamente en la retribución. “No es lo mismo lo que se le paga a un banquero que tiene que traer nuevos clientes a la entidad que lo que se le paga a quien se le asignan clientes existentes”, explica José Miguel Moscardó, director de la consultora y el estudio.

Dentro de la banca privada las conclusiones del estudio de Nfoque permite distinguir a grandes rasgos dos perfiles: banca privada de red y banca privada independiente y especializada.

Captura_de_pantalla_2019-10-14_a_las_16

La banca privada de red es la que se lleva a cabo en la banca comercial, por lo general integrado en las propias sucursales del banco. Aquí los modelos de compensación no suelen ser agresivos, según entiende Moscardó, porque es un servicio que se presta a clientes que ya son de la propia institución financiera. En cambio en la banca privada que se realiza de forma independiente y especializada los banqueros tienen objetivos de captación de clientes nuevos y patrimonio. De ahí que influye directamente en su remuneración el patrimonio bajo su supervisión.

Gestoras

En la otra cara de la moneda de la industria están las gestoras. Aquí el estudio muestra una relevante diferencia entre las gestoras nacionales e internacionales. Las españolas se asemejan a la banca privada en tanto en cuanto predominan los salarios fijas más competitivos con un variable de bonus más discrecionales y conservadores. En cambio las extranjeras importan un modelo de retribución más equilibrado entre el fijo y el variable; con una base más competitiva que se complementa con otra pata basada en objetivos, más potente y agresiva.

Captura_de_pantalla_2019-10-14_a_las_16

Dicho lo anterior, cada vez hay mayor confluencia hacia un estilo de remuneración. Curiosamente, Moscardó ve que la tendencia va hacia el modelo americano, hacia “modelos de retribución más creativos y basados en objetivos y en la retención”. A diferencia de en la banca privada, por la tipología de clientes (más institucionales) y el volumen de negocio que se gestiona, se emplean cálculos distintos en la retribución variable. Es más, el estudio de Nfoque muestra que en los perfiles del front office el bonus es proporcionalmente superior al de la banca privada. Llega a estar entre el 40 y el 60% sobre el salario fijo. Incluso en los puestos más senior o de dirección –como un responsable de negocio- el variable puede llegar al 100% del salario fijo.

Profesionales

Noticias relacionadas