Tags: Negocio | Europa |

Racionalización de la oferta de fondos: la limpieza de gamas ha concluido


Durante los últimos cinco años, el número de fondos disponibles para su venta en Europa se ha ido reduciendo. Las liquidaciones y fusiones de productos superaba claramente a la cifra de lanzamientos, lo que daba como resultado una oferta cada vez más reducida. En 2012 y 2013 fue cuando la restricción de la oferta fue mayor. Aquellos años la oferta neta de fondos disponibles para el inversor europeo se contrajo en aproximadamente 2.500 fondos, según datos de Lipper. A partir de entonces, la oferta continuó reduciéndose aunque, cada año, de manera menos relevante. La noticia es que, si nada lo remedia, este año será el primero en mucho tiempo en el que la oferta de fondos en Europa no solo no se acortará, sino que aumentará.

Captura_de_pantalla_2018-11-25_a_las_21

“Lo que estamos viendo a lo largo de los últimos años es una clara tendencia a la baja, tanto en el número de fondos liquidados, que ha bajado de manera muy significativa, fusionados como también en la cifra de productos nuevos que se lanzan al mercado”, revela Detlef Glow, responsable de Análisis de Lipper para EMEA en la XVII European Fund Distribution Landscape Seminar organizado por Accelerando Associates en Madrid. “Esto va a dar como resultado que en 2018 la oferta neta de fondos se vea incrementada, lo que significa que las gestoras están encontrando nuevas oportunidades en las que poder aumentar la oferta y también que las entidades están dando por finalizada el proceso de limpieza de gamas, suprimiendo duplicidades o estrategias que han ofrecido malos resultados”.

Captura_de_pantalla_2018-11-25_a_las_21

La cuestión es si es pronto para que este proceso se de por culminado, sobre todo teniendo en cuenta que hay voces que siguen alertando de que hay demasiados fondos de inversión en el mercado. Lo dicen desde Morningstar y también desde las propias gestoras. “Actualmente, en Europa se comercializan 4.458 fondos de renta variable europea. Son casi 550 más que empresas cotizadas hay en Europa. Existe una sobrecapacidad importante en la industria. Cuando esto ocurre surge una gran proliferación de productos, lo que lleva a la aparición de productos mediocres”, asegura Chris Willcox, consejero delegado de J.P.Morgan AM. La firma americana ha hecho una limpieza fondo, reduciendo la gama en un 23% en el primer semestre, al pasar de ofrecer 550 fondos en 2017 a 423 a cierre de junio.

Los hechos confirman esta necesidad de la industria de simplificar gamas. Según un estudio realizado por Morningstar, en los últimos diez años únicamente el 16% de los fondos incluidos en la categoría Europe Large Cap Blend Equity han conseguido ofrecer una rentabilidad neta superior al retorno neto generado por la media de una cesta de ETF comparables. Si se hace el mismo ejercicio a cinco años, solo uno de cada cinco productos lograron batir al fondo pasivo. La cuestión es que, a pesar de los malos resultados generados, la mayoría de esos productos se siguen comercializando. De los 645 fondos de bolsa europea con estilo blend que había hace diez años, casi la mitad siguen vivos (44%).

En realidad, esto no es un problema de los fondos de bolsa europea. Sucede en prácticamente todas las categorías, en algunos casos incluso de manera más acentuada, como es el caso de la renta variable americana. “Muchos gestores activos desaparecerán”, asegura Philip Kalus, consejero delegado de Accelerando Associates, consultora especializada en la industria de gestión de activos. A su entender, muchas gestoras continúan pensando que por el hecho de comercializar más fondos van a captar más activos, pero no es así. La clave es tener una gama simplificada, pero ofreciendo resultados óptimos. Es a ese tipo de productos a los que –en su opinión- se irán los flujos.

“Actualmente, en Europa, la mayor parte del patrimonio está en fondos activos, pero muy pegados al benchmark. Es el coto de caza para las gestoras con fondos verdaderamente activos y también para los fondos pasivos. La demanda en ambos extremos crecerá de manera muy importante, mientras que el patrimonio en fondos con bajos tracking error y muy pegados al índice de referencia se va a reducir. Eso representa una gran oportunidad para las gestoras para captar activos en Europa. Los ETF no van a acabar con la gestión activa. Siempre existirá demanda por fondos que realmente hagan una gestión activa”, sentencia el experto.

Captura_de_pantalla_2018-11-25_a_las_22

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas