Rabadán, de Inverco, aboga por la prohibición temporal de las posiciones cortas


El presidente de Inverco, Mariano Rabadán, ha aseguradoque el Fondo de Reserva de la Seguridad Social "tiene los años contados", por lo que habrá que buscar otros mecanismos para poder financiar las prestaciones sociales. Además, llamó a mejorar el ahorro de los españoles y advirtió sobre las pensiones, que serán mucho menores. Tambiénabogó porla prohibición de las posiciones cortas y por regularmás los hedge funds, según publica El Economista.

Durante su intervención en unas jornadas organizadas por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Rabadán consideró que los españoles deberán cotizar más en el futuro para que las siguientes generaciones puedan acceder al cobro de pensiones. Asimismo, dijo que en España los ciudadanos cotizan muy poco en comparación con otros países por lo que, aunque proporcionalmente cobramos más, en realidad recibimos menos y las pensiones son más bajas. También echó en falta la existencia en España de una tradición de ahorro", en parte debido a que "somos de naturaleza optimista" y menos previsores que nuestros vecinos. El presidente de Inverco abogó por la prohibición temporal y coordinada de las ventas a corto a escala mundial como fórmula para impedir caídas excesivas en la cotización de las acciones en bolsa, sobre todo del sector financiero. Así, subrayó la necesidad de que las autoridades tanto de Estados Unidos como de la Unión Europea acuerden suspender de forma "coyuntural" este tipo de operaciones que sacan rendimiento con las depreciaciones bursátiles. En este sentido, estimó que los jefes de estado que se reúnan en la cumbre del G-20 en Londres el próximo 2 de abril "deberían intentar coordinar mecanismos globales para que se puedan prohibir las ventas a corto, porque las situaciones de emergencia se afrontan con medidas de emergencia", si bien matizó que la suspensión "no debe ser para siempre". Rabadán recalcó que prohibir temporalmente estas prácticas debe hacerse de forma coordinada a ambos lados del Atlántico para garantizar su efectividad, ya que si sólo se adoptan medidas en la UE, las diversas compañías españolas que cotizan fuera del mercado europeo seguirían estando expuestas a los efectos de las ventas a corto. En este sentido, Rabadán no apoyó la adopción de medidas exclusivamente a escala nacional, tal y como solicita al Gobierno la Asociación Española de Banca (AEB), pero incidió en que cuando los mercados atraviesan "momentos malos" como el actual, es "una salvajada" que determinados hedge funds se dediquen a hundir entidades. El presidente de Inverco defendió las ventas a corto en épocas de normalidad en los mercados, ya que son un instrumento bursátil como otro cualquiera que dota de liquidez al mercado, pero advirtió de que cuando aparecen las comunicaciones de 'posiciones cortas' en la CNMV "el daño ya está hecho". Asimismo, Rabadán se mostró partidario de que los hedge funds estén sometidos a una mayor supervisión financiera a escala internacional, ya que, según sus cálculos, el 90% de estos fondos de alto riesgo están supervisados "de forma muy superficial o nada en absoluto". Según precisó, es importante contar con una mayor información sobre "qué hay dentro" de los productos que comercializan y que las entidades depositarias realicen una adecuada auditoría antes de implicarse en un producto para evitar fallos en cadena como los de la estafa de 50.000 millones de dólares, la mayor de la historia, perpetrada por Bernard L. Madoff, ahora en la cárcel. En este sentido, el presidente de Inverco recordó que ha habido hedge funds que comercializaron productos relacionados directa o indirectamente con el caso Madoff en la UE "donde el depositario no había hecho la 'due diligence' necesaria".

Empresas

Lo más leído