¿Quiere más de un 1% para su cartera en 2018? Imantia Capital le indica el (único) camino


El 2018 se acerca y todas las gestoras diseñan sus escenarios base y sus fórmulas de inversión para el año que está a punto de comenzar. En el próximo ejercicio, las elecciones parece que no serán las protagonistas como sí lo han sido en 2016 y 2017, por eso los focos serán ocupados por los bancos centrales y su normalización monetaria. Así lo cree Imantia Capital, que acaba de presentar su Outlook 2018.

En este documento, la gestora española señala que la fortaleza del ciclo económico y la inflación al alza justifican una progresiva normalización monetaria. Durante el año, “se vivirán episodios de mayor volatilidad, pero dentro de un rango bajo en términos históricos”. Y un factor que caracterizará el ejercicio y que desde la firma inciden es la escasa rentabilidad (o negativa, según el plazo y el rating) que ofrecerá la renta fija, haciendo necesaria la inclusión de activos de renta variable en las carteras de aquellos inversores que busquen una rentabilidad superior al 1%.

Renta fija: evolución de 2015 a 2018

Desde 2015, se ha producido un desplazamiento de las curvas de tipos que ha producido dos efectos distintos para un mismo objetivo: conseguir rentabilidad positiva en renta fija. Para obtener hoy un rendimiento positivo dentro del mismo nivel de rating, habría que incrementar en cinco años el riesgo de duración -una cuestión delicada con una futura subida de tipos por parte del BCE a la vista-, o por el contrario, descender como mínimo un escalón completo en el nivel de rating en una duración similar.

renta fija

Según el departamento de Gestión de la firma, “las valoraciones de los activos de renta fija continuarán muy ajustadas, con una diferenciación por clase de activo cada vez más complicada”. Únicamente “el crédito seguirá soportado por la alta demanda de los inversores en su búsqueda de yield, la bondad del escenario macroeconómico y unos bancos centrales con un tono laxo” a pesar de la futura subida de tipos.

Renta variable: la solución

“La mejora del ciclo económico y los positivos registros de crecimiento de beneficios (cercanos al 10% tanto en Europa como en Estados Unidos), junto a la rotación sectorial, favorecen que los activos de renta variable vayan a ofrecer en 2018 rentabilidades positivas”, con momentos de mayor volatilidad que en 2017, pero aún en niveles bajos, afirma Imantia sobre un tipo de activo que será la solución para aquellos inversores que quieran más de un 1% de rentabilidad en su cartera y, a su vez, sean capaces de soportar un mayor nivel de riesgo en sus posiciones.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído