Quién es quién en el servicio de gestión discrecional en España: Diaphanum, Intermoney y Unicaja


El servicio de gestión discrecional de carteras crecerá con fuerza en la nueva era MiFID II. Prácticamente todas las entidades confían desarrollar este servicio y dirigir a una gran parte de sus clientes hacia él. La principal muestra del interés de muchas entidades españolas es el lanzamiento de clases de sus fondos dirigidas exclusivamente para este servicio.

Después de Caja Ingenieros, GVC Gaesco y Julius Baer, una sociedad de valores independiente, otra perteneciente a un grupo de servicios de inversión y la banca privada de un grupo bancario siguen una serie de Funds People dedicada a conocer en profundidad los equipos responsables de este área, las características del servicio y los retos a los que se enfrentan.


Diaphanum Valores

Miguel Ángel García, DiaphanumTres profesionales con más de 15 años de experiencia, entre los que está Miguel Ángel García Muñoz, responsable de este área, controlan carteras para personas físicas y jurídicas con cinco niveles de riesgo cada una. Estas carteras se construyen al 100% con fondos de terceros.

Para un patrimonio mínimo de 250.000 euros, se ofrece un servicio cuyo coste medio de gestión es del 0,5% anual, aunque normalmente también hay una comisión de éxito. En total, 80 millones de patrimonio de la entidad están en este servicio. 

¿Cuál es el mayor reto para la gestión discrecional en el próximo año?

El mayor reto será el de todos los años, conseguir una buena rentabilidad dentro del nivel de riesgo de la cartera. El reto más concreto será saber reaccionar ante los riesgos que vemos en el horizonte: que no se cumplan las previsiones de aceleración económica y de los resultados empresariales, que haya un cambio brusco en los Bancos Centrales hacia políticas monetarias más restrictivas, que se acelere demasiado la economía de EE.UU. o que se produzcan eventos geopolíticos como puede ser Corea del Norte.

¿Cómo se implementa: gestión pasiva o activa o las dos? ¿Por qué?

Buscamos fondos que batan a largo plazo a sus índices de referencia y que el gestor sea capaz de hacerlo de forma consistente, en estos casos estamos dispuestos a pagar comisiones de gestión altas, en caso contrario acudimos a fondos o ETF indexados.

Normalmente es difícil batir a índices bien construidos en mercados eficientes, como EE.UU., en estos casos acudimos a la gestión pasiva. En Europa y Emergentes encontramos más oportunidades para la gestión activa.

¿Cada cuánto revisáis la cartera en circunstancias normales?

Todos los días estamos atentos a todo tipo de datos y noticias que puedan implicar la necesidad de tomar una decisión y realizar variaciones en las carteras.

¿ Qué perfil está más concentrado y cuál más diversificado?

En la medida que se asume un mayor nivel de riesgo exigimos una mayor diversificación, con más tipos de activos como vía de reducir la volatilidad-riesgo. En las carteras con menos riesgos utilizamos 11 fondos, frente a los 17 de una cartera agresiva.

¿Cuáles son vuestros fondos core de las carteras? ¿Qué tiempo les dais de confianza?

Los fondos elegidos pasan un exigente proceso de selección según una metodología propia y en la medida que siguen cumpliendo con los estándares exigidos se mantienen en las carteras. Su permanencia también depende de los cambios que realizamos en la asignación de activos, pueden entrar o salir en función de lo caro o barato que veamos los activos que integran nuestras carteras.


Intermoney Valores

Alberto Salgado Grupo CIMDEl servicio se presta desde el área CIMD Patrimonios y se ofrece para importes superiores a 300.000 euros. El responsable es Alberto Salgado, director de Inversiones de Intermoney Valores SV, quien dirige el comité de Inversiones de IM Valores SV, compuesto por los responsables de las áreas de Análisis, Renta Fija, Renta Variable y Capital Advisory del Grupo CIMD. Propiamente, el área de gestión de carteras está compuesta por tres personas.

La entidad, que atesora más de 100 millones de euros de patrimonio en este servicio, tiene establecidos cuatro perfiles de carteras de fondos: conservador, moderado, equilibrado y dinámico. Con esos mismos cuatro perfiles de riesgo, pero para importes superiores a 1 millón de euros, gestionan carteras personalizadas multiactivos. Sus carteras están compuestas por fondos de terceros en su mayor parte, y nunca superan el 20% en fondos propios.

Las comisiones de gestión dependen del importe de la cartera, perfil de riesgo, … pudiendo establecerse un coste fijo y otro variable, en función de los beneficios generados.

¿Cuál es el mayor reto para la gestión discrecional en el próximo año?

Evidentemente el mayor reto viene impuesto por el cambio en la legislación aplicable que entra en vigor el 1 de enero,  MiFID II. Las condiciones de mercado, por supuesto, serán vitales, como lo son siempre (en ese sentido no es novedoso).

La nueva normativa exige una total transparencia con el cliente, lo cual a nosotros no nos supone apenas cambio cultural, pues la transparencia ha sido y es uno de los pilares sobre los que estamos desarrollando el área de gestión patrimonial.

¿Cómo se implementa: gestión pasiva o activa o las dos? ¿Por qué?

No me gusta hablar de gestión “pasiva”, sino de gestión indiciada. Hay veces que el mayor acierto está en la correcta asignación de un correcto “asset allocation”, el cual, una vez establecido, nos lleva a elegir algunos productos indiciados y otros de gestión activa. En general, en la mayoría de carteras tratamos  de buscar “alfa”, seleccionando productos gestionados activamente.

¿Cada cuánto revisáis la cartera en circunstancias normales?

El comité de Inversiones se realiza mensualmente, en el que se hace seguimiento de las carteras. Pero si las condiciones de mercado cambian se pueden tomar decisiones cuando se estime oportuno, en eso somos muy ágiles. Por ejemplo, a raíz del pasado 1 de octubre, se impuso la revisión ante la dinámica que tomaba la crisis en Cataluña, con repercusiones evidentes sobre los mercados financieros domésticos.

¿Qué perfil está más concentrado y cuál más diversificado?

Creemos que la diversificación aporta valor a las carteras. Intentamos buscar el equilibrio para poder ser ágiles en la gestión y no caer en la trampa que querer tener un poco de todos los mejores fondos/gestores… Siempre nos dejaremos algún fondo fuera que nos gustaría haber tenido en la carteras, pero no es posible tenerlos todos. La selección de los mismos tiene que ser consistente en el tiempo.  Los perfiles más conservadores tienen, por lo general, menor número de fondos que los más arriesgados.

¿Cuáles son vuestros fondos core de las carteras? ¿Qué tiempo les dais de confianza?

Intermoney Variable Euro y Robeco Emerging Stars Equities están en nuestras carteras desde hace mucho tiempo para la parte de renta variable. En la parte más defensiva tenemos al Carmignac Sécurité para aportar estabilidad. Y dentro de los mixtos dinámicos de relativamente baja volatilidad venimos apostando por el Pareturn Cartesio Income.

Aunque las carteras se monitorizan diariamente, esos fondos llevan muchos meses dentro de la práctica totalidad de las carteras. En general somos pacientes. No seleccionamos los fondos que brillan enormemente en un momento puntual, sino aquéllos que son consistentemente buenos (de notable para arriba). Y la consistencia no se pierde tan fácilmente como para cambiar los fondos seleccionados de un mes para otro. Tratamos de ser más dinámicos en el asset allocation, es decir, en el peso de los fondos seleccionados, y no tanto en la selección de los mismos. 


Unicaja

Rafael Romero UnicorpRafael Romero, director del Departamento de Inversiones de Unicorp Patrimonio SV, y otros tres profesionales, confeccionan las nueve carteras de cuatro perfiles de riesgo distintos (tres de perfil conservador, dos de perfil moderado, dos de perfil arriesgado y dos de perfil muy arriesgado). Para un patrimonio mínimo exigible de 300.000 euros, establecen un coste en función del perfil de riesgo que va desde el 0,60% al 1% anual.

La firma busca los mejores fondos del mercado, siendo en estos momentos el 100% de los fondos en las carteras de terceros.

¿Cuál es el mayor reto para la gestión discrecional en el próximo año?

Construir carteras más flexibles y globales, limitando el riesgo de caídas para posibles rebotes de volatilidad, aprovechando las oportunidades que va generando un mundo en plena transformación.

¿Cómo se implementa: gestión pasiva o activa o las dos? ¿Por qué?

No nos gusta la gestión pasiva porque solo genera el valor aportado por el riesgo de mercado, olvidando la capacidad  de generar rentabilidad extra por una buena selección de gestores activos. Así mismo, en este mundo de constantes cambios, existe gran dispersión de rentabilidades que permite a un gestor activo encontrar más oportunidades. Un gestor activo elige donde invierte, y en gestión pasiva se compran los valores grandes, sean buenos o malos, estén caros o baratos.

Adicionalmente, en términos de riesgos, cuando vengan momentos de inestabilidad, el incremento del uso de derivados sobre índices para cubrir carteras, tendrá un impacto mayor en la gestión pasiva frente a la gestión activa, que pudiera sufrir una especial falta de liquidez.

¿Cada cuánto revisáis la cartera en circunstancias normales?

La construcción de la cartera la basamos en nuestra visión estratégica, que nos genera oportunidades de inversión con una mirada de medio plazo, por lo que los ajustes suelen ser menores (normalmente algún fondo que no está respondiendo a nuestras expectativas),  manteniéndose el “core” de la cartera sin cambios durante muchos trimestres.

¿Qué perfil está más concentrado y cuál más diversificado?

No nos gusta la concentración, es importante tener diversificación en todo tipo de perfiles. Todas nuestras carteras suelen tener una alta diversificación, con un rango de 18-20 fondos distintos, normalmente también de gestoras distintas, todas de terceros.

¿Cuáles son vuestros fondos core de las carteras?¿Qué tiempo les dais de confianza?

Este año hemos sido especialmente activos renovando muchos integrantes de las carteras, aunque se mantienen productos con fuerte convicción como: GAM Multibond - Absolute Return Bond Plus, Pimco GIS Income, Lazard Objectif Credit, Principal Preferred Securities, Pictet-Global Megatrend Selection, JPMorgan Global Income, Fidelity Iberia, M&G Dynamic Allocation y Groupama Avenir Euro.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente