Quién es quién en el servicio de gestión discrecional en España: Banco Caminos, Santander PB y BNP Paribas WM


El servicio de gestión discrecional de carteras crecerá con fuerza en la nueva era MiFID II. Prácticamente todas las entidades confían desarrollar este servicio y dirigir a una gran parte de sus clientes hacia él. La principal muestra del interés de muchas entidades españolas es el lanzamiento de clases de sus fondos dirigidas exclusivamente para este servicio.

Después de Diaphanum, Intermoney y Unicaja, un banco dirigido a un colectivo concreto, la banca privada de un banco español con actividad global y de un banco internacional con presencia en España siguen una serie de Funds People dedicada a conocer en profundidad los equipos responsables de este área, las características del servicio y los retos a los que se enfrentan.


Banco Caminos

Un equipo de tres personas, liderado por Inmaculada Guerrero Arenas, Inmaculada Guerrero Banco Caminosconfecciona las carteras discrecionales de Banco Caminos, dirigidas a clientes con más de 300.000 euros.

Este servicio, que supone 350 millones de patrimonio para la firma, se divide en cuatro perfiles de riesgo (conservador, moderado, dinámico y arriesgado) y para cada uno de ellos hay carteras de inversión directa en acciones o bonos y carteras que invierten a través de fondos de inversión. En el caso de estas últimas, el peso de fondos de terceros alcanza el 70% y el 30% restante propios.

¿Cuál es el mayor reto para la gestión discrecional en el próximo año?

Los exigentes niveles que muestran los mercados de renta variable y de renta fija convierten la gestión para el próximo ejercicio en un auténtico reto. En un entorno de tipos bajos con una mejoras de las expectativas de inflación, optamos por una gestión flexible y más dinámica en deuda agregada, y una mayor selección de compañías en renta variable. En Estados Unidos, la gestión value empieza a ser atractiva después varios años de excelente comportamiento de compañías growth. En el dólar esperamos que aumente la volatilidad hasta que se materialicen la primeras actuaciones de la administración de Trump en términos fiscales. Creemos que los Bancos Centrales de las principales economías mantendrán sus políticas monetarias acomodaticias hasta ver señales reales de saneamiendo de las mismas.

¿Cómo se implementa: gestión pasiva o activa o las dos? ¿Por qué?

Fundamentalmente, utilizamos un modelo de gestión activa. Uno de nuestros principales valores diferenciales es la agilidad en la toma de decisiones para ajustar las carteras en cada momento a la evolución de los mercados. La gestión pasiva la implementamos de forma residual, y complementaria a la gestión activa, sobre todo a la hora de invertir en sectores, geografías o activos muy específicos.

¿Cada cuánto revisáis la cartera en circunstancias normales?         

Las carteras se monitorizan diariamente y, en una situación normalizada de mercado, los cambios se realizan con una periodicidad media entre uno y dos meses.

¿Qué perfil está más concentrado y cuál más diversificado?

Es más concentrado el más arriesgado y más diversificado el conservador.

¿Cuáles son vuestros fondos core de las carteras? ¿Qué tiempo les dais de confianza? 

En renta fija: Vontobel Fund - EUR Corporate Bond Mid Yield, EDR Financial Bonds, Pioneer Funds - Euro Strategic Bond entre otros. En renta variable: Groupama Avenir Euro, EDR Europe Value & Yield, Robeco US Premium entre otros.


Santander PB

Pedro Mas, Santander Private BankingLa gestión discrecional de las carteras de los clientes de banca privada en Banco Santander está delegada en Santander Private Banking Gestión SGIIC. Pedro Mas, consejero delgado de esta gestora, es el responsable último de este servicio. En total, 37 profesionales trabajan en nueve perfiles de gestión modelizada (mínimo de patrimonio de 100.000 euros), seis perfiles de gestión personalizada (mínimo de patrimonio de 2 millones de euros) y dos gamas de renta variable de gestión de autor.

Actualmente, más de 5.100 millones de patrimonio se concentran en estas carteras, repartiéndose casi a partes iguales entre las modelizadas y las personalizadas, donde atesoran más de 7.800 y cerca de 900 clientes, respectivamente. Por contrato, en este carteras los fondos propios nunca pueden representar más del 25%.

¿Cuál es el mayor reto para la gestión discrecional en el próximo año?

La búsqueda de alfa y continuar aportando valor al cliente en el marco de la nueva regulación.

¿Cómo se implementa: gestión pasiva o activa o las dos? ¿Por qué?

La gestión del asset allocation siempre es muy activa, no obstante puntualmente recurrimos a instrumentos pasivos para replicar ciertas estrategias.

¿Cada cuánto revisáis la cartera en circunstancias normales?

Semanalmente

¿Qué perfil está más concentrado y cuál más diversificado?

Todos los perfiles gestionados están altamente diversificados, de acuerdo a nuestros criterios de prudencia. Nuestro objetivo final es preservar el capital e incrementar el valor real del mismo en el tiempo en función de dicho perfil de riesgo.

¿Cuáles son vuestros fondos core de las carteras? ¿Qué tiempo les dais de confianza?

Aquellos que han mostrado consistencia durante los últimos cinco años según nuestro exhaustivo criterio de selección. El tiempo de permanencia depende de la apuesta de ese asset class dentro de nuestro asset allocation.


BNP Paribas Wealth Management

Silvia García- Castaño BNP Paribas WMSilvia García-Castaño, directora de Inversiones y Gestión Discrecional de Activos, capitanea un equipo de siete personas responsable de la gama de carteras de gestión discrecional a través de fondos denominada Multimanagement Portfolio. Asimismo, de otra gama en la que se combinan los fondos y las líneas directas, también con cinco perfiles de riesgo. En total, un 30% del patrimonio de la firma se agrupa en este servicio.

En cuanto a las comisiones, depende del perfil de riesgo y del volumen. Además, se le ofrece al cliente la opción de optar por una comisión fija, o por una comisión mixta, con un menor componente fijo y uno variable. Respecto al volumen de fondos propios frente a terceros, destacan que no priorizan entre uno y otro ya que trabajan en un esquema de arquitectura abierta, de ahí que las carteras cuentan con un porcentaje mayoritario en fondos de terceros.

¿Cuál es el mayor reto para la gestión discrecional en el próximo año?

En 2018 tenemos cambios regulatorios de relevancia que afectan a nuestra actividad. Sin embargo, el reto de la gestión discrecional no varía este año en relación a los anteriores. Más del 80% de la rentabilidad de una cartera depende de la estrategia de asignación de activos, siendo el porcentaje restante derivado de la selección de los instrumentos financieros más adecuados en cada momento. Por tanto, nuestros esfuerzos se centrarán en cifrar el escenario económico para los próximos años, así como en realizar la mejor asignación de activos junto con la selección de los mejores instrumentos financieros para concretar nuestras ideas de inversión, y por tanto obtener la mejor rentabilidad para nuestros clientes. Adicionalmente, seguiremos invirtiendo en proporcionar el mejor servicio de gestión discrecional a nuestros clientes.

¿Cómo se implementa: gestión pasiva o activa o las dos? ¿Por qué?

En BNP Paribas Wealth Management pensamos que el futuro pasará por un enfoque mixto en el que se combinen la gestión activa y pasiva en las carteras de gestión. La selección de los mejores gestores de gestión activa es clave para la generación de rentabilidad. Sin embargo, es cierto que en algunas categorías de activo muy eficientes o complejas, tiene sentido la utilización de gestión pasiva, con el objetivo de capturar la rentabilidad procedente solamente de la decisión de inversión sobre el activo.

¿Cada cuánto revisáis la cartera en circunstancias normales?

La gestión discrecional es un proceso de evaluación continua en el que las carteras son revisadas diariamente pues los mercados no atienden a periodos establecidos. Cada día que debemos tener una convicción clara sobre nuestro posicionamiento de activos. Sin embargo, es cierto que semanalmente hacemos una revisión en mayor profundidad de todas las posiciones en cartera en nuestro Comité de Inversiones.

¿Qué perfil está más concentrado y cuál más diversificado?

En nuestra opinión la diversificación no depende del perfil de riesgo. La diversificación es uno de nuestros pilares siendo las reglas internas de diversificación las mismas para todos los perfiles.

¿Cuáles son vuestros fondos core de las carteras? ¿Qué tiempo les dais de confianza?

Llevamos años con posiciones core en nuestras carteras. No necesariamente son posiciones a las que vayamos a exigir una rentabilidad muy por encima de su índice de referencia, sino aquellas que nos garantizan la estabilidad en nuestra rentabilidad y dotan de coherencia a nuestra gestión. Fondos como JPM Europe Strategic Dividend, Robeco SAM Sustainable European Equities en renta variable europea, o Wellington US Research en renta variable americana obedecen a esta filosofía.

Sin embargo, también mantenemos otras posiciones en cartera en las que esperamos una rentabilidad significativamente superior al índice de referencia, y que forman parte de nuestra cartera desde hace años. En este caso son posiciones habitualmente más volátiles que podemos asumir gracias a nuestro estricto control de riesgos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído