Tags:

“Queremos aumentar nuestra base de clientes institucionales”


Carla Bergareche toma las riendas de Schroders en España y Portugal con un importante reto: revalidar su condición de gestora internacional que más captó en Iberia en 2009. Según los recientes datos de Inverco, en el primer trimestres de 2010, lo ha vuelto a hacer. “Para nosotros ha sido un año récord a nivel global, con 16.900 millones de euros captados en todo el mundo, colocándonos como segunda gestora que más captó en Europa”, explica Bergareche.

Dos productos han sido la clave de su éxito: el Schroder ISF Euro Corporate Bond y el Schroder ISF Euro Short Term Bond. En el caso del primer producto, su patrimonio pasó en sólo doce meses de 280 a más de 5.000 millones gestionados. “Las ventas en España se han centrado en los productos de renta fija y después una pequeña parte, para los agresivos, en renta variable emergente”, señala. Para Bergareche, el cóctel del éxito ha venido de la mano de una excelente rentabilidad y de un buen servicio. “El balance ha sido muy bueno en rentabilidad. Un 79% de nuestros productos ha batido a sus referencias en los tres últimos años”, explica. Además, reconoce que la satisfacción de los clientes ha mejorado mucho por el soporte que se les ofrece. Estos resultados provocan que Carla Bergareche apueste por la continuidad en la estrategia seguida en los dos últimos años por Leonardo Mathias, hasta marzo responsable de Schroders en España y Portugal.

Para esta nueva etapa, Bergareche se plantea como reto reforzar su posición en el mercado institucional. “Los fondos de pensiones y las aseguradoras son un cliente al que debemos llegar más”, explica. Tampoco quita los ojos del mundo de las pensiones. “No podemos lanzar un producto de pensiones, pero estamos trabajando en entrar en el mercado institucional a través de aseguradoras y planes de pensiones dispuestos a lanzar productos en los que les podemos ofrecer valor”, y añade que las pensiones y la planificación financiera son dos asignaturas pendientes del sector en España.

Por lo que se refiere a la oferta de productos, considera que la renta fija continuará teniendo un espacio protagonista, tanto por el momento de mercado, en el que estos activos ofrecen atractivo, como por la atención que deberán prestar a todos los clientes que los tienen en cartera. Pero sí está convencida de que los inversores irán diversificando cada vez más hacia productos con renta variable.

Otra de sus apuestas es la rentabilidad absoluta, que considera atractiva en el momento actual del mercado. “Potenciaremos la plataforma GAIA, con productos UCITS III. Nuestra intención es contar con una oferta de 12 a 15 estrategias para finales de 2011”, explica. En su opinión, no se debe esperar un salto espectacular en este tipo de fondos. Habrá que dejarles tiempo para que tomen un volumen mínimo, los 500 partícipes para permitir los traspasos sin tributación y se vea la rentabilidad real que ofrecen y no la de los productos originales de Caimán.

Para Bergareche, la reestructuración que está viviendo el mundo de las cajas de ahorros dejará oportunidades. “Hay muchas gestoras detrás del negocio de las cajas”, explica. En su opinión, unas entidades decidirán delegar la gestión en un tercero y otras optarán por vender productos internacionales. Además, reconoce que el negocio de banca privada de las cajas resulta muy interesante.

Sobre la guerra de los depósitos al 4%, considera que es difícil competir, ya que en el cliente genera la sensación de que el activo sin riesgo se encuentra en la actualidad remunerado a un nivel artificialmente elevado. Esto pone el listón muy alto para el resto de inversiones. No obstante, cree que habrá que competir con productos que generen una expectativa de rentabilidad superior, como los de renta variable, high yield y emergentes, categoría en la que Schroders se siente bien posicionada.

Tras los dos últimos años, muy duros para las gestoras internacionales, en la actualidad cree que el verdadero reto lo tienen las gestoras españolas, que están racionalizando su oferta de productos, concentrándose en lo que conocen y externalizando en categorías como los emergentes, renta fija privada y high yield, donde las internacionales cuentan con mayores equipos. En este proceso, Bergareche está observando que las ventas se concentran en un menor número de productos de menos gestoras. Una concentración que, en su opinión, también dejará sitio a boutiques de calidad.

 

Empresas

Lo más leído