¿Queda cuerda? GSAM espera que el comportamiento de los periféricos siga siendo superior


Los mercados europeos han tenido un buen arranque de año, con los mercados de acciones y de deuda de la periferia registrando los mejores comportamientos. En el caso del bono español a 10 años, por ejemplo, su rentabilidad ha caído por debajo del 5%. Y este comportamiento podría no acabar aquí. “Seguimos esperando un comportamiento de los mercados periféricos europeos más fuerte”, asegura Jim O’Neill, presidente de Goldman Sachs AM (GSAM). Pero… ¿ha cambiado en algo la historia? “En el fondo sigue habiendo muchos temas de los que hablar y muchos de los que preocuparse”, afirma. Entre ellos, las elecciones que se celebrarán este año en Italia y Alemania.

Las primeras en celebrarse a nivel nacional serán las italianas. Según explica el gurú en su tradicional carta semanal, tratar de saber quién será el nuevo primer ministro a dos meses vista es algo así como jugar a la lotería, teniendo en cuenta que no hay nadie ni de derecha, izquierda o centro que presente un fuerte liderazgo. “Mi opinión es que, mientras no haya unas proyecciones concluyentes, hablar de este asunto carece de interés”, asegura el experto. Sin embargo, antes de esa fecha están programados los comicios en el estado alemán de Baja Sajonia, que serán el preludio de las elecciones generales que celebrará el país en otoño.

Las últimas encuestas sugieren que la CDU de la canciller Merkel y su partido hermano bávaro, la CSU, muestran una intención de voto del 42%, mientras que los socialistas del SPD se quedarían con un decepcionante 25% de los sufragios y los liberales del FDP con apenas un 2%. “Si los resultados en Baja Sajonia confirman esta tendencia a la baja del partido liberal, existe la posibilidad de cambio en el liderazgo en el FDP y, por consiguiente, el pueblo alemán podría empezar a pensar que una coalición diferente a la actual sería posible tras las elecciones de otoño”, señala el máximo responsable de la gestora estadounidense.

Sin embargo, O’Neill considera que esto en sí mismo no es relevante para la eurozona, ya que tanto la CDU como el SPD y los Verdes están a favor de la UEM. “Se trata más bien de una cuestión de cómo la nueva coalición interactuará con otros países una vez transcurridos los comicios”. En este sentido, el presidente de GSAM cree que la relación con Francia tras las elecciones es de una importancia crucial, ya que es de suponer que Hollande se disponga a cambiar algunas cuestiones clave de Europa. De lo contrario, gane quien gane en Alemania, algunos problemas de base en la eurozona podrían volver a resurgir.

Noticias relacionadas

Lo más leído