¿Qué vender cuando ya no hay que vender? El caso de Alken


Alken fue fundada en el año 2005 por Nicolas Walewski, ex gestor del Oyster European Opportunities. Walewski crea la empresa apoyado por un grupo de inversores que se ofrecieron a poner capital para lanzar el Alken European Opportunities. En sus comienzos la gestora solo comercializaba este vehículo de inversión, producto que invierte en renta variable europea, flexible, dinámico, concentrado y centrado en la selección de valor. El año 2008 fue un año clave. El fondo sufrió en términos de rentabilidad, pero le permitió a Walewski llegar a la conclusión de que había que aplicar una capa macro a la gestión para evitar situaciones en las que el mensaje de las compañías difiriese del que presentaba el mercado.

Durante el 2008, cuando todo el sector se veía inmerso en un proceso de desapalancamiento y desinversión del negocio, Walewski aprovechó para invertir y construir un equipo de análisis. Fue en ese año cuando la boutique lanzó la primera estrategia long/short (estructura SIF, liquidez mensual….). Con dicha cartera, el equipo comienza a ganar experiencia gestionando un libro a corto. En el 2011 lanzaron el Alken Absolute Return Europe como respuesta a la demanda de inversores que le solicitaban que lanzasen una estrategia que fuera capaz de proteger el capital en momentos de caída de mercado.

El interés del inversor por sus productos fue en aumento. El patrimonio ha pasado de los escasos 1.000 millones que gestionaban en 2008 a los 9.000 millones que mantienen en la actualidad. La entidad gestiona una sicav con tres subfondos: el Alken European Opportunities, el Alken Small Cap Europe y el Alken Absolute Return Europe. Dos de ellos están en ‘soft close’ y uno de ellos está en 'hard close'. El primero cuenta desde el pasado 3 de octubre con un límite máximo de entradas de 250.000 euros por cliente y día. El fondo de small caps no admite nuevas suscripciones y el de retorno absoluto acaba de ver limitadas las entradas a 500.000 euros (por cliente y día). Adicionalmente, la firma mantiene 1.150 millones en mandatos.

La pregunta, por tanto, que pudiera surgir es… ¿qué hacer cuando ya no hay que vender? Jaime Mesía, director de Ventas y Especialista de producto para el Sur de Europa, países Nórdicos, Israel, y el continente americano, explica que en Alken nunca se han caracterizado por ser captadores de capital. “Nunca hemos sido agresivos a la hora de captar clientes, ya que la estrategia ha ido más en la dirección de conocer bien al cliente, acercarle a nuestros productos y fidelizarles también a través del servicio post-venta”.

Actualmente, la firma dispone de una red de más de 4.000 clientes, casi 9.000 millones de patrimonio, y solo cinco comerciales globalmente. “Actualmente, la entidad cuenta con 23 personas en un equipo que está dirigido por el propio Walewski, socio principal y gestor de las estrategias con más de 20 años de experiencia en el sector. Somos un equipo pequeño y los comerciales, a diferencia de otras gestoras, son también especialistas de producto con acceso a las carteras y conocimiento de todas las posiciones en las que se invierte o desinvierte con carácter diario. Esto nos da una información que nos permite estar cerca del inversor, con un diálogo más fluido”, asegura Mesía.

“Por lo tanto, por el momento y a expensas de ver cómo se comporta el mercado y nuestros productos, nos centraremos en consolidar el negocio, mantener a nuestros clientes informados de la evolución de las carteras, hacer roadshows de ‘mantenimiento’ y, por qué no, estar pendientes de nuevas oportunidades que puedan surgir siempre y cuando añadan valor y no supongan el poner en riesgo la rentabilidad de las carteras existentes”. En la entidad se centrarán a partir de ahora en reforzar el equipo de inversión, concretamente en el fichaje de un par de profesionales para el equipo de analistas.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 Siguiente

Lo más leído