¿Qué traerán las elecciones de Francia y Grecia? Análisis de Banif


En las próximas semanas los mercados estarán muy atentos a dos procesos electorales: los de Francia y Grecia. Banif acaba de publicar un análisis sobre ambos países y las consecuencias que puede haber en ambos procesos. "En el caso griego, la principal incógnita es si los dos grandes partidos tradicionales alcanzarán la mayoría necesaria para llevar a cabo los recortes fiscales exigidos por la Troika. En el caso francés, la incertidumbre viene de la mano del candidato socialista, François Hollande, que durante la campaña ha despertado dudas sobre su compromiso con el proyecto europeo liderado por el eje franco-alemán", explican desde Banif.

"Aunque los procesos electorales tendrían una importancia secundaria mientras continúe la deriva soberana periférica (en los momentos actuales centrada en España e Italia), la dinámica del mercado puede verse afectada por estas votaciones. Tras haber solventado con relativo éxito el canje de bonos, el riesgo en el caso griego se sitúa en que el resultado de las elecciones arroje una falta de mayoría suficiente para gobernar, o incluso una mayoría de partidos contraria a continuar aplicando las medidas de austeridad comprometidas con los organismos internacionales, lo que devolvería a Grecia al ojo del huracán. En cualquier caso, nuestro escenario central para Grecia se sitúa en línea con los resultados de las últimas encuestas publicadas, donde todo seguiría como hasta ahora, es decir que los partidos tradiciones obtendrían escaños suficientes para materializar un gobierno de concentración", explica la nota.

"En el caso francés, las últimas encuestas apuntan a que existen elevadas probabilidades de un cambio de gobierno. En cualquier caso, una victoria de Hollande no nos preocupa demasiado, ni a nivel macro ni a nivel micro. Y es que el candidato socialista parece alinearse más con la corriente pro crecimiento que comienza a tomar fuerza en Europa (en oposición a la austeridad enarbolada por Merkel), aunque no pensamos que esta divergencia de opiniones pueda dinamitar el buen funcionamiento del eje franco-alemán. Además, es cierto que existe cierta preocupación en el mercado por algunas de las propuestas del candidato socialista (en particular sobre el sector financiero o utilities), si bien en este punto pensamos que hay que diferenciar entre las propuestas realizadas en campaña y lo que finalmente se termina aplicando como programa de gobierno, que normalmente son reformas menos profundas y radicales. Por tanto, no pensamos que existan razones de calado para que el mercado desconfíe ante la victoria de cualquiera de los dos candidatos".

Consulta la nota de Banif.

Archivos adjuntos

Lo más leído