¿Qué puede hacer el inversor con su dinero en el actual entorno? BlackRock da algunas ideas


“La segunda mitad de 2012 estará marcada por tres factores: políticas, políticas y políticas”. Así lo asegura Ewen Cameron Watt, estratega jefe de inversión del BlackRock Investment Institute, quien considera que “mientras los responsables de tomar las decisiones económicas en Europa trabajan con el objetivo de poner fin al drama de la deuda, al tiempo que tratan de reactivar el crecimiento económico, Estados Unidos se enfrenta a una economía que presenta signos de debilitamiento, a unas elecciones y al fin de una política de desgravaciones fiscales”.

A su juicio, "los que tienen que adoptar las medidas se enfrentan a retos muy importantes y, en muchos casos, “parecen incapaces o no están dispuestos a tomar las decisiones correctas. No esperamos un brote repentino de grandes hombres de estado ni en Europa ni en EEUU”, asegura Watt.

El escenario que el BlackRock Investment Institute consideraba más probable para 2012 era el de una creciente divergencia en lo que respecta a la economía y el precio de los activos entre los mercados emergentes que registran un rápido crecimiento y los mercados desarrollados, inmersos en una crisis de deuda. Las economías emergentes, incluida China, se situarían a la cabeza del crecimiento, mientras que Estados Unidos seguiría arreglándoselas. Europa, por el contario, atravesaría una recesión seguida de una recuperación lenta en 2013. “La divergencia funcionó a las mil maravillas en el primer trimestre, pero las dificultades económicas están empujando a los mercados hacia un escenario de estancamiento”, afirman desde la institución.

“Aún creemos que la economía estadounidense y sus activos registrarán mejores resultados que Europa, y que los mercados emergentes impulsarán el crecimiento mediante políticas monetarias y presupuestarias”, comenta Peter Fisher, responsable de Gestión de Renta Fija de BlackRock. “Pero los continuos problemas de deuda de la Eurozona, la negativa de los mercados a aceptar potenciales soluciones y la ralentización que se extiende a nivel global han incrementado las probabilidades de un escenario de estancamiento. Las buenas noticias son que los líderes europeos parecen cada vez más concienciados de que el sistema bancario es el Talón de Aquiles de Europa y parecen cada vez más dispuestos a solucionarlo”, señala Fisher.

A medida que avance el año, los responsables de dictar políticas en EEUU tendrán que decidir cómo gestionar el aumento automático de los impuestos y los recortes del gasto público que podrían reducir un 4% el PIB del país, según el BII. “El miedo a este ajuste presupuestario y a la incertidumbre en materia fiscal ya está llevando a los consejeros delegados de las compañías a aplazar sus decisiones de inversión y sus planes de contratación”, afirma Fisher. Como nota positiva, según indica el informe del BlackRock Investment Institute, para el segundo semestre de 2012 el mercado inmobiliario estadounidense, que desempeña un papel crucial, está mostrando signos de recuperación.

Según revelan desde el instituto, los principales indicadores que podrían modificar sus previsiones serían la habilidad de la Eurozona para enderezar un sistema bancario que se tambalea y diseñar un plan creíble para una mayor unión fiscal; una economía estadounidense fuerte capaz de alejar la amenaza del precipicio presupuestario, y una recompensa visible a los esfuerzos de China por reactivar el crecimiento. “Nos gustaría ver unos indicadores claros antes de adentrarnos en este escenario”, comenta Cameron Watt. “Estos no son tiempos para operaciones heroicas”.

Lo que el inversor puede hacer con su dinero

En este escenario, ¿qué puede hacer el inversor con su dinero? BlackRock Investment Institute aconseja construir una cartera defensiva con un enfoque especial en la obtención de rentas periódicas. “Aproveche las opciones a su disposición para capturar los giros risk-on/risk off de los mercados. Céntrese en oportunidades a muy corto plazo y temas de inversión a cinco años y evite el horizonte de inversión más peligroso de tres a seis meses. Apueste por oportunidades en compañías concretas y por instrumentos con un valor relativo atractivo”, recomiendan desde el instituto.

En renta variable, en el BlackRock Investment Institute prefieren una exposición directa a los mercados emergentes en vez de una exposición a través de multinacionales. “Las compañías con flujos de caja sólidos y un historial de crecimiento en su reparto de dividendo son buenas apuestas”, indican. En renta fija, optan por la deuda corporativa y de países emergentes antes que la deuda pública del mundo desarrollado y de Japón. “Los bonos de alto rendimiento y los títulos hipotecarios tienen buenas perspectivas dado lo limitado de la oferta y el cojín de seguridad que ofrecen en caso de un incremento de la rentabilidad”.

En lo que respecta a materias primas, el petróleo y el cobre les parecen buenas apuestas a largo plazo debido a la escasez de suministro que parece que se avecina. “Teniendo en cuenta las valoraciones, preferimos la renta variable de compañías relacionadas con las materias primas a una exposición directa a estas últimas. Los cereales y el equipamiento agrícola se beneficiarán de la demanda de los mercados emergentes”. Por último, respecto a las inversiones alternativas, las opciones incluyen estrategias de cobertura hedge-fund basadas en los valores relativos, capital inversión centrado en el sector de la energía, mercado inmobiliario unifamiliar estadounidense y suelo edificable prime, así como operadores de parques de energía eólica y solar.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído