¿Qué productos venderán las grandes gestoras españolas en 2012?


Fondos conservadores -como los monetarios y de renta fija a corto plazo- o que ofrezcan rentabilidades conocidas de antemano -como los garantizados-. En esas categorías se centran las apuestas que harán las entidades españolas y en cuya venta se centrarán en 2012, aunque algunas de ellas ya recomiendan, para un perfil de inversión más atrevido, la entrada progresiva en el mercado de crédito y también en renta variable. Otra de las claves serán los fondos con gestión flexible, sin olvidar los de retorno absoluto.

 

Así, aunque Rafael Hurtado, responsable de inversiones de Popular Gestión, asegura que la entidad tiene clientes y ahorradores con distintos niveles de aversión al riesgo y horizontes temporales que demandan productos muy diversos, afirma que “dado el entorno de mercado, en 2012 los tipos de fondos que van a tener una mayor distribución son los garantizados y monetarios”.

 

En este mismo sentido de garantizados y monetarios se postula Ana Rivero, directora de Productos y Market Intelligence de Santander Asset Management España. “Los activos monetarios españoles, actualmente afectados por el panorama de tensión en los mercados de deuda, que pensamos irá disipándose en el año, ofrecen un carry muy atractivo y un esquema de rentabilidad/riesgo muy aprovechable en los fondos monetarios y de renta fija a corto plazo. También los productos conservadores y los fondos garantizados de renta fija, que pueden beneficiarse de estos tipos y su previsible corrección hacia niveles más normalizados, serán productos interesantes”, explica. A la pregunta de qué se venderá el año próximo, responde que fondos garantizados de renta fija, monetarios y renta fija a corto plazo, deuda española, y asset allocation conservadores.

 

También en Ahorro Corporación señalan de cerca los productos más conservadores. “En un entorno de gran volatilidad como prevemos sea 2012, los partícipes seguirán decantándose por productos muy conservadores que ofrezcan un rendimiento lo más cierto posible, a tipos de mercado y, en muchos casos, con garantía de capital. En este sentido, creemos que las gestoras/entidades seguirán apostando por los fondos garantizados, en especial los de rendimiento fijo con pago de rentas, como vector de crecimiento”, afirman, calculando unas rentas de en torno al 3%. Como alternativa a los garantizados para quienes deseen una inversión más liquida, apuestan por productos conservadores de renta fija a corto plazo y monetarios, como el AC Fondepósito y el AC Monetario, donde calcula que el rendimiento se situará en torno al 3,35% - 5% bruto, según el riesgo asumido por cada fondo. “Los actuales diferenciales de la renta fija de máxima calidad, unidos a unas bajas duraciones en cartera, les permitirán ofrecer TAE atractivas con una volatilidad muy controlada y disponibilidad inmediata”, afirman.

 

Gestión flexible
Para la gestora, la tendencia del mercado será la búsqueda de productos con las menores restricciones posibles y una gestión muy activa que les permita posicionarse en la tipología de activo, mercado geográfico y duración que en cada momento mayor potencial tenga. En este sentido, una de las novedades de AC Gestión de cara a 2012 será el lanzamiento de AC Renta Fija Flexible, un fondo de renta fija global y flexible en cuanto a tipología de activos y duración, en el que se verán plasmadas las mejores ideas de su equipo de renta fija, que gestiona más de 1.500 millones de euros.

 

Por su parte, en Bankinter Gestión de Activos también se decantan por fondos garantizados de renta fija, que "seguirán teniendo una buena aceptación en el mercado", según Miguel Artola, director de Inversiones de la entidad. Con un mayor acercamiento bursátil, en la gestora consideran que seguramente los garantizados de renta variable también resulten atractivos tras las caídas de las bolsas en los últimos años y pensando en un horizonte de inversión de 3-5 años. Por ello, también creen que empezará a aparecer interés por fondos de renta variable internacionales, en busca de las zonas de mayor crecimiento.

 

Para BBVA Asset Management, si bien el entorno condiciona el tipo de activo en el que invertir, la decisión debe estar fundamentada por el nivel de riesgo que el inversor está dispuesto a asumir y el horizonte temporal que quieran dar a su inversión. Así, dice que aquellos inversores con un perfil conservador deberían optar por fondos de riesgo bajo o algún producto garantizado si aceptan un horizonte de inversión mayor pero que pueda ofrecer alguna rentabilidad adicional. En el primer caso cabe destacar los fondos BBVA Extra Tesorería y BBVA Ahorro, el primero de ellos garantizado con una estructura de cartera a vencimiento que se renuevan cada 6 meses. “Los fondos garantizados, fundamentalmente los que están ligados a la evolución de la renta variable, creemos será unos de los activos con mayor protagonismo en este ejercicio, dado que permite al cliente más conservador beneficiarse de la subida de los mercados sin perder el capital invertido a vencimiento”, comentan en la gestora.

 

Entrada progresiva en crédito y renta variable
 

Por otra parte, para la inversión a más largo plazo o para aquellos inversores interesados en diversificar y que puedan asumir una mayor volatilidad en su cartera estima que puede ser un buen momento para ir incrementando paulatinamente la exposición a mercados de crédito, especialmente a través de fondos con poco riesgo de tipos, que aprovechen los altos diferenciales actuales y el spread de crédito, como BBVA Bonos Corporativos Flotantes. Igualmente la gestora cree que también buen momento para ir incluyendo en las carteras de los clientes menos conservadores mayores posiciones en renta variable bien a través de fondos mixtos (como por ejemplo Quality Cartera Moderada) o bien a través de fondos de renta variable europea o de Estados Unidos (BBVA Bolsa Europa o BBVA Bolsa USA). “La combinación de reducida exposición y precios atractivos invita a pensar que 2012 será un año positivo para los activos de riesgo, aunque no exento de volatilidad”, dicen en la entidad, estimando que en los próximos meses veremos recuperación de las entradas en fondos con exposición total o parcial a los mercados de renta variable así como a los de crédito.

 

También Invercaixa destaca la importancia de invertir según el perfil de riesgo. Así, para clientes conservadores se centran en fondos de menor volatilidad (monetarios, con rentabilidad conocida o con objetivo de rentabilidad de renta fija) así como los fondos garantizados de renta variable. Eso sí, para aquellos clientes con cierto margen al riesgo, proponen una cartera diversificada que tendrá en cuenta los fondos indicados anteriormente más renta fija corporativa y posiciones más reducidas en renta fija emergentes y high yield. “A medida que se disipen los riesgos de la crisis de deuda existente, hay que considerar como primera opción incrementar exposiciones en renta variable”, explican, a través de fondos como el FonCaixa Bolsa Selección Global, FonCaixa Bolsa USA y FC Bolsa Dividendo Europa.

 

Renta fija y gestión activa
Para Ibercaja Gestión, que también distingue por perfil de riesgo, el activo estrella de 2012 será la renta fija. “En la medida que nuestra perspectiva se vaya materializando, ello habrá de redundar en una importante relajación de los diferenciales de la deuda de las economías periféricas. Así, para un perfil de cliente conservador, recomendamos posicionarse en fondos que inviertan mayoritariamente en deuda pública española”, comenta Valero Penón, director de Ibercaja Gestión. Eso sí, para un perfil menos conservador, dice que resultarán adecuados fondos de renta fija a plazos entre tres y cinco años, con carteras diversificadas de deuda pública y privada, ya que será en esos plazos donde habrá más valor. A esta idea añade los fondos de retorno absoluto y/o fondos con una gestión flexible, la mayoría de ellos en pérdidas en el presente ejercicio, pero que “arrancarán 2012 con unas carteras con un rendimiento interno muy alto que se hará efectivo conforme los mercados mejoren y, además, podrán beneficiarse de la recuperación de los mercados bursátiles”. “En este contexto y con la información actualmente disponible, los productos que prevemos se comercializarán más activamente el año próximo serán fondos de inversión de renta fija con rentabilidad esperada y un perfil de riesgo moderado, así como las carteras de fondos de inversión gestionadas de forma activa”, dice Penón.

 

Finalmente, su recomendación principal es la de invertir ya no en productos individuales sino en cestas o carteras gestionadas de fondos de inversión que, para los distintos perfiles de riesgo de clientes, tienen la ventaja de la diversificación y de la gestión activa.

 

Desde Mutuactivos, creen que la mejor forma de aprovechar la coyuntura económica es a través de la renta fija, con su Mutuafondo, que creen se beneficiará de un estrechamiento del diferencial de crédito. Mutuafondo FI es un fondo de renta fija de corto/medio plazo que invierte en emisiones en euros de grado de inversión (entre AAA y BBB-). La duración de tipos es baja (1,5 años), dado el nivel alcanzado por los tipos de interés pero la duración de crédito es algo mayor (2,5 años). La TIR de la cartera es del 5,2%. Actualmente tiene una alta ponderación en cédulas hipotecarias (españolas y de entidades extranjeras), en deuda de empresas y en deuda senior de banca americana y de los principales bancos europeos. "Será nuestra principal apuesta en 2012 al tener una TIR atractiva y una volatilidad cercana al 1,5%", comentan desde la entidad.

Lo más leído