Tags: Renta Fija |

Qué podría pasar en la renta fija de grado de inversión si hubiera una recesión


El año pasado uno de los grandes focos de preocupación estuvo en el segmento BBB, la pata más baja de las emisiones con grado de inversión y precisamente la que más se ha expandido desde la crisis financiera. El crecimiento ha sido tal que ya representan más del 50% de las emisiones del mercado de grado de inversión tanto en euros como en dólares, como se aprecia en el gráfico de JP Morgan Asset Management a continuación:

Captura_de_pantalla_2019-04-29_a_las_17

El problema no es tanto su tamaño como las implicaciones de ello. Por un lado, porque intrínsecamente supone que el nicho de grado de inversión es más arriesgado ya que son emisiones con una calificación más baja. Pero además como están al borde de la frontera con el high yield implica que el segmento de grado de inversión es más susceptible a movimientos fuertes de los diferenciales si hay revisiones a la baja de ratings.  

Ya en 2018 las revisiones a la baja superaron las de revisiones al alza, según datos de JP Morgan AM. Dicho lo cual, Neil Hutchison, gestor de las carteras Managed Reserves y de sus ETFs Ultra-Short, aclara que el problema en Estados Unidos se concentraba en grandes emisores y que esas revisiones negativas han sido de un escalón solo mientras que en Europa se explican por la debilidad del crecimiento –hay una correlación casi perfecta entre la caída del índice PMI y las revisiones negativas- como por Italia.

La preocupación nace además por el mayor interés por estas emisiones. Mark Munro, director de inversiones de crédito Aberdeen Standard Investments, lo resume perfectamente en este artículo anterior: “Una compañía de seguros que antes hubiera invertido con gusto en un bono con calificación "AA" o "A" ahora busca en el universo "BBB" el rendimiento que necesita.  Por lo tanto, a medida que aumentaba la demanda de riesgo de bonos corporativos, aumentó la demanda de BBB.  Como tal, la deuda de BBB ha incrementado su ponderación en el índice en la última década”.

¿Qué pasaría con este nicho si hubiera una recesión en Estados Unidos? Según cálculos de JP Morgan AM, un 9% del mercado podría caer por debajo de grado de inversión. Es decir, que un peso importante de inversores pasaría a tener deuda high yield en su cartera.

Captura_de_pantalla_2019-04-29_a_las_17

Ya en la crisis los spreads de las emisiones BBB se ensancharon más que sus homólogos con mejor calificación. Solo que ahora, como bien recuerda Hutchison, el diferencial con emisiones con rating A-AAA es de apenas 25 puntos básicos por lo que el colchón es mínimo.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas