Qué parte de la cartera del Invesco Pan European Equity es value y qué parte es growth


El Invesco Pan European Equity sigue siendo a día de hoy el fondo internacional de renta variable con más patrimonio en España, según datos del barómetro que publica Funds People. Su éxito en España es tal que, de los 3.300 millones de euros que atesora el fondo en estos momentos, prácticamente el 60% corresponde a inversores españoles. Para seleccionar las 66 compañías que actualmente tienen en cartera (habitualmente el rango se mueve entre las 65 y las 75), sus gestores, John Surplice (encargado de la parte paneuropea) y Martin Walker (centrado en el mercado británico, al que hoy exponen el 28% de la cartera), siguen un análisis fundamental basado en la valoración. Y es que se trata de un producto eminentemente value, como demuestra el hecho de que el PER medio de los valores que tienen en cartera sea de 13 veces.

Sin embargo, eso no significa que también posean acciones growth, adquiridas -eso sí- “al precio correcto”, subraya Surplice durante una reciente visita a Madrid. Si descomponemos la cartera del Invesco Pan European Equity en lo que es value y lo que es growth podemos tener una fotografía aún más precisa de qué peso tiene cada estilo de inversión. En términos generales, el 78% del patrimonio está invertido en compañías value, mientras que un 20,3% correspondería a valores growth. El 1,7% restante es lo que Surplice y Walker tienen en liquidez. Ese casi 80% que destinan a empresas value está fundamentalmente invertido en sectores cíclicos de la economía. “Es donde se encuentran las mejores oportunidades de inversión a largo plazo”, explica el gestor.

Siendo más concretos, la mayor parte de las apuestas value que encuentran Surplice y Walker se reparten entre un universo muy diversificado de sectores. Los que actualmente tienen un mayor peso son el bancario y el energético, con una ponderación del 15%, respectivamente. La banca ha sido, históricamente, la gran apuesta del fondo. Es ahí donde están encontrando las oportunidades más atractivas por valoración. Esta exposición la distribuye entre un buen número de entidades financieras, principalmente del sur de Europa y británicas. “Royal Bank of Scotland y Barclays cotizan muy baratas”, afirma. Deja fuera a las nórdicas, las cuales encuentra caras. Paradójicamente, en estos momentos ninguna de ellas aparece en el top 10.

El sector energético es otra de las grandes apuestas de los gestores del fondo. Es donde mantienen una posición más sobreponderada con respecto al índice de referencia, siendo 7,5 puntos superior al MSCI Europe. Aquí las apuestas que hace son más concentradas. Destacan especialmente las petroleras, cuatro de las cuales –Royal Dutch Shell, BP, Total y Eni- se encuentran entre las diez primeras posiciones del fondo, con un peso conjunto del 13%. “Muchos dicen que el sector energético es cíclico; yo no lo veo así”, señala. Siguiendo con el análisis value de la cartera, además de banca y energía, aparecen compañías de materiales de construcción y operadoras de telecomunicaciones, con ponderaciones conjuntas del 10,3% y del 8,3%, en cada caso. También hay empresas de productos básicos de consumo, con un peso del 6%.

“Las acciones value europeas ofrecen hoy una valiosa cobertura en la construcción de la cartera, justo en un momento en que la renta variable estadounidense y el growth han dominado el ciclo debido a un política monetaria extraordinaria y, por consiguiente, se han vuelto caras. Hoy el mercado está lleno de oportunidades. La esencia de la estrategia es invertir en acciones que ofrezcan un descuento interesante, pero no comprar barato simplemente por el hecho de estar barato. Si la compañía es cíclica, es importante saber en qué punto del ciclo nos encontramos. En caso de que la oportunidad se presente a través de una empresa con escasos beneficios, necesitas saber cuáles serían los catalizadores que los podrían hacer mejorar. Al final, lo verdaderamente relevante es la evolución de los beneficios… y en ser paciente con tu inversión. Algunas de nuestras ideas han funcionado y otras aún no lo han hecho”, explica Surplice.

En lo que respecta a las ideas growth en cartera, Surplice considera importante mantener una exposición apropiada a este estilo de inversión, siempre que se entre a un precio adecuado. “Comprar una compañía con un PER elevado puede ser muy peligroso. Esto ya lo hemos visto en el pasado”, alerta. El 20,3% que tienen en compañías de crecimiento se puede descomponer en tres sectores principales: industria aeroespacial y de defensa (6,4%), sanidad (4,5%) y tecnológicas de la información (3,9%). De las compañías que integran estos sectores, las únicas empresas que se pueden encontrar entre las diez primeras posiciones de la cartera en estos momentos son dos farmacéuticas: la suiza Roche y la alemana Bayer. Esta suma de compañías value y growth da como resultado una cartera con una beta ligeramente superior a uno.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído