¿Qué papel juegan las mujeres en la industria de gestión de activos?


A pesar de años de desarrollo de la industria mundial de gestión de activos, sigue siendo un hecho que la proporción de profesionales femeninas sigue estando infrarrepresentada en comparación con sus comparables masculinos. Morningstar ha realizado un ambicioso estudio con el que trata de indagar en las razones que puedan explicar esta desigualdad. Para conseguirlo, se ha analizado una muestra de 26.340 gestores al cargo de 54.377 fondos de inversión en 56 países.  “Las tendencias que vimos en EE.UU., España y Hong Kong se repiten globalmente: con frecuencia no se nombra a mujeres para gestionar fondos de inversión, con independencia de la geografía. Globalmente, en torno a una de cada cinco gestores es una mujer, y esa tasa de gestión no ha cambiado desde 2008. Estos números sugieren que el conjunto de la industria de fondos no se está haciendo más inclusiva por género”, resumen los autores del informe.

Baja representación por países

Por geografía, el estudio ha detectado que los países con mayor proporción de gestoras (al menos un 20%) son aquellos con mercados de menor tamaño: Singapur, Portugal, España, Francia y Hong Kong. Sin embargo, en los centros financieros de mayor tamaño, la tasa local está por debajo de esa media del 20%. De hecho, en países como Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Reino Unido, Luxemburgo u Holanda, la estadística oscila entre el 11% y el 14%. En EE.UU. y Alemania la tasa es todavía más baja, del 10% y el 9% respectivamente, y los expertos han detectado una caída respecto a los máximos de representación, del 11% y el 12% respectivamente, que se registraron en 2008. “Esta es una tendencia a la baja que hemos visto en general en todos los grandes mercados”, añaden los expertos.

Una explicación a esta menor tasa de mujeres en los mercados de mayor tamaño es porque “hay sesgos que evitan que las profesionales tengan más éxito en países como Australia, Nueva Zelanda, EE.UU., Alemania, Brasil, India y Polonia”. En todos estos países se observó una tasa mayor de mujeres con la titulación CFA que de mujeres gestoras. “Es más, el Instituto CFA informó de que el 49% de las mujeres se examinan de CFA primordialmente para avanzar en su carrera o para mejorar las posibilidades de conseguir un trabajo, en comparación con el 45% de los hombres”. La conclusión a la que llegan los autores del estudio es que “parece más difícil – o menos atractivo- que las mujeres gestionen fondos en países donde la industria está más establecida y en donde los hombres han dominado los roles de liderazgo durante mucho tiempo”.

Diferencias por segmentos

El estudio de Morningstar ha detectado que las mujeres están mejor representadas en algunas áreas de la industria que en otras. Por ejemplo, es un 36% más probable que una mujer gestione un fondo pasivo que uno activo de la misma clase de activo. En el caso de ser un fondo de renta fija, las probabilidades de que una mujer gestione un vehículo pasivo que uno activo son del 23%. Finalmente, las probabilidades de que una mujer se encargue de la gestión de un fondo multiactivos pasivo frente a uno activo se disparan al 41%.

Algo similar sucede en el campo de la ISR. El estudio ha detectado que es un 24% más probable que una mujer gestione un fondo con estos criterios a que lo haga un hombre.  Igualmente, es mucho más probable que se elija a una mujer antes que a un hombre para gestionar un fondo de fondos. Por ejemplo, la probabilidad de gestionar un fondo de fondos de renta variable se incrementó desde el 49% al 96% durante el tiempo que duró el estudio de la firma (entre 2008 y 2015). En comparación, las probabilidades de que una mujer sea elegida para hacerse cargo de un fondo de fondos de renta fija cayó del 96% al 52% durante el mismo periodo.

 “Nuestro análisis no puede determinar si a las mujeres se les ofrecen desproporcionadamente más puestos de gestión pasiva o si buscan activamente esos cargos. Sin embargo, los datos nos dicen que es menos probable que la gestora media se implique en la gestión activa”, resumen desde Morningstar.

En el caso de las mujeres que llegan a ejercer efectivamente el cargo de gestora, el estudio ha descubierto que tienen menos probabilidades que sus compañeros hombres de gestionar múltiples fondos a la vez: “Descubrimos que en los casos en los que una mujer gestiona un fondo, sus probabilidades de gestionar un segundo fondo son más bajas. Sus probabilidades se vuelven todavía más bajas por cada fondo adicional que se añada. Específicamente, después de la primera asignación de gestión, la probabilidad de que una mujer obtenga una segunda asignación cae al 94% para un fondo de renta variable, un 60% para uno de renta fija y un 99% para uno multiactivo”. En Morningstar consideran que este hallazgo “puede sugerir que es menos probable que las mujeres se conviertan en líderes en políticas de inversión o que sus gestoras las vean como gestoras estrella que puedan atraer activos a ofertas basadas en sus reputaciones”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído