Tags: Gestores |

¿Qué ocurriría si Grecia abandona el euro? Skandia explica cuáles son los escenarios posibles


Una reciente encuesta revela que la mayoría de los inversores esperan que Grecia abandone el euro en algún momento de los próximos 18 meses. “Si bien es evidente que el riesgo a una salida del país de la eurozona ha aumentado considerablemente, una vuelta de Atenas al dracma es menos probable de lo que algunos piensan, en parte debido a las devastadoras consecuencias que una decisión de este tipo podría tener para todas las partes”, asegura Rupert Watson, director de Inversiones de Skandia Investment Group. Si bien tratar de predecir qué ocurriría en caso de un escenario u otro resulta “extremadamente difícil”, el experto lo intenta.

En un artículo publicado en su página web, este experto habla sobre los cuatro escenarios que podrían darse tras las elecciones del próximo 17 de junio, tres de los cuales cuentan con una victoria del líder de la coalición de la izquierda radical (SYRIZA), Alexis Tsipras, y sólo uno con una mayoría absoluta de los dos grandes partidos mayoritarios que les permita formar gobierno y continuar con los planes de austeridad. “Si predecir lo que le sucedería a Grecia si abandonase el euro es difícil, tratar de augurar qué consecuencias podría acarrearle a la eurozona esta disidencia es aún más complicado”.

En opinión de Watson, la eurozona sin Grecia podría ser un lugar más estable. “El BCE podría responder de forma contundente con nuevas operaciones de refinanciación a largo plazo y comprando deuda pública de países en problemas. Esto, unido a las reformas estructurales que están aprobando los gobiernos periféricos, estabilizaría los mercados e incrementaría la confianza, lo que provocaría un retorno de los inversores a las bolsas y los mercados de bonos gubernamentales ante lo que suponen unas valoraciones atractivas y unas rentabilidades muy elevadas en comparación con las ofrecidas por el bund alemán”.

El otro escenario es mucho menos halagüeño. “Las empresas y los inversores se imaginan que Portugal, Italia y España serán los siguientes en abandonar la eurozona. Los políticos negarían este extremo, algo que no sería creíble con el antecedente heleno. Como resultado de estos miedos, se produce una fuga masiva de capitales desde todas las economías periféricas hacia Alemania. Habría además un riesgo de colapso del crédito bancario y, por lo tanto, de la eurozona. El resultado, en términos generales, podría ser desastroso, mucho peor que el efecto provocado por Lehman Brothers”, asegura el experto.
 

Noticias relacionadas

Lo más leído