¿Qué nota tiene España como país para los partícipes de los fondos?


La respuesta a esta pregunta puede variar considerablemente dependiendo de quién responda y qué aspectos concretos se tengan en cuenta. La firma Morningstar ha presentado su segundo estudio bianual en el que sus analistas cualitativos valoran los países en los que están basados y, de un total de 22 jurisdicciones, España aprece en la parte final del ránking. En concreto, recibe una C Regular y tan sólo supera a Sudáfrica y Nueva Zelanda. Por delante, países como Italia, Australia o Japón y lideran el ránking Singapur y Estados Unidos. Estos dos países, junto con Tailandia, son los tres únicos que consiguen una A.

El estudio tiene en cuenta distintos aspectos que influyen en la experiencia final de los partícipes. Así, se analizan temas como el papel de las gestoras, de los distribuidores, la estructura y eficiencia de los reguladores, temas impositivos y el papel de los medios de comunicación. Para realizar el estudio, los expertos de Morningstar han combinado tanto aspectos cuantitativos como cualitativos y, estos últimos, son valorados por los distintos analistas que la firma tiene en cada país. Para España han sido Fernando Luque y Javer Sáenz de Cenzano los que han participado.

En el apartado de regulación y tasas, España sí recibe una mejor nota, en concreto, la tercera mejor. Obtiene una B más, sólo por detrás de Hong Kong y Singapur. Este apartado valora si los partícipes están bien protegidos por las leyes locales y sus reguladores y cuál es la imposición tributaria en relación a los fondos, tanto en temas de dividendo como por ganancias de los productos y también los incentivos para el ahorro para la jubilación.

También una B aunque en este caso Menos, obtiene España en materia de trasparencia de los fondos. Se centra este análisis en la información que el partícipe recibe periódicamente de la gestora sobre los productos en los que invierte y las distintas fuentes de información de datos de fondos que están disponibles en el país. Suecia y Estados Unidos reciben la más alta calificación en este apartado.

En materia de comisiones y gastos de los productos, España vuelve a la C Menos, tan sólo por delante de Italia y Canadá. Morningstar tiene en cuenta el TER de los fondos comercializados en cada país y analiza en profundidad este aspecto así como los costes por asesoramiento que se pagan en algunos países.

El último aspecto analizado por Morningstar es la experiencia de los partícipes con las fuerzas de venta de las gestoras y cómo los medios de comunicación informan sobre este sector. En este caso, España se sitúa también a la cola de los 22 países, con una D, tan sólo por delante de Tailandia. Esta mala nota se debe, según explica el estudio, a las retrocesiones que cobran algunos asesores por la venta de fondos de inversión y al uso generalizado de las plataformas de fondos en las que hay un número limitado de productos. En cuanto a los medios de comunicación, la firma asegura que las noticias aparecidas en España sobre fondos no suelen tratar temas de costes de los productos ni motivar el ahorro a largo plazo.

Consulta el informe completo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído